TRADUCTOR-TRANSLATE

lunes, 13 de febrero de 2012

LA BABILONIA MATERIAL


ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE CINCUENTA Y TRES

LA BABILONIA MATERIAL

En este mensaje examinaremos la Babilonia material (18:1-24). La Biblia revela tres aspectos de Babilonia: la antigua Babilonia literal, la Babilonia religiosa y la Babilonia material. La antigua Babilonia estaba en lo que hoy es Irak. Visité esa región hace dieciocho años y me pareció muy polvorienta y caliente como un horno. No pude soportar el clima. Antes de visitar esa área, estudié las maldiciones que contiene la Biblia sobre Babilonia. El Antiguo Testamento, especialmente el libro de Jeremías, contiene muchas maldiciones y sentencias pronunciadas por Dios contra Babilonia. Durante mi visita, pude ver que en todos los aspectos lo dicho por la Biblia en cuanto a Babilonia se ha cumplido.
La antigua ciudad de Babilonia es también la antigua Babel. Génesis 11 habla de la torre y la ciudad de Babel. Tanto Babel, el nombre hebreo, como Babilonia, el nombre griego, significan confusión. Babel fue fundada por Cus, el padre de Nimrod. De acuerdo con la historia, Nimrod inventó el sistema de adoración pagana de idolatría. Muchos siglos después, Babel fue ensanchada por Nabucodonosor y vino a ser la Babilonia conocida en el Antiguo Testamento. Babilonia se volvió maligna y diabólica porque bajo Nabucodonosor los babilonios destruyeron el templo y robaron los utensilios sagrados que se usaban en el servicio del templo de Dios (Dn. 1:1-2; 2 R. 25:8-9, 14-15). Además, Nabucodonosor llevó esos utensilios a Babilonia y los puso en el templo de sus ídolos (Dn. 1:1-2). Esto fue un insulto a Dios. En el tiempo de la restauración, en el Antiguo Testamento, Esdras trajo esos utensilios de vuelta a Jerusalén, y los puso en el templo que había sido reconstruido (Esd. 1:7-11; 5:14; 6:5). Por consiguiente, Babilonia se hizo maligna no solamente por su idolatría, sino también por destruir el templo de Dios y llevarse cautivo el pueblo de Dios y los utensilios sagrados.
En la Biblia tenemos dos líneas importantes: la línea de Babel y la de Jerusalén. La línea de Babel es una falsificación de la línea de Jerusalén. Antes de que Dios comenzara la línea de Jerusalén, Satanás había comenzado su falsificación. Por consiguiente, las dos ciudades, Babilonia y Jerusalén, se oponen entre sí. Estas dos líneas han continuado hasta el presente. La iglesia es la Jerusalén de hoy, y la Iglesia Católica Romana es la Babel actual, Babilonia. Además, las hijas de la gran ramera, las denominaciones y grupos que continúan practicando algunas de las tradiciones babilónicas, también pertenecen a la categoría de Babilonia. Solamente las iglesias locales puras y genuinas están en la línea de Jerusalén en la actualidad. Esta es la consumación de la Biblia, el producto final de la línea de Babel y de Jerusalén.
Los capítulos del diecisiete al veintidós son la conclusión máxima de toda la Biblia. En estos capítulos también vemos dos ciudades: Babilonia y Jerusalén. Babilonia será totalmente destruida, y Jerusalén será completamente edificada. Esta es la consumación de la Biblia, el resultado máximo de la línea de Babel y la linea de Jerusalén.
Los escritos de G. H. Pember y el libro de Alexander Hislop titulado Las dos Babilonias, dicen que sin excepción, toda las religiones paganas tuvieron su origen en Babilonia. La religión inventada por Nimrod se ha propagado a todo el mundo, hasta India, China y Japón. Por ejemplo, Nimrod dio origen al cuadro de la madona y su niño. La historia que yace detrás de ese cuadro es una historia maligna de incesto. Sin embargo, ese cuadro ha sido tomado por el catolicismo y presentado como María y Jesús. Cuando yo era niño, vi ese cuadro de la mujer y el niño en los templos de idolatría en China. Más tarde, me sorprendió ver el mismo cuadro en una catedral católica. Finalmente, al estudiar me enteré de que ambos tenían el mismo origen. Los primeros misioneros católicos que llegaron a China encontraron la imagen de la madona y el niño en los templos budistas. También se encuentra en Japón y en India. Aunque el mismo cuadro con diferentes títulos se halla en todas partes, el origen se remonta a Nimrod en Babel. Este ejemplo muestra que todas las religiones son extensiones de Babilonia. Todas las religiones proceden de un solo origen diabólico, la antigua ciudad de Babilonia.
El segundo aspecto de Babilonia es la Babilonia religiosa. A los ojos de Dios la Iglesia Católica Romana es Babilonia, pues conserva muchos aspectos del judaísmo y ha asimilado mucho del paganismo.
El tercer aspecto de Babilonia, es la Babilonia material, la cual es la ciudad de Roma.
Es difícil algunas veces distinguir entre estos tres aspectos de Babilonia debido a que la Biblia no los separa. Por ejemplo, la Babilonia de Apocalipsis 18 es la Babilonia material. Cuando yo era joven, algunos maestros cristianos me decían que ésta era la Babilonia literal. Sin embargo, este capítulo no se refiere a la Babilonia literal, sino a la ciudad de Roma, la cual a los ojos de Dios es Babilonia.
En Apocalipsis 17 y 18 se habla de dos aspectos de Babilonia, el religioso y el material, y ambos están mezclados. Por un lado, la mujer del capítulo diecisiete es una “ramera” y representa la iglesia apóstata; pero por otro, es una “mujer” y denota la ciudad de Roma. El versículo 1 habla de la ramera, y el versículo 18 de la mujer. Por consiguiente, la mujer de este capítulo representa el aspecto de la ramera, la iglesia apóstata, y también el aspecto de la mujer, la ciudad física de Roma.
No es fácil entender la Biblia. Necesitamos examinar detenidamente y con oración ciertos pasajes varias veces. No se por qué el Señor en algunos versículos usa indiscriminadamente los diversos aspectos de Babilonia; lo único que sé, es que lo hace. Conocer los aspectos de Babilonia equivale a conocer las profecías relacionadas con las dos venidas de Cristo. En varios pasajes del Antiguo Testamento se mencionan juntas las dos venidas de Cristo. Son como dos cordilleras que parecen una sola cuando se miran desde lejos. Pero cuando uno se acerca se da cuenta de que hay una gran separación entre las dos. Cuando leemos las profecías sobre la venida de Cristo, tenemos que saber cuál se refiere a Su primera venida, y cuál a la segunda. Así sucede con los versículos que se refieren a Babilonia. Debemos discernir cuáles hablan de la antigua Babilonia, cuáles de la Babilonia religiosa y cuales de la Babilonia material. Si entendemos esto con claridad, podremos entender los capítulos diecisiete y dieciocho de Apocalipsis. Hace años yo sencillamente no entendía estos capítulos debido a que no conocía los diversos aspectos de Babilonia. Si los entendemos, tendremos un cimiento sólido para comprender estos dos capítulos, y podremos discernir cuáles versículos se refieren al aspecto religioso y cuáles al material.

II. LOS DOS ASPECTOS
DE BABILONIA LA GRANDE

En 18:3 se mencionan los aspectos material y religioso de Babilonia. Allí dice: “Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de su lujo”. “Las naciones han bebido del vino ... y los reyes de la tierra han fornicado con ella...” Esto se refiere al aspecto religioso, mientras que “los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de su lujo” se refiere al aspecto material. Es la religión romana, no el Imperio Romano, la que ha embriagado a todas las naciones con su vino religioso y diabólico. Del mismo modo, es la ciudad de Roma, no la Iglesia Romana, la que ha enriquecido a los mercaderes de la tierra de la potencia de su lujo. Por consiguiente, en un solo versículo se incluyen el aspecto religioso y el material.

III. EL LLAMAMIENTO A SALIR DE ELLA

El versículo 4 dice: “Salid de ella, pueblo Mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis sus plagas”. Puesto que Babilonia la Grande tiene dos aspectos, salir de ella significa salir de la Babilonia material y de la religiosa. Esto lo demuestra el uso del pronombre “ella” en este versículo. El antecedente de este pronombre es la Babilonia de dos aspectos revelada en los versículos 2 y 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario