TRADUCTOR-TRANSLATE

martes, 8 de enero de 2013

NUEVO BLOG: TABERNÁCULOS

TABERNÁCULOS: ÚLTIMO GRAN AVIVAMIENTO (U.G.A.)


CONTINUAMOS EL BLOC FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN. (http://txemarmesto.blogspot.com.es/). CRUZADO EL JORDÁN EL REMANENTE FIEL ESPERA EL APOTEÓSICO DERRAMAMIENTO FINAL DE LA FIESTA DE TABERNÁCULOS, PLENITUD DE PENTECOSTÉS, EL MEJOR VINO DEL FINAL, ¡LA MANIFESTACIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS! "La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jahweh de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jahweh de los ejércitos". Hg. 2:9 ¡BIENVENIDOS Y SEAN BENDECIDOS!

AMADOS LECTORES:

Como han podido leer en el encabezamiento y título del bloc, este es continuación de FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN, que puede considerarse como la proclamación, el toque de trompeta, el Yon Teruag previo a Yon Kipur. Creemos que con la publicación del libro "Finisterre al Borde del Jordán", coronando el periplo de unos dos años, entramos en un periodo donde el juicio de Dios pasa de ser anunciado, a ser ejecutado en Su Casa. Creemos que la tormenta que despertó a Jonás, viene para despertar a los Zorobabeles de turno. Después la gloria de Tabernáculos caerá sobre el Remanente Santo y Fiel de los que se arrepintieron y se santificaron, saliendo del Sistema Babilónico. Se habrán completado así el llamado de las trompetas, la expiación y los tabernáculos, las tres fiestas que en conjunto forman la última grande y apoteósica Fiesta de Tabernáculos, que nos introducirá en el Reino.

Estamos en este enlace: 

http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/

martes, 18 de septiembre de 2012

FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN (Feb-1996, registrado Feb-2012)

Cabo de Finisterre en España (Lo Último de la Tierra)
(Hc. 1:8; Mt. 24:14)
Río Jordán en Israel, (La Tierra)
(Josué 1:2)


















LA VISIÓN
"Había un campo vallado en estado virgen,
en espera de ser labrado.
Fuera del campo todos los hermanos esperábamos para entrar,
pero el acceso nos era impedido por dos matas que obstruían la puerta,
a uno y otro lado.
El Señor le mostró a una hermana que dichas matas eran
la INCREDULIDAD  y la MURMURACIÓN.
La visión concluía siendo uno de los hermanos,
que estaba presente y fue identificado,
el primero en aplastar las matas y entrar al campo,
y siguiéndole después todos los demás".


CARTA DE ENVÍO DEL PRIMER MANUSCRITO A MARIO Y BETTY ORSINI:

Casi tres años después de recibir la revelación envíe esta carta a mis padres en el Señor:

19-10-98

¿Cómo Comenzará el U.G.A.? (Último Gran Avivamiento Mundial)

Amados padres en el Señor:

Hace unos tres años (febrero del 96) que el Señor me hablaba de sus planes para el U.G.A. (Último Gran Avivamiento). Por aquel entonces yo se lo conté a un reducido número de personas individualmente y a vosotros os lo esbocé en Madrid, además de habéroslo insinuado tenuemente en mis cartas. Esto era lo que el Espíritu me hablaba:

Pablo como apóstol de los gentiles fue llamado a ejecutar una parte de La Gran Comisión (Mt 24:14: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin); concretamente el “hasta lo último de la tierra” de Hc 1:8: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”; y de Hc 13:47: “Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”. Pablo se esforzó y dejó dicho que todo lo llenó del evangelio hasta Ilírico; pero su bendita obsesión seguía siendo ese “hasta lo último de la tierra”. No era Roma su obsesión sino ESPAÑA ¿Por qué? Porque en los tiempos bíblicos del Antiguo Testamento y en el tiempo de Pablo, lo que el mundo romano conocía como “lo último de la tierra” era ESPAÑA. De hecho, los romanos llamaron Finisterre (en latín Fin de la Tierra) al cabo de Galicia más occidental de ESPAÑA, situado en la provincia de A Coruña; provincia que también por idéntico motivo era lugar de peregrinaciones, pues en Santiago de Compostela se sitúa la catedral de Santiago Apóstol, objeto de las peregrinaciones y término del famoso “Camino de Santiago”.

Fue el Espíritu Santo quien (sin yo saber todavía que el bíblico “hasta lo último de la tierra” aludía a ESPAÑA, la Tarsis donde Jonás quería huir) llamó mi atención trayendo a mi mente la palabra Finisterre. A los pocos días en un retiro, una de las predicaciones se centró en la intención de Pablo de venir hasta ESPAÑA, de llegar hasta lo último de la tierra; confirmándose mi intuición de manera objetiva y con gran nitidez.

Pablo pretendía cumplir y acabar en ESPAÑA La Gran Comisión en la parte que le había sido encomendada (Hc 22:21: Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles; Mt 24:14: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin); tal era su bendita obsesión y no Roma. De hecho, en su carta a los romanos, lo menciona dos veces. Sin embargo, parece ser que los planes de Dios eran que esa parte quedara en suspenso por 2.000 años y que fuéramos nosotros quienes la implementáramos ahora.

El Espíritu continuó hablándome con posterioridad para ampliarme los detalles. Entre ellos me señalaba la relación entre el “oro refinado” de Apocalipsis 3 que LAODICEA necesita con Tarsis. Tarsis (ESPAÑA) era el lugar donde los barcos fenicios, es decir, gentiles, se aprovisionaban del oro y la plata; de ahí lo de las ínclitas “naves de Tarsis”. El Señor unía así ESPAÑA, con el “oro refinado” que Laodicea, la iglesia del fin del siglo, la iglesia actual, tanto necesita. Es decir, ESPAÑA está llamada a convertirse en exportadora de la auténtica fe (oro refinado en fuego) a todo el mundo, en la nación clave para el fin de siglo. Si a esto se le añade que Europa está llamada a ser el centro de los acontecimientos apocalípticos, el panorama queda trazado muy claramente: El U.G.A. se centrará en Europa, con España como epicentro del terremoto espiritual de fuego de Dios, que será exportado desde aquí “a todas las naciones y entonces vendrá el fin”.

Este sería el panorama general, pero ¿cual sería el primer paso, el comienzo del U.G.A.? La contestación está en la interpretación de la visión que el Señor me dio, el libro que os envié en su día. Ese primer paso, en resumidas cuentas, consiste en parar (literalmente), es decir, acampar como en Gilgal, y santificar la Iglesia. Como consecuencia de ello vendrá un gran derramamiento del Espíritu Santo sobre la iglesia de España y Portugal; literalmente ¡un PENTECOSTÉS II! Dicho de otra forma: esperar en el aposento alto la reparación de las redes, con las barcas varadas; es decir, la circuncisión de los corazones.

Todo esto que el Señor me habló tiene unos tres años y está siendo confirmado amplia y meticulosamente. La última confirmación es la profecía que por "casualidad" escuché de un americano de USA y que os acompaño a la presente: (Tal profecía se recoge al final del libro, dentro del capítulo de apéndices, en  "Confirmaciones a la visión de Finisterre).

Posdata:
¿Entendéis ahora conmigo el porqué todo el mundo cristiano lleva tantos años orando por España? Era Dios guiando a la cristiandad a interceder por Finisterre.


NOTAS PRELIMINARES:

¡Al fin llegó! 
Es el momento de publicar la interpretación de la visión que dio origen a este blog. Este acto de proclamación profética a las naciones, principalmente al mundo hispano-luso, es sin duda un  momento solemne y sagrado de nuestra vida. Creemos que además es fundamental para el cumplimiento del eterno propósito de Dios en nuestros tiempos.

Varias de las últimas publicaciones en el blog, han sido confirmaciones realmente sorprendentes a la interpretación de la visión, que nos han llegado durante este último mes o mes y medio; visión que hace unos  dieciséis años también diera lugar a este libro que publicamos hoy. Entre ellas queremos destacar estas cuatro:

ENTRAR A LA BUENA TIERRA, Witness Lee
http://txemarmesto.blogspot.com.es/2012/07/entrar-la-buena-tierra-ev-exodo-witness.html

ÚLTIMA ETAPA DEL CRECIMIENTO ESPIRITUAL: PLENITUD DE CRISTO (Primero APRENDER para, tras pasar el Jordán, COMBATIR ), Witness Lee

CRISIS DEL JORDÁN, por Clayton Sonmore:
EL CRUCE DEL JORDÁN, Revista Aguas Vivas:

Dejamos constancia que ni habíamos oído hablar de Clayton Sonmore (*) hasta que leímos su libro "Maestros del Engaño" en el pasado diciembre y que su libro "Más Allá del  Pentecostés" nos llegó esta última semana, y unos días después la de la Revista Aguas Vivas. A Witness Lee solo lo conocemos desde hace unos cuatro años, 8 años después de recibir la revelación de Finisterre al Borde del Jordán. (Rogamos encarecidamente la lectura de estos tres artículos antes de leer el libro que sigue más abajo, porque con ello tendrán la plena certidumbre que la misma mente del Espíritu Santo está detrás de todo esto. Pero si dos o tres testigos no les fueran suficientes,  podrán encontrar otros noventa testigos más en las etiquetas  "Confirmaciones al Mensaje de Finisterre" del presente blog y del que le sigue "Tabernáculos-Último Gran Avivamiento").

Tenemos que añadir que, según nos ha mostrado últimamente el Señor, lo que nosotros llamábamos un Pentecostés II, el Último Pentecostés o U.G.A. (Último Gran Avivamiento Mundial) se trata claramente de La Fiesta de los Tabernáculos. Damos gracias a los siervos que el Señor ha usado para esto. Entre ellos los citados en las confirmaciones arriba, y además Charles Elliot Newbolt, David Wilkerson, George H. Warnock, Andrew Strom, Gene Edwards, Rick Joyner, etc. etc. Podrán apreciar por las fechas de publicación de sus libros que el Espíritu Santo viene dictando el mismo mensaje profético desde el año 64, en diferentes periodos y territorios. Mensaje, que recibí en el año 96 sin saber para nada de estos siervos. (Además al final de este libro, en el título de Apéndices, dentro de "Confirmaciones a la visión de Finisterre", se recogen varias profecías de diferentes siervos y algunos textos confirmatorios).

El artículo que precede a éste, que publicamos ayer ( http://txemarmesto.blogspot.com.es/2012/09/hoy-es-rosh-hashana-comienzo-del-ano.html ), ha sido [tras 16 años de mudez impuesta por el Señor (Ez. 3:26; 24 :27; 1ª Re. 18:4) excepto para un pequeño grupo de personas, que seguramente no alcancen las veinticuatro] la final confirmación: el Rosh Hashaná, o comienzo del año espiritual. Creemos que este año espiritual 2012-13, que hoy comenzamos es muy especial, porque Dios se dispone a ejecutar esta visión, comenzando con el juicio de Su propia Casa. 

Esto es en esencia lo que se decía en ese artículo tomado de Wikipedia:

El shofár se toca durante la plegaria matutina. El sonido de este cuerno, casi siempre de carnero, llama a los judíos a la meditación, al autoanálisis y al regreso. Es el primero de los días de regreso e introspección, de balance de los actos y de las acciones realizadas, de plegaria y sensibilidad especiales (Aseret Yemei Teshuva) que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón).
También se conoce como el Día del Toque del Shofar y como el Día del Juicio porque, ese día Dios juzga a los hombres, abriendo tres libros: uno, con los malos (quienes quedan inscritos y sellados para la muerte); otro, con los buenos (quienes quedan inscritos y sellados para la vida), y el tercero, para quienes serán juzgados en Yom Kippur.
Rosh Hashaná (Comienzo del Año), junto con Yom Kippur (Día del Perdón), forman en la tradición judía una unidad llamada Yamim Noraim (Días Temibles), por ser el momento en que Dios juzga al mundo y decreta lo que sucederá en el transcurso del nuevo año.
El 1º de tishrei no es sólo el primer día del año, sino también su "Cabeza". Así como la cabeza comanda al resto del cuerpo, del mismo modo en este día se predestinan todos los hechos que ocurrirán durante el año.

El shofár está tronando. Quien tenga oídos para oír que oiga.


(*) Para los que no conocen a este escriba-vigilante del Movimiento de la Lluvia Tardía, un verdadero hijo de Isacar (1º Cr. 12:32), diremos que Clayton fue uno de los quince padres fundadores de la Confraternidad Internacional de los Hombres de Negocio del Evangelio Completo y su primer vicepresidente y director. Entre sus íntimos amigos se contaban el fundador DEMOS SHAKARIAN, WILLIAM MARION BRANHAM, DAVID DUPLESSIS, ORAL ROBERTS, PAT ROBERTSON, HAROL BRENDESEN, HENRY KRAUSE y HANS SCHNABEL, entre otros. Digo esto para que ustedes sepan que el transcendental mensaje de sus libros ha sido proclamado desde el año 64, por el quizás más destacado observador del Atrio Intermedio (o de Pentecostés), cuyos presagios proféticos, dados por el Espíritu en los años sesenta, se han hecho y están haciéndose tristemente realidad, debido al caso omiso y la obstinación de los grandes líderes que, aún habiendo sido advertidos por este instrumento de Dios, continuaron construyendo sus propios reinos a expensas del verdadero orden de Dios, y prefirieron RENOVAR los ODRES VIEJOS que atender el llamado del Señor a SALIR DE EN MEDIO DE ELLOS PARA NO SER PARTÍCIPES DE SUS PECADOS NI RECIBIR PARTE DE SUS PLAGAS y, santificados así, dar a luz al HIJO VARÓN que traería el Reino.

Pensamos que conocer sus escritos es de capital importancia para entender el "kairos" (Tiempo Oportuno o Propicio, Sazón, Estación) de Dios en lo religioso, político y económico de los últimos sesenta años  y en la actualidad; así como la incestuosa estrategia secreta de la Gran Ramera Católica Romana, para adueñarse de la palestra de pentecostés, y convertirla en el Falso Profeta (con sus dos cuernos ecuménico y carismático) que diera vida (hiciera resurgir) la imagen de la Bestia (el Sacro Imperio Romano), encabezada por el Papa como anticristo; empeño grande,  sibilino y oculto, pero conseguido con calificación cum laude.

(Véanse las entradas de este blog Maestros del Engaño I y II en: http://txemarmesto.blogspot.com.es/2011/12/el-titulo-ya-no-hagamos-parte-del-falso.html y http://txemarmesto.blogspot.com.es/2012/01/ii-maestros-del-engano-por-clayt.html; o busquen los libros completos que también están publicados en la etiqueta "Clayton Sonmore" del blog Tabernáculos ...)
-------


¿POR QUÉ AHORA?
Hemos de confesar que desde que este blog inició su andadura, hace poco más de dos años, hemos sido muchas, muchas, veces tentados de hacer esta proclamación; pero siempre una mano nos detuvo.
Ayer en la mañana recibimos la certeza de que el día D y la hora H habían llegado. Todo en nuestro rededor nos ha hecho converger aquí; todo a nivel espiritual, anímico, físico y circunstancial.
No nos cabe la menor duda que el mensaje es Suyo. De Él lo recibimos, no de carne ni sangre. Las casi 100 confirmaciones que el Señor nos ha dado son abrumadoras, precisas; algunas de ellas ¡maravillosamente increíbles! A ellas hay que añadir las que se recogen en el propio libro de Finisterre, pero que no figuran en la etiqueta del blog "Confirmaciones al Mensaje de Finisterre".
Las únicas preocupaciones que nos embargan son el temor de ser pretenciosos, adelantarnos o retrasarnos en el tiempo  del cumplimiento del propósito de Dios y/o que el honor del buen nombre de nuestro Padre celestial pudiera ser menoscabado.
En cuanto al kairos o tiempo oportuno de Dios sabemos que estamos en Su voluntad, la única posible duda sería en cuanto a tales día D y hora H. Creemos sin embargo que ese día y esa hora son este Rosh Hashaná que termina hoy 18 de septiembre de 2012.
De cualquier forma sea Dios veraz y todo hombre mentiroso. Dios es para respaldar Sus palabras o quedar al margen de presunciones humanas. A nosotros, llegada la certeza y purificados los corazones, nos toca obedecer y esto aún a riesgo de ser avergonzados.  Ni podemos ni queremos ser rebeldes a la visión celestial. Como la intención de nuestro corazón es Su honra por encima de todo y el supremo bien de Su pueblo, creemos que no seremos confundidos si actuamos en la convicción de la fe.
Toda Palabra de Dios no vuelve a Él vacía; antes bien provocará reacciones en los corazones: grato olor de vida a los que se salvan u olor de muerte a los que se pierden. Merece la pena no ser desobedientes a la visión celestial, aún a riesgo de ofender. Para esto nacimos, a esto fuimos llamados y enviados. 
El Señor comenzará desde ahora a derribar los reinos humanos y a levantar Su Reino mediante Su Remanente Fiel.
Decimos con John Huss:
 “Prefiero herirlos con la verdad que matarlos con la mentira”.
Y en nuestros días dice John MacArthur:
“Nunca suavice el evangelio. Si la verdad ofende, entonces deje que ofenda. La gente ha estado toda su vida ofendiendo a Dios, deje que se ofendan por un momento”.

-------

Aquí coienza la proclamación de este blog FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN, que por algo más de dos años ha estado gritando la verdad del Señor, para estos días de la Restauración de Todas las Cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo (Hch. 3:21)La visión se apresura a su cumplimiento y hoy comienza a correr. 

Si nuestro buen Dios así lo quiere nos veremos en un nuevo blog: TABERNÁCULOS: ÚLTIMO GRAN AVIVAMIENTO (U.G.A.)

Dios los bendiga grandemente. Gracia y paz.

Suyo en nuestro precioso Señor Jesucristo:

TXEMA ARMESTO CALDEIRO

Proclamado en lo Último de la Tierra (Erandio-Bizkaia-ESPAÑA), el 18 de septiembre del año 2012.
-------

NOTA: 
Este libro está registrado en el GOBIERNO VASCO-Departamento de Cultura- Registro de la Propiedad Intelectual, el día 21-02-12 a las 15h. 40 min., con el nº BI-102-12.
El libro puede se copiado y reproducido total o parcialmente, siempre que se haga respetando las siguientes condiciones:
1- Sin alterar su contenido; aunque permitimos que pueda ser subrayado o resaltado de alguna forma, e incluso anotado o comentado, siempre que se advierta parentéticamente, aquello que le sea añadido o quitado, en el mismo entorno o contexto.
2- Tales reproducciones no podrán usarse para ningún propósito comercial. El deseo del autor es que el mensaje sea divulgado de manera totalmente gratuita (de gracia recibisteis, dad de gracia-Mt. 10:8).

CLIQUE EN LOS ENLACES ABAJO PARA LEER O DESCARGAR EL LIBRO COMPLETO:

En Word:






Finisterre al Borde del Jordán

o léalo a continuación si quiere usar el traductor del blog:
Portada
2012
José María
Armesto Caldeiro








[FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN]

LA VISIÓN
"Había un campo vallado en estado virgen,
en espera de ser labrado.
Fuera del campo todos los hermanos esperábamos para entrar,
pero el acceso nos era impedido por dos matas que obstruían la puerta,
a uno y otro lado.
El Señor le mostró a una hermana que dichas matas eran
la INCREDULIDAD  y la MURMURACIÓN.
La visión concluía siendo uno de los hermanos,
que estaba presente y fue identificado,
el primero en aplastar las matas y entrar al campo,
y siguiéndole después todos los demás".

PORQUE ES TIEMPO DE QUE EL JUICIO COMIENCE POR LA CASA DE DIOS (1ª Pe. 4:17). Dios no va a tolerar más el pecado, la mundanalidad y la carnalidad en Su Iglesia.
Este es un mensaje para este Tiempo del Fin…, tiempo peligroso como el de LOS DÍAS DE NOÉ Y DE SODOMA Y GOMORRA.
La tela de araña del diabólico NUEVO ORDEN MUNDIAL, el sistema babilónico mundial satánico, está siendo cerrada. El tiempo se acabó.
La única forma de escapar es entrando al Arca de Salvación, tipo del Señor Jesucristo. Solo Él puede salvarnos del “Matrix” cegador del Anticristo.

(FIN DE LA PORTADA)





"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta en lo último de la tierra" (Finis-terre). (Hch 1:8; ver 13:47).

"Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin". (Mt 24:14).


FEBRERO DE 1996

DEDICATORIA:

"Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio". (1ª Cor 4:14)

Por la razón de que ellos son quienes me engendraron en la verdadera familia, la familia de Dios, a mis amados padres en el Señor Jesucristo, Mario y Betty Orsini, con agradecimiento y cariño eternos.



ORACIÓN:

"Padre celestial, es nuestro más encarecido ruego que Tu nombre sea santificado y glorificado en todo cuanto sigue; por ello no permitas que nada contrario a Tu voluntad perfecta, en contenido, forma o tono; es decir, todo lo que provenga de la carne, pueda penetrar en las mentes o espíritus de quienes lean este libro; y que en todo lo que si provenga de Ti, los lectores sean ricamente bendecidos.

Conscientes de que toda revelación, sabiduría y todo don perfecto son Tuyos, por lo que de ellos hubiere recibe toda la gloria, pues en nosotros nada bueno hay ni puede haber, a no ser nuestro Salvador, Santificador y Señor Jesucristo; en Cuyo precioso nombre a Ti nos dirigimos y te damos las gracias. Amén."



"Así dijo Yahweh: Paraos en vuestros caminos y mirad y preguntad por las sendas antiguas, cual sea el buen camino y andad por él, y hallareis descanso para vuestra alma. Más dijeron: no andaremos"
(Jer 6:16)

Notas:
 - Cuando escribimos esto por primera vez, dudamos si poner o no la última parte del versículo. Nos damos cuenta ahora que prevaleció la presciencia del Señor, pues Él sabía bien que el mensaje no iba a ser escuchado, y no lo ha sido en estos últimos quince años. Sin embargo, pensamos que ahora si será recibido. Creemos que ello fue debido a que tanto el mensajero como los receptores del mensaje tendrían que pasar por ciertos procesos y madurar, para estar listos para proclamar y recibir, respectivamente, el mensaje. !Gloria a Dios porque creemos que el tiempo ha llegado!

- Los subrayados y énfasis en las citas bíblicas son nuestros.

ÍNDICE

Introducción
0- Dos matas obstaculizadoras.

Parte I
1- La circuncisión y la pascua en Gilgal.

Parte II
      2- La pesca milagrosa.

Parte III
     3- La Señora no aprende de la disciplina.
     4- Receta contra el mareo causado por el extravío.
     5- Palabras de consuelo para la Señora.
     6- Entrad en el río de la bendición.

Apéndices:
    - Decisión y compromiso.
    - La mejor táctica de lucha: dejar de luchar.
    - La "matemática" bíblica en la fórmula del avivamiento.
    - Algo nuevo hago hoy.
    - Confirmaciones de la visión de Finisterre.


Introducción


0- Dos matas obstaculizadoras

Unos meses antes de escribirse este libro, el diecinueve de marzo del noventa y tres en Eibar, en una reunión especial de iglesias del País Vasco, convocada con motivo de la visita del conocido y veterano predicador argentino Sr. Scataglini, y padre del hoy aún más conocido Sergio Scataglini, se me dio en el altar una palabra profética. Scataglini caminaba encorvado por una joroba, pero lucía cara de ángel por la evidente presencia de Dios en su vida. El no fue quien oró por mí ni me impuso sus manos, sino otro pastor y reconocido profeta en el País Vasco y España: Ramón Caballero; él fue quien me dio esa palabra, la primera que yo recibía en mi vida, pero, reconociendo que Dios me hablaba por su boca, corrí a anotarla en mi cuaderno. En dicha palabra, entre otras cosas, se me decía que Dios me iba a dar el don de interpretación de sueños y visiones.

La esposa del pastor de "La Señora Elegida", poco después, en el pasado mes de enero del año 1996, unos días antes de que este libro fuera escrito, tuvo una visión. Fue un martes durante la habitual reunión de oración de la iglesia. La visión profética, que recogí a vuela pluma al ser contada a la congregación, era más o menos así:

"Había un campo vallado en estado virgen,
en espera de ser labrado.
Fuera del campo todos los hermanos esperábamos para entrar,
pero el acceso nos era impedido por dos matas que obstruían la puerta,
a uno y otro lado.
El Señor le mostró a la hermana que dichas matas eran
la INCREDULIDAD  y la MURMURACIÓN.
La visión concluía siendo uno de los hermanos,
que estaba presente y fue identificado, 
el primero en aplastar las matas y entrar al campo,
y siguiéndole después todos los demás".

Unos meses más tarde el Señor me abrió el entendimiento para darme la revelación de dicha visión, que titulé "Finisterre al Borde del Jordán"La visión se constituiría en el llamado de mi vida y su fuego me ha consumido sin apagarse por unos quince años; en los que el Señor me ha tenido como "profeta mudo", esperando que Su tiempo llegase; no sin varios vanos intentos de tratar de obrar por mi mismo al respecto, para mi desgracia, en los primeros años tras recibirla, lo que me llevó a severas reprensiones y finalmente a un duro castigo, que al fin quebró mi rebeldía y obstinación. Esto me empujó a la retaguardia y me enseñó a callar y esperar.

La palabra profética se cumplió cabalmente cuando más tarde Dios le dio a mi hija mayor un sueño. El día siguiente me lo contó y a continuación vino la interpretación, de una forma tan maravillosa, que solamente un detalle quedó sin revelárseme y le fue dado justo a ella, para completar. Sólo les diré que ese detalle era referente al bello oscuro de su cuerpo, especialmente en los brazos y el labio superior, que a ella le preocupaba. En el sueño el Señor le decía que, de obedecer, Él haría que esos bellos fueran rubios. Tal impacto le causó escuchar a Dios hablarle en dicha interpretación, que corrió en obediencia a hacer lo que el Señor la mandaba; tanto que al día siguiente, queriendo yo advertirla que fuera sabia al decirles a sus amigas del mundo que tenía que dejar de salir con ellas, me dijo que ya se lo había dicho. "¿Que les dijiste?", le pregunté. A lo que me contestó algo así: "Que Dios me había hablado en un sueño y que ya no podía salir con ellas, excepto para los partidos deportivos del instituto". Aquí tienen a Dios diciéndole a una niña de 15 ó 16 años que no tenga parte con el incrédulo y obedeciendo, lo que tantos y tantos en la iglesia de hoy ni quieren pensar u oír.


Dos matas obstaculizadoras:

Vistas a través de un velo, las matas aparecen como incredulidad y murmuración, pero si miramos atentamente, comprobaremos que las matas son más perniciosas de lo que a simple vista parecen; dándonos cuenta de que se trata de las dos caras de la misma moneda, !la moneda de la rebeldía!, las dos raíces del ego.

Creemos que de seguirse las instrucciones de la interpretación de la visión, nuestra iglesia local, la Señora, podrá poner fin a los tres últimos años de esterilidad, para iniciar una etapa en este año 1996, que será, si Dios lo quiere, "el año agradable" para esta Señora del norte.

Los acontecimientos acaecidos y las desoídas profecías de estos años, no han sido casuales, El Señor estaba conformando un puzle, cuya pieza final esperamos sea lo que continúa.

Pensamos que estamos a punto de vivir acontecimientos transcendentales para nuestras vidas, nuestra iglesia y el mundo entero; especialmente Iberia (Tarsis) y Europa. Serán los días en que la Señora tendrá que optar entre ser "la Elegida", que inicie el U.G.A (Último Gran Avivamiento) o dejar tal honor y responsabilidad a otra. !Qué Dios te ayude y guíe, afortunada Señora, para que puedas ser hallada digna de afrontar tal llamado y no ser desechada!


PARTE I
Capítulo 1
La circuncisión y la pascua en Gilgal

Josué 5:1-6:5
1. Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron cómo Yahweh había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más aliento en ellos delante de los hijos de Israel.
2. En aquel tiempo Yahweh dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel.
3. Y Josué se hizo cuchillos afilados, y circuncidó a los hijos de Israel
en el collado de Aralot.
4. Esta es la causa por la cual Josué los circuncidó: Todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones, todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto, por el camino, después que salieron de Egipto.
5. Pues todos los del pueblo que habían salido, estaban circuncidados; mas todo el pueblo que había nacido en el desierto, por el camino, después que hubieron salido de Egipto, no estaba circuncidado.
6. Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que todos los hombres de guerra que habían salido de Egipto fueron consumidos, por cuanto no obedecieron a la voz de Yahweh; por lo cual Yahweh les juró que no les dejaría ver la tierra de la cual Yahweh había jurado a sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel.
7. A los hijos de ellos, que él había hecho suceder en su lugar, Josué los circuncidó; pues eran incircuncisos, porque no habían sido circuncidados por el camino.
8. Y cuando acabaron de circuncidar a toda la gente, se quedaron en el mismo lugar en el campamento, hasta que sanaron.
9. Y Yahweh dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto; por lo cual el nombre de aquel lugar fue llamado Gilgal, hasta hoy.
10. Y los hijos de Israel acamparon en Gilgal, y celebraron la pascua a los catorce días del mes, por la tarde, en los llanos de Jericó.
11. Al otro día de la pascua comieron del fruto de la tierra, los panes sin levadura, y en el mismo día espigas nuevas tostadas.
12. Y el maná cesó el día siguiente, desde que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Israel nunca más tuvieron maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Canaán aquel año.
13. Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?
14. El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Yahweh he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo:
¿Qué dice mi Señor a su siervo?
15. Y el Príncipe del ejército de Yahweh respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo. 
1. Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel;
nadie entraba ni salía.
2. Mas Yahweh dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra.
3. Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.
4. Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas.
5. Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.

 

1. Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron cómo Yahweh había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más aliento en ellos 
delante de los hijos de Israel.


"Cuando los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán, al occidente, y todos los reyes de los cananeos, que estaban cerca del mar"...

Se nos dice que "estaban al otro lado". ¿Les suena, hermanos, lo del "otro lado"? Nuestro hermano predicó recientemente sobre ese "otro lado". Se trata del lado de la bendición, de la tierra soñada, de la vida de resurrección, vida que fluye de la muerte, , del "shalom" de Dios, de la vida triunfante, de la liberación del gadareno, ..., en fin, !del avivamiento!

Aquí se trata del otro lado del Jordán. Creo que esto pueda representar lo mismo que el mar en el pasaje de la Tempestad Calmada (Mt 8:24): los problemas, el fracaso, la frustración, las enfermedades y, sobre todo, el miedo"!sálvanos Señor que perecemos!". El mar de lo negativo, de las quejas, los lloriqueos, etc.; es decir, LA INCREDULIDAD Y LA MURMURACIÓN (murmuración contra Yahweh y no solo esa otra murmuración, menos aparente, contra el hermano; la no aceptación de la voluntad de Dios y no solamente los chismes), las dos matas que vio la hermana en la visión.


"Oyeron como Yahweh había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel"...

Todos los demonios, los grandes, los chicos, los de cerca y los de lejos, oyeron. Qué paradójico que lo que se oyera fuera el secado de las aguas, es decir, el cese de las quejas y los lloriqueos, !el silencio de los corazones confiados!

Cuando el pueblo se decidió a dejar de vagar por el desierto, es decir, a dejar de enfocarse en sus miserias, dejar de rumiar sus problemas y poner sus ojos en Cristo; entonces las aguas del Jordán fueron paradas, lo cual puso fin a los problemas; de un plumazo, con un leve guiño, el Señor los volatilizó. !Enfoque hacia adelante y no más en círculos!

"Delante" de ellos lo hizo el Señor, pues siempre marcha al frente de los que creen, resolviendo sus problemas.


"Hasta que hubieron pasado...

Cuando nos decidamos Dios secará las aguas (los problemas acuciantes), hasta que todos pasemos al otro lado, hasta que estemos en lugar seco (Jos 4:18); sí, Él sostendrá nuestras cargas mientras lo hacemos.

En el capítulo cuarto de Josué tenemos simbolizadas la muerte al YO, la sepultura de ese yo, y la resurrección (vers. 9,20). Las doce piedras en el cauce del río quedaron sepultadas bajo las aguas y del otro lado se levantaron doce nuevas. Es importante notar que estas muerte, sepultura y resurrección, fueron colectivastodos tuvieron que pasar. La Señora habrá de pasar el Jordán sin que quede ninguno de los que no murieron en el desierto. Pasaremos todos juntos. He aquí la muerte corporativa de la iglesia local, la muerte del Cuerpo; no es suficiente la muerte individual o de unos pocos o muchos, sino de !todos! 

Solamente cuando cesó la rutina, la inercia de vagar en círculos por el desierto y todos juntos clamaron (oración) de corazón a Dios: "Llévanos al otro lado!; cuando se decidieron por Él y se comprometieron con Él, Yahveh detuvo las aguas y cruzaron, saliendo del atolladero. Primeramente ellos tuvieron que reconocer su extravío (Sal 69:1-3) y volverse a Dios; es decir, algo así como: "Hemos fracasado Señor, nosotros somos absolutamente incapaces y quitamos ahora nuestras manos, poniéndonos en las Tuyas, !llévanos en Tus brazos, por favor, al otro lado!". Porque mientras continuemos vagando en LA ROTONDA DEL ACTIVISMO, El Señor no cogerá los remos y el timón para llevar la barca (iglesia). !Activismo, que es "status" espiritual, apariencia de piedad; es decir, un nauseabundo disfraz de obras muertas (religiosidad), para encubrir la vaciedad interior (Heb 9:14; Is 64:6; 59:6-18; 1:11-15; Gén 3:7). Son varias veces que Dios nos ha exhortado a que dejemos el activismo; ahora !hagámoslo!


"Acamparon en Gilgal"

Esto ya se dijo en el versículo 4:19 y se repetirá una vez más en 5:10; tres veces, por lo que debemos prestarle especial atención.

¿Qué es ACAMPAR? Es, sin duda, parar, no moverse, estarse quieto, descansar, reposar, ...; es decir, !NO OBRAR, NO HACER NADA! nadie que no haya pasado por el Jordán y acampado en Gilgal, "reposando de todas SUS obras", podrá entrar a la tierra prometida (Heb 4:10,4). Sin el tiempecito de acampada en Gilgal no se debe ir a pelear; bueno, quizás se pueda ir, pero a riesgo de hacer el ridículo y tener que volver desnudos y heridos, como los hijos de Esceva (Hc 19:16). Creemos que esperar en Jerusalén hasta recibir la promesa de poder (Hc 1:4,8), nos habla no de una experiencia pentecostal individual, sino de una experiencia corporativa: "todos unánimes juntos", y así es como ocurrió (Hc 2).


"Desfalleció su corazón y no hubo más aliento delante de los hijos de Israel" (ver Neh 2:19; 4:1,7)

Probablemente nos ocurra como a Nehemías con Sanbalat, pero la palabra nos dice que "no tendrán más aliento" para vencernos. !Qué cosas!, cuando al fin dejaron de vagar por el desierto en círculos para acampar, los demonios perdieron su poder; es decir, cuando el pueblo cesó de hacer que hacían, abandonó la simulación, dejó el activismo encubridor, para servir al Dios vivo; (lo que nos está diciendo que antes no se le estaba sirviendo a Él y, por lo tanto, se le estaba sirviendo al enemigo (Mt 12:30)). Es cuando nosotros paramos y soltamos las riendas, que Dios las agarra, asume el mando y se hace cargo del carro y de la carga. ¿Qué capitán respondería por un barco cuyo timón no está dirigiendo?  A este Capitán sí que le temen los espíritus diabólicos, porque Éste si tiene todo el poder.


"En aquel tiempo Jahweh dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel" (v. 2).


"En aquel tiempo"

Se enfatiza que es después de pasado el Jordán y acampado en Gilgal y no antes. El "en aquel tiempo" de aquí, es el "cuando" del versículo uno; es decir, estando ya las huestes espirituales de maldad derrotadas.


"Yahweh dijo a Josué"

Es Yahweh quien dirige y no Josué. La iglesia ha de ser gobernada por el Espíritu Santo y no por nuestras mentes, más o menos lúcidas, lo mismo da (Is 1:5). Toda idea no nacida en la mente del Señor, incluso las ideas brillantes y atractivas, procede de la vieja creación y por tanto es vanidad, no sirve, es desechable. ¿Están nuestros líderes recibiendo la palabra "rhema" del Señor, o están conduciéndonos en sus ideas, programas y doctrinas humanas?


"Hazte cuchillos afilados":

"Padre, santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad". (Jn 17:17)

En el pasaje de Heb 4:12-13 tenemos la cortante espada o cuchillo de nuestro Sumo Sacerdote Jesucristo, como hacían los sumos sacerdotes en el Antiguo Testamento para preparar el sacrificio, penetrándonos y exponiendo hasta lo más recóndito de nuestro ser interior, y separando lo carnal de lo espiritual. (!Hebreos, la epístola de la santificación que conduce al reposo y al gozo!). Así pues, Josué tuvo que prepararse algunos afilados mensajitos, para la santificación del pueblo¿Apreciamos aquí lo que tuvo que hacer el pueblo en Gilgal? Santificarse por medio del lavatorio de la palabra de Dios, una vez acampados, una vez en obediencia, mediante las afiladas predicaciones, tal vez cortantes e hirientes, que su líder Josué les arengó. Como dice Efesios 5:26: "Para santificarla (a la iglesia), habiéndola purificado en el lavatorio del agua por la palabra".


"Vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel"

Vuelve y segunda son vocablos que enfatizan la repetición de algo que no debería de haberse tenido que volver a hacer, o que debería de estar hecho. Si ello se hubiera hecho a su debido tiempo, el, un día santificado, pueblo de Dios, no hubiera devenido incircunciso. Los incrédulos y desobedientes hombres de guerra habían abandonado el pacto abrahámico, por no circuncidar a sus hijos por el camino en el desierto. La circuncisión a su tiempo, en la tierna edad, es fácil, poco dolorosa y de rápida recuperación (la circuncisión se practicaba al octavo día y hoy está médicamente comprobado que en ese octavo día la sangre tiene la mayor capacidad de coagulación; además el octavo día nos habla de la resurrección); pero ahora los otrora   tiernos   prepucios de los bebés, estaban   endurecidos !qué tremendo dolor cortar ahora y cuán larga la recuperación!  Una vez más eran los hijos quienes padecían por la irresponsabilidad de sus padres; una vez más el pueblo pagando la factura por sus líderes negligentes. Y no es de extrañar, vemos en esto una constante desde los tiempos del Génesis hasta nuestros días. Los despertamientos siempre estuvieron precedidos de las más profundas simas espirituales;  a las que se llegó por la progresiva degeneración y degradación de los dirigentes, hasta alcanzar a la práctica totalidad del pueblo; como siempre, con la excepción de un pequeño remanente preservado por la gracia y la misericordia de Dios. El Señor castigará severamente a quienes, debiendo velar por su rebaño, se obstinaron orgullosamente rechazando la voz del Espíritu; a quienes, aún con tantísimas evidencias, desobedecieron uno tras otro de los llamados a  volverse("Si la sal se desvaneciere ¿con qué será salada? No sirve para nada más..." (Mat 5:13)).

He aquí un cuadro de la iglesia insípida, no diferenciada del mundo, sino mezclada con él, !la iglesia adúltera! "Señor, en la ira acuérdate de la misericordia!" (Hab 3:2). Menos mal que en Su año agradable el viene con retribución y con pago, pero respetando aún "la caña cascada y el pábilo que humea" Is 35:4; 40:10; 42:3). ¿Humean todavía nuestros pábilos, aún sea un poquito? Entonces todavía tendremos alguna esperanza; de lo contrario nos pasará como a la higuera, que después de tres años sin fructificar !sería arrancada! !Y estamos comenzando el tercer año, el tercer milenio!, el tiempo en que la rosa (Israel), arrancada por dos días, será trasplantada, como dice la mesiánica Dominiquae (ver Luc 13:6-9 y las notas en la Versión Recobro).

Dicho de otra forma, tenemos aquí a la Séfora mundana que no quiere los radicalismos del corazón circuncidado. Ella acompañará a Moisés (Cristo) si no hay circuncisión, pero cuando la iglesia quiera radicalizarse (circuncidarse), Séfora regresará a los tranquilos, pero intoxicantes pastos, de la religión en Madián, al menos por un tiempo. Lástima de tantísimos varones capitaneados por "Séforas" y no por el Señor, varones castrados por no querer ser circuncidados. Si varón, estarás postrado en cama, como Moisés, mientras no circuncides a tu hijo (tu ministerio) aunque tu esposa te abandone por hacerlo. Como pretendas ser un esposo radical, esposo de sangre, puede que tu Séfora se te devuelva, pero ya sabes: "Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá CIEN VECES MÁS, y heredará la vida eterna" (Mateo 19:29). (ver Ex 4:19-26).

Los padres de aquellos niños y jóvenes , los hombres de guerra, a pesar de que un día fueron circuncidados, se rebelaron contra Dios, resistiéndose a entrar en la tierra prometida por miedo, lo contrario a la fe; es decir, por incredulidad, es decir, por desobediencia. Hebreos 3:18 lo dice bien claro: "porque desobedecieron"; y Hebreos 3:19 nos lo traduce: "por incredulidad"¿Qué nos decía el Señor en la visión de la hermana? Nos decía que una de las matas que impedían el acceso al campo de labranza era la incredulidad. Y ¿qué es incredulidad? Es un grave pecado, aunque hablemos de ella como algo baladí; porque no creer a la palabra de Dios (que no es lo mismo que no creer en Dios; eso lo hacen hasta los demonios) es como rechazar a Dios; y no es posible tener una relación íntima con Dios sin creer (hacer, obedecer) su palabra, poniéndola por obra.

Sabemos que la circuncisión es tipo de la santificación y ya de eso nos habló con acierto un hermano en varios estudios bíblicos recientemente; diciéndonos que en la actualidad esto se refiere a la circuncisión de nuestros corazones y no de nuestros prepucios. También nos dijo que hasta este momento el Señor había sido consentidor con el pueblo, pasando por alto ciertas prácticas de la ley; que había hecho la vista gorda corriendo un tupido velo. Otro hermano compartía después lo mismo, pero precisando que el periodo de hacer la vista gorda eran los tres años que el Señor había ido a buscar fruto a la higuera sin hallarlo (Luc 13:6).

Me parece que el Señor intentaba decirnos que ya no es hora de jugar jueguecitos, de jugar a "cristianitos". Se acabó el periodo de hacer la vista gorda y habrá que dejar de hablar y comenzar a obedecer, de santificarse verdaderamente y no solo de boquilla ante un altar; llegó la hora de rasgarse los corazones y no sólo las vestiduras (Joel 2:13).

Pero, ¿qué es la circuncisión del corazón? ¿qué un corazón incircunciso? Deuteronomio 10:12-16 nos lo deja nítido: "Temer a Dios, andar en sus caminos, amarle y servirle con todo el ser y guardar sus mandamientos". Es pues un corazón incircunciso aquel que está endurecido, velado, ciego (2ª Cor 3:14-18); endurecido por el pecado, por la soberbia, por el orgullo, por resistirle al Espíritu Santo (Hc 7:51), He aquí el velo que nos ciega: !la inmundicia, el pecado, la mundanalidad, la carnalidad!

En la circuncisión de la carne se cortaba el prepucio del órgano genital masculino, el órgano más difícil de someter. En la circuncisión del corazón nuestro Sumo Sacerdote Jesucristo rasga nuestro órgano más difícil de someter: la lengua (Stg 3:8; Prv 16:1). Por eso cuando recibimos el bautismo en el Espíritu Santo, lo primero en ser controlado por Él en nuestro cuerpo es nuestra lengua; de ahí el orar en lenguas según el Espíritu nos dé que hablemos, como primera manifestación de dicho bautismo. El Espíritu irá progresivamente domando nuestra lengua y ensanchando su dominio a todo nuestro cuerpo. Según esta idea de Yongui Cho en La Cuarta Dimensión la lengua es el centro neurológico del lenguaje que controla los demás centros; es decir, controlando nuestros pensamientos, el Espíritu nos hará varones perfectos, estando sometidos a cabalidad.

¿Cómo, pues, puede volver a ser un incircunciso alguien bautizado en el Espíritu Santo? Porque por la dureza de su cerviz (obstinación) ha vuelto a arrebatar el control al Espíritu, ya que machaconamente viene resistiéndole siempre, desde hace mucho tiempo. En fin, diremos que un corazón incircunciso es un corazón no quebrantado, un corazón en rebeldía. (Hch 7:51; Jer 4:4).

Por el contrario, en el creyente manso la lengua ha sido sometida (síntoma inequívoco de madurez) y, por tanto, escucha más que habla y hace más que dice no murmura  ¡ni en su interior!, sino acepta con agrado  la autoridad y las circunstancias que Dios permite en su vida. ¿Cual era la segunda mata que impedía el acceso al campo virgen de la visión?: la murmuración, que incluye los chismes contra el hermano, pero sobre todo contra Dios; esto es, las quejas, las pataletas, los lloriqueos, la no aceptación de Su control o gobierno real de nuestras vidas, como Su voluntad perfecta, buena y agradable para nosotros. Esto es refunfuñar contra Él, regatear con Él, esquivar el precio, rehuir el fuego transformante; en fin, rechazar la obra de la cruz en nuestras vidas, y seguir haciendo lo que nos viene en gana, saliéndonos siempre con la nuestra. La lengua sometida no calumnia, no murmura, no protesta, no ora precipitadamente pidiendo al Señor que retire Su mano disciplinadora, sino que deja a la prueba realizar su obra completa (Stg 1:3-4). Y quien ha sometido su lengua puede someter todo su cuerpo (vida) y eso, hermanos, es santidad: la sumisión absoluta al Espíritu Santo. Que no se nos olvide, primero la lengua (actitud interna del corazón) pues podemos callar por fuera y por dentro estar ardiendo, luego el cuerpo. Primero pensamos bien en nuestros corazones y luego hablamos y vivimos bien.

Llega el tiempo de que en la iglesia se hable clara y públicamente lo que se tenga que decir o callar para siempre. Es ya la hora de sacar la ropa sucia para lavarla delante de todos (Mar 3:3-5). Tienen que acabarse el secretismo y los chismes, las verdades a medias, las insidias y las intrigas. Seamos valientes por fin, para expresar lo que pensamos de todo y de todos, en justicia; seamos transparentes, sinceros, de ojo sencillo y así podremos al fin arreglar nuestras diferencias. Porque si hablando claro se entiende la gente, cuanto más debiéramos hacerlo entre hermanos. ¿Conoce alguien una forma mejor de atajar la murmuración? Lo que no nos atrevamos a decir públicamente, no lo digamos en privado; lo que no diríamos delante del interesado, no lo digamos en su ausencia. !Hablemos claro! Dejemos que cada miembro pueda expresar sus opiniones, sus amarguras, sus miedos, sus desacuerdos, dejémosles hablar sin temor a censura o castigo. Tengamos la humildad, la grandeza y la gallardía de dar espacio a la discrepancia de opiniones, sin temor a que se caiga el mundo por ello (1ª Cor 14:26).

Sobre todo, llegó la hora de dejar de lloriquear y de quejarse, condición previa a la bendición: "no llores" (Lu 7:13). Llegó la hora de creerle a Dios y esperar en él, pase lo que pase, "aunque la tierra sea removida" (Sal 46:2, 10). Porque lo contrario es murmurar contra Dios, algo así como llamarle torpe e inútil director y custodio de nuestras vidas, y eso, hermanos, es rebelión.


"Y Josué hizo cuchillos afilados y circuncidó a los hijos de Israel
en el collado de Aralot" (v. 3).

(Aralot, a pesar de ser un simple collado o montículo, de seguro será recordado durante mucho tiempo por la Señora).

La extenuante y tediosa travesía desértica ya había realizado su devastadora tarea; las duras cervices se fueron doblando poco a poco y, aunque persistiera todavía alguna resistencia, digamos que a estas alturas de Aralot, los pocos hombres de guerra que aún no se habían rendido, estaban a punto de claudicar, de "arrojar la toalla" de caerse por agotamiento; de rendirse doblando la rodilla delante del Señor. De ahí que no fuera necesario el ascenso a un gran monte, sino que en Su misericordia bastara con un collado.

Esto parece indicar que, una vez cambiada nuestra actitud, tomada la decisión y cruzado el Jordán, el tiempo de nuestra santificación no será tan largo ni tan duro. !Gracias a Dios por Su misericordia, Él sabe cuán trabajados y cargados estamos!
 


"Esta es la causa por la cual Josué los circuncidó: Todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones, todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto, por el camino,
después que salieron de Egipto. (v. 4)



"Todos los hombres de guerra habían muerto"

Los últimos cabezotas, los que aún después de cuarenta años dando vueltas para ir a ninguna parte; los que subconscientemente preferían continuar la simulación de vagar, para no tener que llegar a la hora de la verdad enfrentándose con los "filisteos"; los empeñados en seguir "erre que erre"; los obstinados en seguir en sus trece y no dar su brazo a torcer; ... los contumaces del activismo y de las obras muertas para encubrir sus equivocaciones, fracasos, ceguera y desnudez; los que prefieren los "taparrabos" de la auto-justificación mediante las obras, en lugar de la túnica de la justicia divina imputada; éstos !aleluya! al fin habían muerto.

En nuestro caso son los que se empeñan en seguir evangelizando sin pasar el Jordán, acampar en Gilgal, ser circuncidados en el collado de Aralot y celebrar la pascua; o lo que es lo mismo: soltar las armas, estarse quietos, santificarse y alcanzar una  comunión fraternal no fingida. Éstos van a morir al fin a sí mismos por los efectos del desértico vagar; porque están muy "tostados" por el ardiente sol, al no haber andado bajo la cobertura de la Nube Santa, por tratar de avanzar debido a sus prisas por llegar, sin tener que detenerse a realizar la parada de descanso y avituallamiento. (Éx 40:37; Núm 9:22).

Debe resaltarse el hecho de que todos los hombres de guerra deben morirmientras esto no ocurra el Señor no actuará; si no dejamos el paciente en el quirófano el cirujano no lo podrá intervenir. Así que a los peleones que aún nos quedan por ahí en la Señora les suplicamos: !muéranse!, dejen de seguir haciendo la guerra por su cuenta.



"Pues todos los del pueblo que habían salido, estaban circuncidados; mas todo el pueblo que había nacido en el desierto, por el camino, después que hubieron salido de Egipto, no estaba circuncidado". (v. 5)


Nuevamente aparecen las palabras todos y todo, resaltando que Dios trata con nosotros como un cuerpo, y sin el cuerpo ningún miembro puede avanzar. En el Señor el individualismo no funciona y los más "avanzados o maduros" tendrán que esperar por los más débiles y rezagados y, juntos, entrar en la tierra prometida (Gén 33:13-14).

Los nacidos por el camino en el desierto no estaban santificados; ya dijimos que en ese tiempo el Señor hizo la vista gorda (aunque en realidad Él nunca la hace, sino que espera a que todos procedan al arrepentimiento; él nunca suprime el juicio del pecado, sólo lo retrasa), pero en lo sucesivo ya no sería así; desde este momento "entrarían en cintura" o serían definitivamente desechados.

Mediante el juicio, que comienza siempre por Su Casa, Dios hace como con Gedeón (Jue 7), reservándose un pequeño remanente fiel que, sin el lastre del resto, pueda pelear con el enemigo, vencerlo y traer gran gloria a Su nombre.

Según lo anterior nos damos cuenta de que en una iglesia local que está lista para cruzar el Jordán, no hay gente preparada o madura (tal vez un Josué y un Caleb y quizás un puñado más), unos pocos viejos y gastados guerreros rebeldes, algunos jóvenes y muchos niños. Creemos que ésta es poco más o menos nuestra situación: INMADUREZ. Niños que llevan poco tiempo en el Señor, y una mayoría de adultos infantiles, que todavía tienen que tomar "lechita"; no por bebés sino por ser viejos desdentados, que no pueden comer la carne que debieron haber comido cuando tenían dentadura, pero se negaron a masticar. !Que el Señor nos traiga dentaduras  postizas en su visitación!   (1ª Cor 3:2).

Excepto los verdaderamente niños en el Señor, nadie tiene excusa; porque aunque la ceguera en sí misma no sea pecado, si lo son la pasividad, la omisión, la negligencia o la desobediencia; la rebeldía al fin de cuentas, que las provocaron. Mateo 25:1-13 nos advierte del tremendo peligro de cabecear y dormirse y en los versículos 18-30 del de enterrar nuestros talentos por miedo.

Aún nos quedan en la iglesia, por desgracia, algunos de esos guerreros, pero creemos que en los últimos estertores de la muerte. Cuando voluntariamente se dejen morir a su ego (sino Dios los forzará a salir), Su misericordia los resucitará para andar en novedad de vida; porque Él da vida a los muertos (sólo a los que se cuentan por muertos se les puede resucitar), y llama a las cosas que no son como si fueran (Rom 4:17). Éstos son las viejas higueras que por la gracia de Dios darán al fin fruto y no tendrán que ser arrancadas; higueras a las que el Señor dice: Despiértate tu que duermes y levántate de los muertos y te alumbrará Cristo (Ef 5:14). Palabras dirigidas a los creyentes de Éfeso y no a inconversos (en el v.  8 les dice andad como hijos de luz).

(NotaRick Joyner en su libro "El Llamado",  nos recuerda que la Iglesia, como Jonás, duerme en la bodega del barco, viajando justo en dirección contraria a su llamado y buscando el amparo del mundo (del Nuevo Orden Mundial y sus ayudas socio-humanitarias, pensamos nosotros); pero será echada por la borda por éstos cuando la cosa se ponga fea, siendo tragada por la primera bestia que sale del mar, y más tarde, en la final tribulación, vomitada en las fauces de la segunda bestia que sale de la tierra ).

Por tanto, guerreros lisiados y rotos, acaben de morirse para que Dios pueda levantarlos y los sane de la ceguera judicial que les sobrevino por causa de la incredulidad, de la desobediencia. ¿Se acuerdan de una de las últimas palabras proféticas?:

"!Levantaos! ..." (hermana M. D. el 16-01.96).


"En el desierto, por el camino"

Esperar los frutos para después santificarse es poner los bueyes detrás del carro. Es en el desierto, en el camino, cuando debemos decidir dejar de dar vueltas, cruzar y acampar.


"Después que salieron de Egipto"

Es decir, después que abandonaron el mundo. Nada de lo que tenga que ocurrir para llegar donde queremos, ocurrirá hasta después de salir realmente del mundo. Una vez más se nos recalca la necesidad de separación o santificación; pues no se puede evangelizar "Egipto" sin haber salido de "Egipto"; sería como pretender evangelizar a los gentiles y seguir judaizando (Gá 2:14). Los que no se ponen en marcha nunca llegarán. Nunca podremos conducir a nadie a un lugar en que no hemos estado. ¿Cómo creerían a alguien que dice ofrecer buenas nuevas si él piensa, habla y vive entre ellos, como ellos?

Se hace necesario que digamos aquí que nuestros padres, hermanos, familiares y amigos de cuando estábamos en la carne; mientras no se conviertan, son tan mundanos como los demás mundanos y, por lo tanto, debemos dejarlos separándonos de ellos, cuando sean un impedimento en nuestro caminar con Cristo. Lo de "sal de tu tierra y de tu parentela", no fue sólo para Abraham. ¿Podremos tener comunión, parte, acuerdo, ... con los incrédulos, con Belial, con la injusticia? Antes bien, "salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo y yo os recibiré" (2ª Cor 6:17-7:1) (Nota: Qué bueno descubrir más de quince años después, al leer las notas sobre este pasaje en la Versión Recobro del Nuevo Testamento, que no somos los únicos "fanáticos" en esto). Todo el pasaje, que en nuestras biblias Reina-Valera viene bajo el epígrafe "Somos templo del Dios Viviente", al cual pertenece el versículo citado, nos habla de ello: ni unión, ni compañerismo, ni comunión, ni concordia, ni parte, ni acuerdo. ¿Se puede decir más claro?

¿Significa lo anterior que no deba verles, hablarles o estar con ellos en absoluto? No más que con los demás inmundos, incrédulos o gentiles. El mismo Pablo en la carta anterior les decía  a los mismos corintios: "No absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras, pues en tal caso os sería necesario salir del mundo" (1ª Cor 5:10); o el mismo Jesús en su oración: "no ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal" (Ju 17:15). Tenemos ahora, si nacimos de nuevo, una única familia, la de Dios (Ef 2:19). !Una y no dos, pues la carnal ya no lo es, un día morimos a ella! ¿Lo recuerdan? (Col 3:3; Rom 6:8).

¿Nos explicamos ahora el porqué de tanto fracaso evangelístico entre nuestros cónyuges, hijos, padres, familiares y amigos?

Concluyendo, diremos que a las puertas del Jordán nos encontramos un pueblo de Dios donde todos, excepto Josué, Caleb y unos poquitos más, necesitaban ser circuncidados. Todos, ancianos y diáconos incluidos,  se santificarán o no irán más allá de Gilgal.


6. Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que todos los hombres de guerra que habían salido de Egipto fueron consumidos, por cuanto no obedecieron a la voz de Yahweh; por lo cual Yahweh les juró que no les dejaría ver la tierra de la cual Yahweh había jurado a sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel.


"Anduvieron por el desierto, hasta que todos los hombres de guerra que habían salido de Egipto fueron consumidos"

Hasta que todos los que se empeñan en conquistar la tierra en su propio poder, en ser santos o conquistar la santidad en sus fuerzas, sean consumidos !Tremenda palabra! Es decir, que reconozcan su error y su fracaso y "arrojen la toalla" en señal de rendición. Hasta entonces la desértica singladura no concluirá.

¿Son conscientes hombres de guerra, que están prolongando nuestra estadía en el desierto, nuestra agonía, con su contumacia?


"Por cuanto no obedecieron a la voz de Jahweh"

El nombre de Jahweh aparece tres veces en este versículo, como para que no quede ninguna duda que Su voz se dejó oír siempre, diciéndoles una y otra vez lo que debía hacerse. Sin embargo, los hombres de guerra le desobedecieron obstinadamente y esto se llama rebelión. ¿Cómo? Desoyendo Su voz. ¿Dónde? En Sus profetas y profecías. Hacer caso omiso de las profecías menospreciándolas, siempre ha traído horribles consecuencias al pueblo de Dios (1ª Ts 5:20; Pr 29:18). Anteriormente dijimos que teníamos que acampar (reposar) y también que se tuvo que vencer el miedo; lo que pudo ocurrir porque todos los hombres de guerra habían sido consumidos; es decir, dejaron de luchar. !He aquí la INCREDULIDAD!, la segunda de las matas: seguimos obrando porque en  realidad tenemos miedo (desconfianza) de que Dios realmente lo vaya a poder hacer sin nuestro concursopensamos que Él solo no puede y necesita nuestra ayuda. ¡Perfecto amor que echas fuera el temor, ¿dónde te has metido?!

No sólo se desoyó la voz del divino paráclito, sino la voz externa, audible, potente y clara de los profetas. Despreciar las opiniones de alguien, aunque sea el más pequeño de los hermanos, y hacer caso omiso de las profecías trae desenfreno. Esto es sumamente grave, pues no estamos ante un prolongado silencio divino, sino ante la negativa a obedecer Su voz, la voz del mismo Dios, y esto trae irremisiblemente tinieblas a los corazones (Rom 1:21); es decir, ceguera judicial.


"Tierra que fluye leche y miel"

La leche con miel que hace dormir al bebé en perfecta paz y dulce gozo; es decir, la bendición personal y el avivamiento. AVIVAMIENTO que por tantos años y tan ansiosamente busca la iglesia, pero sin tener que volverse para alcanzarlo. Y si aún se está buscando, es de perogrullo que todavía no hemos llegado a la tierra. !El avivamiento, es decir, la conquista de Jericó (Bilbao) y lo que le siga, lo reiteramos, no vendrá sin el paso del Jordán y la acampada en Gilgal para la circuncisión y la pascua!

La palabra nos augura que se trata de tierra de leche (paz) y miel (gozo). !Qué ricura! (Dt 11:8-32; 28:1-14). Si, hermanos, la obediencia y sólo la obediencia trae la bendición.

Todos intuimos que estamos muy cerca de esa tierra, el aroma de la leche y de la miel ya se dejan sentir, y a estas alturas ya todos reconocemos, al menos en nuestro interior aunque nadie se atreva a decirlo, que tenemos que dejar de dar vueltas. Es por esto que la posición espiritual en la que estamos es exactamente al borde del Jordán, para tomar la decisión de cruzarlo y acampar al otro lado, o seguir dando vueltas en la rotonda del activismo. Una decisión difícil, porque es muy duro tener que admitir que aún no estamos preparados para guerrear y que hemos estado haciéndolo sin estarlo

¿!Después de tantos años de espera acampar!? ¿Nos lo dices en serio Señor?

Al respecto recordemos la última profecía: "Levantaos, decidíos por Mi, comprometeos Conmigo..."

Así que, hermanos, ya es hora de DECISIÓN Y COMPROMISO.



7. "A los hijos de ellos, que él había hecho suceder en su lugar,
Josué los circuncidó; pues eran incircuncisos, porque no habían sido circuncidados por el camino".


"Que él había hecho suceder en su lugar"

!Ojo! Si nosotros no obedecemos ahora otros ocuparán nuestro lugar.


"Porque no habían sido circuncidados por el camino"

La inmundicia es incompatible con la marcha hacia adelante. Por tercera vez se nos dice (v. 4,5 y 7) que en marcha, en el camino, nadie puede circuncidarse. La santificación parece ser en voz pasiva: solamente "en reposo y en descanso, en quietud y confianza" somos salvos (santificados) (Is 30:15). Isaías está hablando de la salvación del alma o santificación experiencial y no de la salvación del espíritu o santificación posicional, son palabras dichas al pueblo de Dios; un pueblo rebelde, pero siempre Su pueblo; tipo del Israel espiritual, que es la iglesia; tú y yo.

La circuncisión se realiza pues, con la iglesia ACAMPADA: lo vemos en la Palabra por doquier: Joel 2:15-16; 2º Cr 29:4,15; Neh 8:1; 9:1; etc.

Sí, hermanos, por duro que parezca, tras salir de Egipto y vagar cuarenta años por el desierto, !aún tenían que santificarse! El desierto no los santificó; salieron de Egipto pero Egipto no había salido de ellos. Tuvo que hacerlo la Palabra, los "cuchillos afilados" de Josué. Palabras éstas que ahora sí serían escuchadas y obedecidas.



8. "Y cuando acabaron de circuncidar a toda la gente, se quedaron en el mismo lugar en el campamento, hasta que sanaron."



"Cuando acabaron"

No antes que todos estuviesen santificados.


"Acabaron de circuncidar a todos"

Se nos dice de nuevo que la santificación ha de ser conjunta, de todo el cuerpo de Cristo, de toda la iglesia local. Para entrar en la tierra ni uno solo de los escogidos por el Señor quedará incircunciso. Analicemos pues algunas cosas con relación a esta circuncisión:

a)- Desde el versículo segundo al octavo se habla de circuncisión ocho veces. !Qué casualidad!, el ocho es el número de la circuncisión; los bebés eran circuncidados al octavo día. Ocho es un número que también se asocia con la resurrección (7 más 1). También aparece asociado a la idea de cubrir con grosura, de lo que espiritualmente supera lo completo, llegando a ser saciador; es, en fin, el número de la sobreabundancia.

b)- Teniendo en cuenta que en el versículo 7 se menciona además la palabra incircunciso, tenemos un total de nueve alusiones a la circuncisión en este pasaje y, !que casualidad!, nueve es el número que la Biblia asocia con el fin, con el juicio del hombre y sus obras; por lo que vemos que durante el periodo en que la iglesia esté acampada santificándose, el Señor la va a juzgar: sacará a la superficie lo oculto, lo bueno y lo malo, se sabrá quién es quién (Mr 4:22; 1ª Cor 3:13). Sí, el Señor vendrá con recompensa y castigo; traerá confesión y restitución (en privado y en público, según toque) a Dios y a los hermanos (Is 35:4; 40:1-10). Así es como comienza el Año Agradable: sacando lo desagradable; porque siempre es "primero cruz y después gloria".

c)- Nueve también es el número de lo completo con respecto al hombre, del resultado con relación al hombre, de la CONCLUSIÓN de algo; de ahí el "cuando acabaron de circuncidarse", que leemos en el versículo.

d)- Resumiendo; en lo que llevamos de estudio de este pasaje, vemos el énfasis que la Biblia hace de la SANTIFICACIÓN (de la que la circuncisión es como el colofón), para salir de la religión-humanismo y entrar en la vida; si, la circuncisión es la frontera entre la religión y la vida. Esto siempre es así hasta que la vida de resurrección pueda manifestarse en nosotros:

Dejar de dar vueltas y parar del lado este del Jordán - MUERTE
Pasar del Jordán - SEPULTURA
Acampada, circuncisión y pascua en Gilgal - RESURRECCIÓN

Una etapa correspondiente a nuestra vida cristiana, la  que corresponde con la ley, con la religión, con la carne, con el alma, se concluye. Dios va a juzgar lo hasta aquí realizado por cada cual, sacando a la luz lo oculto de los corazones y poniendo personas y cosas en su lugar. Dios lleva mucho tiempo o gritándonos: !Volveos a Mí!...

… La hora del juicio ha llegado...


"Se quedaron en el mismo lugar, en el campamento, hasta que sanaron"

!Quietos parados todos! Todavía se sigue en el campamento, en el mismo lugar. !Que aún no se mueva nadie! Ya se nos dijo y se repite aquí dos veces más: "mismo lugar" "campamento". ¿Y de qué lugar se trata? Del mismo que lo viene siendo desde el paso del río: Gilgal (v. 4:19).

Estábamos dando vueltas por el desierto y decidimos pasar al otro lado; o lo que es similar, dejamos de salir a "jugar a hacer la guerra" y nos quedamos en el campamento. Dejamos de salir a jugar a "evangelizar" y nos quedamos en el local de culto el tiempo necesario. Dejamos toda actividad, !toda!, que no sea estar santificándonos en la Palabra. ¿Hasta cuándo? Hasta SANAREncerrados en el aposento alto hasta ser completamente restaurados, recuperar la salud, la fortaleza y el aliento; hasta soltar todo el lastre del pasado; hasta que toda herida sea cicatrizada. Sí, en el Aposento Alto de Bilbao, hasta que seamos investidos del poder de lo alto (Hec 1:4,8; Jn 15:5). Y no hablamos aquí de una experiencia pentecostal personal e individual, sino de la que allí ocurriera: TODOS, UNÁNIMES, JUNTOS en clamor y ruego (Hec 1:14; 2:1); es decir, a una experiencia corporativa, de toda la iglesia local.
Intuimos que toda iglesia que haya experimentado un auténtico avivamiento, tuvo que pasar inexorablemente por aquí. Si tu nos dices que otrora experimentaste o experimentamos muchos milagros y dones, te diremos al respecto que el pueblo de Israel en el desierto también, y que los creyentes de Corinto otro tanto; pero en ambos casos eran carnales.



9. "Y Yahweh dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto; por lo cual el nombre de aquel lugar fue llamado Gilgal, hasta hoy".


"Hoy"

Cuando sanaron, cuando recibieron el poder. Ninguna iglesia debe ir a predicar el evangelio corporativamente sin la experiencia de aposento alto; ello sería como querer encender una hoguera con una tea apagadaNo debemos predicar la moral en ropas menores.

Notemos también que es Jahweh quien marcó el fin del encierro, haciéndole saber al líder el momento en que todas las heridas habían sido restañadas.


"He quitado el oprobio de Egipto"

Oprobio es humillación, ofensa, ignominia, afrenta, deshonra, burla, vergüenza... Egipto es el mundo. Ahora sí, hermanos, ni el parque de Txurdínaga, ni el de Etxebarría, ni el de los Patos, ni la plaza San Nicolás, se reirán más de nosotros. Ahora si, la mundanalidad y la carnalidad habrán sido extirpadas. Es cuando somos santificados e investidos de poder, que las humillaciones de la carne y de Satanás tienen que huir. El enemigo de las almas no tendrá ya derechos o bases legales, no tendrá asideros  donde agarrarse para molestar nuestras vidas ni para impedirnos marchar; ya nunca más en círculos, sino hacia adelante.


"Aquel lugar fue llamado Gilgal"

El diccionario bíblico traduce este término con tres acepciones: "círculo de piedras, rodar y oprobio". !Cuan acertadamente fue adjudicado el toponímico! Podríamos decir que Gilgal fue el lugar donde "El pueblo de cabezas duras como las piedras que rodaba en círculos, haciendo el ridículo, para ir a ninguna parte, acampó y fue circuncidado, sanado, vindicado y equipado".



10. "Y los hijos de Israel acamparon en Gilgal, y celebraron la pascua a los catorce días del mes, por la tarde, en los llanos de Jericó".


"Acamparon en Gilgal"

Es decir, siguen en el mismo sitio. Esto se nos repite hasta la hartura.


"Y celebraron la pascua"

En la primera pascua (Ex 12:5-8) la sangre del cordero protegió a los Israelitas del Ángel Exterminador en Egipto. Esto nos habla de que solo el Cordero de Dios tiene la integridad perfecta, solo Su sangre rociada nos la trae (además de la sangre derramada para perdón necesitamos ser rociados para santificación). Nosotros participamos del único que tiene esa integridad perfecta en la comunión, en la UNIDAD, representadas en la participación del pan y el vino pascuales; alcanzamos la integridad perfecta y la plenitud como cuerpo en el cuerpo; es decir, en la comunión con Cristo y con los hermanos.

!He aquí el AMOR FRATERNAL!

Ese amor que tanto echaba de menos el Señor en la iglesia de Éfeso (Ap 2:4); pues quizás este versículo, como dice S. E. Wirt en Después de la Experiencia, no se refiera al primer amor a Cristo de los recién convertidos; pues en el versículo precedente se dice que la iglesia "ha trabajado arduamente por amor de Su nombre"; sino que aluda al sereno y maduro amor fraternal, el amor del Nuevo Testamento ("que os améis los unos a los otros como Yo os he amado") del que tanto nos hablan Pablo, Pedro y Juan en sus epístolas, al amor fraternal no fingido, el amor que da la vida por los hermanos y no del sucedáneo de los fingidos besos y abrazos de rutina al terminar el culto (1ª Pe 1:22).

Si, hermanos, es seguro que todos amamos a Cristo, pero ¿amamos a los hermanos?... ¿nos amamos entre nosotros sin fingimiento?...

Tras la caída del poder, del fuego del cielo que aprueba y consume el holocausto, o mejor dicho, con Su presencia y poder; pues el Espíritu Santo siempre nos trae una carga de AMOR: amor al Señor, amor a los hermanos, también amor apasionado por las almas perdidas, no solo deseo de crecer numéricamente. Esto es evidentísimo tanto en Hec 2:44, como en Hec 4:32, donde tras los respectivos derramamientos se produjeron idénticos resultados de confraternización. !Aleluya, cuando viene el Espíritu Santo siempre nos inunda de amor!

Pero no olvidemos que también trae temor. !Sí!, TEMOR al Señor (Hec 2:43; 5:5); !Temor mortal a desobedecerle, a pecar; pánico santo que puede matar y mata, como fulminó a Ananías y Safira! Creemos que es este temor el que tanto estamos necesitando; algo mucho más allá de lo que entendemos por "temor reverente". ¿O qué sintieron los israelitas al pie del Sinaí? ¿Reverencia simplemente o miedo a morir? (Ex 20:18-19 Pentecostés en Sinaí). Este temor es el que hacía caer postrados, retorciéndose y gimiendo por salvación del alma, (pues ya eran salvos de espíritu), a la vista de las fauces de la Gehenna, a los cristianos, !no hablamos solo de de incrédulos! cuando predicaban, v.g., Charles Finnney, Jonathan Edwards, Christmas Evans, David Brainerd o John  Wesley. Este es el temor que está a la puerta y contemplarán nuestros ojos.

!He aquí la verdadera UNANIMIDAD!

Pues sin amor fraternal y temor de Dios que arroje fuera el pecado, la unidad es imposible. Sólo puede haber unidad con los hermanos en el Señor; lo que quiere decir que si un hermano no está en la "sintonía" correcta, ya sea pastor, anciano, diácono, mi padre, o mi esposa o mi hijo, ni puedo ni debo estar en unidad con él. Repetimos, solamente en Cristo hay unidad. Sólo en Cristo somos uno y no, a la fuerza o por manipulación, en personas o ideas, !en el Señor y en nadie más! (Jer 15:19b; Gál 3:28). La verdadera unidad sólo vendrá tras el amor fraternal, que no se fabrica sino que es derramado de lo Alto, y el verdadero amor fraternal tras la santificaciónSantificación, derramamiento, amor fraternal y comunión o unidad; he aquí el único camino, la única dirección. No se construyen las casas comenzando por el tejado; no se colocan los bueyes detrás del carro; no se hacen llamamientos artificiales a la unidad en primera instancia, obviando la santidad y el amor. La unidad no se fabrica con reuniones de los pastores de una ciudad o región, sino que ha de venir de lo alto.

Creemos que puede decirse que la falta de amor fraternal y la desunión, no son sino síntomas de la verdadera causa: !el cáncer de la inmundicia!

LA VERDADERA UNANIMIDAD SE CONSTRUYE EN BASE A CONDENAR Y NO EN BASE  CONDONAR EL PECADO (Watchmen Nee).

UNÁNIMES SI, PERO EN EL SEÑOR (Rom 15:5-6; Fil 2:2, 5; 4:2).

Porque Dios es santísimo, tres veces santo y sólo se manifestará en medio de la santidad. Cualquier manifestación sobrenatural en medio de la inmundicia, casi con seguridad no vendrá de Dios sino del enemigo de las almas, será una manifestación de espíritus mentirosos.

He aquí, en suma, un pueblo SANTIFICADO, INVESTIDO DE PODER DE DIOS, AMOROSO Y UNÁNIMEUn pueblo, !al fin!, preparado para marchar a la guerra.


"A los catorce días del mes"

Según 4:19 acamparon por primera vez en Gilgal el día diez del mes primero, y celebraron la Pascua el día catorce del mes. Como una herida no sana en sólo cuatro días (Gén 34:25), hemos de suponer que dicha Pascua tuviera lugar al mes siguiente, el segundo mes. Si realmente ocurrió así, tendríamos  un total de treinta y cuatro días, en los que se llevó a cabo todo el proceso, desde la acampada para santificación, hasta la perfecta comunión en esta Pascua. ¿Merecerá la pena dejar todo, parar y confiar esperando sólo en Dios por unos días? ¿Y si no fueran treinta y cuatro sino más? La Palabra es clara al respecto: "HASTA QUE SANARON"; hasta que Jahweh confirme al Josué de turno el día en que el oprobio haya sido quitado, haya sido resuelto.


"En los llanos de Jericó"

Limpios, como recién nacidos, como quedó Naamán tras ser curado de su lepra, tipo de la rebeldía (2ª Re 5), entonces pudieron descender del collado a los llanos y celebrar la Pascua. La tensión se aflojó y el pueblo pudo comenzar a relajarse en la paz del temor y del amor de Dios.



"Al otro día de la pascua comieron del fruto de la tierra, los panes sin levadura, y en el mismo día espigas nuevas tostadas". (v. 11)


"Al otro día"

La bendición de la obediencia no se hizo esperar mucho tiempo; cumplida la condición se obtuvo la promesa (Heb 6:12). Todo se desarrolló tal como el Señor lo dice en el primer capítulo de Isaías, donde vemos que tras el arrepentimiento viene la bendición. Resumiendo ese capítulo vemos:

v. 1-9: Pueblo rebelde, ... que no entiende, sin conocimiento, !gente pecadora!... Cabezas enfermas... desde la planta del pie hasta la cabeza no hay nada sano....
v. 10-15: Dejen de hacer sus obras muertas que me son abominables.
v. 16-17: Lávense y límpiense, dejen de hacer lo malo, restituyan.
v. 18:     Vengan luego y arreglemos cuentas...SI QUIEREN Y OYEN, COMERÁN EL BIEN DE LA TIERRA.

Josué y su pueblo quisieron, oyeron y comieron... ¿y nosotros qué haremos?


"Comieron del fruto de la tierra"

!Al fin se pudo dejar el alimento para bebés!, (según Johnny Enlow en "La Profecía de los Siete Montes": el maná, alimento de emergencia para rebeldes, y el agua de la roca, agua de emergencia para rebeldes). Se acabó la lechita y viene ahora el alimento para gente madura (1ª Cor 3:1-3). El fruto es el alimento y ¿cual alimento, sino toda palabra que sale de la boca de Dios? (Mt 4:4). Creemos ver aquí la vuelta de las revelaciones, los "rhemas", la visión, las visiones, la profecía, los dones, el fruto del Espíritu, milagros y señales ...; es decir, un nuevo fluir para la edificación del pueblo de Dios. Tenemos aquí pan integral (Cristo) y sin aditivos (sin levadura); a Cristo tal cual es; la Palabra al completo sin quitarle lo que escuece, como por ejemplo lo tocante a reprender el pecado y administrar disciplina en la iglesia; y sin añadiduras humanas, tales como doctrinas y reglamentos humanos. Se acabó el "evangelio LIGHT". Se acabó la babilonización o secularización galopante; camino que siguió y sigue la Iglesia Católica Romana, y más tarde todas sus hijas protestantes y evangélicas, la mujer de Mt 13:33, que por mezclar las tres medidas de harina (las perfecciones de Cristo: profeta, sacerdote y rey) con la levadura (añadiduras humanas al evangelio, idolatría, ...) se convirtió en Babel; la iglesia de las mezclas, de la confusión, pues eso justamente significa Babel (W. Nee); es decir, en una Gran Ramera, madre de todas las abominaciones en la tierra, que Dios detesta; pues en sus revolcones con todo y con todos leudaría toda la masa de la "cristiandad": madre e hijas. Y en verdad que ha tenido éxito, pues toda la "cristiandad" está hoy contaminada, en mayor o menor grado, de tal infecta levadura, salvo escasísimas excepciones; tal vez sólo una, la que ha de prevalecer por no tener nada que ver con la “cristiandad” leudada.

!Que tremendo peligro corremos! !Cuanto nos estamos pareciendo a ella!: programas, actividades, marketing de iglecrecimiento, marchas (llamadas así eufemísticamente para que no se note mucho que son procesiones), maquillaje, rutina, evangélicos con hábitos, disfraces y caretas de obras muertas y humanismo, ...; todo esto cada vez más !a mares!; pero santidad !cada vez menos! ¿Reaccionaremos antes de que Cristo nos retire el candelero y nos vomite de Su boca? (Ap 2:5; 3:16). Démonos cuenta que a Laodicea se llega desde Filadelfia por dos caminos: el del exceso, como en los EE.UU. con su "súper": súper-fe, súper-prosperidad, súper-sanidad; y el del defecto, como en España o Europa con su "mini": mini-fe, mini-prosperidad, mini-sanidad...

!Necesitamos COLIRIO si no vemos esto! !Garrafones de colirio!


"Espigas nuevas tostadas"

¿Se tratará quizás de nuestras primicias, nuestros primeros frutos, las primeras almas añadidas tras la santificación y la comunión fraternal? Seguro que sí, y además !calentitas!, recién horneadas, como las espigas nuevas tostadas.


"En el mismo día"

Recordamos ahora que el mismo día en que fue derramado el Espíritu Santo, en Pentecostés (Hc 2), Pedro habló con poder y con gran revelación y tres mil espigas nuevas brotaron. Podría decirse que fue una buena campaña ¿no creen? Y eso aunque no hubo carpa, ni payasos, ni guiñol, ni mimo; no hubo folletos ni nada de eso (Is 31:1). Solamente una cosa se necesitó: una iglesia santificada, unida y transformada por el poder del Espíritu Santo. Repitámoslo una vez más: solamente una iglesia que haya pasado por la "Experiencia de Aposento Alto"; es decir, por el Jordán, Gilgal, Aralot y los llanos de Jericó, solo una iglesia así estará capacitada para evangelizar; o más bien, para que el Señor pueda añadir a ella los que tengan que ser salvos.

!A ti se te dice Señora!: ¿Estás dispuesta a reconocer tu error, parar, acampar, santificarte y celebrar la Pascua, para ser investida del poder de lo Alto? ¿Estás dispuesta a reconocer tu CEGUERA y tu REBELIÓN? ¿Estás dispuesta a despojarte de tu disfraz de ACTIVISMO dejando al aire tu desnudez? ¿Estás dispuesta a lavarte, limpiarte, dejar de hacer lo malo, RESTITUIR y venir luego para estar a cuenta con tu Dios? ¿O dirás como el pueblo rebelde a Jeremías: "no andaremos" (Jer 6:16); o como le dijeron a Isaías: "no queremos quedarnos quietos" (Is 30:15)?

La Palabra es clara: "si quisieres y oyereis". No es que la mano de Dios se acorte para darnos, sino que la bendición depende de nuestra voluntad de oír y obedecer.

!Señora, Señora, "que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados!... !Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta  a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! He aquí vuestra casa os es dejada desierta" (Mt 23: 37-38). (¿Recuerdan la prédica de la higuera estéril próxima a ser arrancada?) "Porque os digo ahora (hoy Señora, hoy) que no me veréis hasta que digáis: bendito el que viene en el nombre del Señor" (v. 39).

Severa amenaza la que pende sobre nuestras cabezas. ¿Será suficiente para movernos al arrepentimiento verdadero?



12. "Y el maná cesó el día siguiente, desde que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Israel nunca más tuvieron maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Canaán aquel año".


"El maná cesó desde que comenzaron a comer"

El "desde" es enfático. Hasta aquí el Señor nos ha alimentado "gratis", con pan y agua de emergencia, con almas que no ha "ganado" la iglesia, sino que el Señor ha traído. Pensemos un momento en la procedencia de esas almas nuevas que vinieron la iglesia durante los tres últimos años. ¿Cómo vinieron? ¿Fueron fruto de las campañas en los parques de Txurdínaga, Etxebarría, el de los Patos u otros? Ni una sola; sino que todas las almas nuevas que han perseverado, vinieron por sí mismas, traídas por el Espíritu Santo o por evangelización personal. !Y gracias a Dios que haya sido así!, pues de lo contrario sabe Dios donde hubiéramos podido ir a parar, al añadirse a nuestro extravío la jactancia por el "fruto silvestre".

Desde que aparezcan las nuevas espigas de la tierra; es decir, los primeros frutos del avivamiento soñado, "comer de gratis" se acabará. El primer año o periodo aún disfrutaremos de balde, pero luego terminará la gratuidad y, !al fin!, aquellos a quienes tanto les cuesta estarse quietos, podrán y tendrán que trabajar; y más les valdrá que entonces si lo hagan; ahora si, en las obras preparadas por Dios de antemano, pues sino serán arrancados y se secarán por inanición.


"Nunca más tuvieron maná"

Se acabaron definitivamente las "aspirinas con azúcar". Se acabó el no reprender, el hacer la vista gorda como el sacerdote Elí (1ª Sam 2:22 y ss.), se acabó el admitir excusas, ..., se acabó por fin la lechecita. !Aleluya!

Se terminaron los lloros, las quejas, las pataletas y los coros de plañideros-as pletóricos de afectación, con pretensión de intercesores. Se terminaron la mundanalidad, la prevaricación, el temor de los hombres, la acepción de personas, el secretismo, los chismes, ... 

!NUNCA MAS TUVIERON!

!Gloria al Señor!


"Aquel año"

¿Cual año? El año de la santificación, este año que comenzamos; el año de prórroga de la higuera, de la Señora Elegida; !el año mil novecientos noventa y seis! Aquel año de prórroga que en Su misericordia el Espíritu Santo solicitaba al Señor para la higuera. Dios por Su maravillosa gracia aún nos mantendrá un año más de lo que no sembramos, de las espigas que amorreos, cananeos, etc. abandonarán en su huída. El año agradable, sin duda, pero también el año de prórroga. Es urgente reconocer que nos estamos moviendo "en el tiempo de descuento", en un tiempo extra de misericordia, que se nos ha concedido.

Finalizado tal año vendrá la hora de la verdad y será cuando santificados, revestidos de poder y unánimes, habrá que trabajar y hacerlo con denuedo; ahora si, en las obras preparadas de antemano por Dios, para que andemos en ellas (Ef 2:10). El de ahora no será pues tiempo de sembrar, sino de CAVAR Y ABONAR, actividades ambas internas y no externas, de puertas hacia adentro. ¿Recuerdan? el alimento de ese año vendrá "gratuitamente", aunque esto sea difícil de digerir para estómagos orgullosos y para los necios, que habiendo comenzado por el espíritu, se empeñan en acabar en la carne (Gál 3:3); aquellos que pretenden el avivamiento por las obras de la carne y no por la fe.

Pasado este año agradable ya se podrá salir de Jerusalén (las paredes de la Señora) e ir en pos de la conquista de Jericó (Bilbao) y luego de Hai (Lekeitio) o Getxo o ..., y todo cuanto el Amado nos ponga por delante.



13. Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?

"Cerca de Jericó alzó sus ojos"

Yahweh había engrandecido a Josué delante del pueblo (4:14), pero estando ya cerca de Jericó Josué aún no sabía cómo enfrentar y ganar su primera batalla; el Señor todavía no le había revelado los detalles del segundo paso tras la acampada. Estaba preocupado por ese paso, que no le sería revelado hasta haber completado el primero. Josué tenía "el que" delante de sus narices: conquistar Jericó,  pero no sabía "el cómo" ni "el cuando". Esos detalles finales le fueron mostrados en el momento justo, ni antes, ni después; justo en el tiempo de Dios la revelación vino, y lo hizo con teofanía incluida. Cuando alzó los ojos y dejó de mascullar sus propios planes, !gloria a Dios y aleluya!, ahí estaba el Estratega de estrategas, el Capitán de las Huestes Celestes, nuestro santísimo Señor Jesucristo.


"Delante de él"

Posición correcta: Cristo al frente, luego el líder y tras ellos los demás. La Nube siempre por delante y encima, para no "tostarnos". "Como poderoso gigante irá delante de nosotros" (Is 42:13).


"Tenía la espada desenvainada"

Esa era la señal de que ahora si había llegado la hora de pelear o quizás más bien de ocupar el territorio que Él ya había conquistado; porque siempre es sin ejército y sin fuerza, pero con el Espíritu de Yahweh de los Ejércitos (Zac 4:6). Esta es la santa y constante táctica de lucha en toda la Biblia; v. g.: 2º Cr 20:1-30; Ex 14:13-14); Sal 46:1-3, 10; He 4:10; Is 30:15; Jos 6:1-5; 1ª Sam 2: 9c; ...



14. El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Yahweh he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?


"El respondió: No"

El Señor se santificó a Si mismo: "Por supuesto, Josué, Yo no soy de los tuyos y mucho menos de los otros. YO SOY mucho más. YO SOY Dios y no hombre. YO SOY el Señor y nadie se compara conmigo".


"Mas como príncipe ... he venido ahora"

"Antes tenía el traje de Sacerdote, de Intercesor y de Santificador, pero ahora llevo el traje de Rey, de Príncipe guerrero, ahora vengo de ganar la batalla para vosotros".


"Entonces Josué, postrándose... adoró"

Es al oír Su voz que reconoció al Señor que tantas veces le había hablado, pero Al que por primera vez contemplaba sin poder apenas mirar. !Qué éxtasis tan sublime disfrutaría Josué! !Cuan gloriosa sumisión adoratoria del siervo fiel ante Su Príncipe! !Gloria a Dios! Es como si Josué hubiera dicho algo así: "¿Cuales son Tus instrucciones para el próximo paso, mi maravilloso Espíritu Santo?" o , como reza el texto,: "Que dice Mi Señor a su siervo?"


15. Y el Príncipe del ejército de Yahweh respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.


Es como si el Señor le hubiera respondido: "Amado Josué, ¿por qué estás preocupado? ¿no te das cuenta que el lugar que querías ganar es santo, es decir, que ya Yo lo gané?".

A lo que Josué le hubiera respondido: "Maravilloso Dios, creo lo que me dices, ayuda mi incredulidad, Tu sabes que te adoro con todo mi ser".


PARTE II
Capítulo 2
La Pesca Milagrosa

Lucas 5: 1-11
1. Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.
2. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.
3. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.
4. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro,
y echad vuestras redes para pescar.
5. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.
6. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.
7. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas,
de tal manera que se hundían.
8. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
9. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,
10. y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.
11. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.




1. Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.


"El gentío se agolpaba sobre Él"

Los ungidos, los verdaderos hombres de Dios, no tienen problemas de audiencia; la gente los persigue y los buscase pegan por estar lo más cerca posible de ellos para escucharles, como ocurriera con el Señor. Son hombres que como sal provocan sed y como luz destellan y atraen. Los no ungidos y los auto-nombrados no enviados, recorren kilómetros, emplean las mejores técnicas de mercadeo y toda parafernalia externa, para tratar de ocultar o sustituir la VACIEDAD INTERIOR. ¿Desde cuándo el marketing puede suplantar a la Vida y el Poder de Dios? ¿Qué es lo que se pretende ganar: adeptos o almas?

Algunos ahora hasta dan bocadillos y algunas otras cosas, provocando de antemano que la gente los siga para llenar su barriga y no por hambre espiritual: "Me seguís porque habéis comido (Jn 6:26), tuvo que decirles Jesús a los que le seguían tras el milagro de los panes y los peces. ¿Amamos a Dios o sólo Sus bendiciones?, ¿Buscamos Su rostro o sólo Sus manos? Sin embargo, en esta ocasión no hubo bocadillos, pero dice el texto que la gente se agolpaba para oír la Palabra, porque tenían hambre y sed de Dios. Igual que ocurrió en el milagro de los panes y los peces antes de que fueran saciados, porque ellos no sabían que de "postre" vendrían los sándwiches. Pensamos que el Señor ya nos presagiaba lo que puede ocurrirnos si mezclamos, por norma, el pan espiritual y el natural; o, peor todavía, si sustituimos el primero por el segundo. Así que tengamos cuidado con los bocadillos, dejémoslos para quienes quieran una iglesia de comilones y bebedores, cuyo dios sea su vientre. Ojito también con regalar otras cositas, incluso biblias, para que nos sigan. !No vendamos barato el evangelio!"Compra la verdad y nla vendas" (Pr 23:23). La Verdad requiere que se pague un precio, no es fácil de adquirir y, por contra, no se puede vender, !ni lo intentemos! Leíamos hace poco en una revista sobre la iglesia misionera sumergida, que en África no podían regalar libros cristianos a los pobres, porque cuando eran gratis no los leían; tenían que vendérselos, para que los apreciaran; eso sí, a un módico precio, asequible a sus bolsillos. Así fue siempre y así será; solo apreciamos lo que nos cuesta, porque todo lo que vale tiene un precio.


2. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.


(Nota: Vemos aquí por un lado al Señor paseando por el lago, y a los apóstoles por otro lado afanados en sus quehaceres. ¿No les parece un poco extraño? A nosotros si nos lo parece, pero dejaremos esto para comentarlo al hilo del versículo once).

"Dos barcas estaban cerca de la orilla"

Estaban cerca de la orilla (¿próximas a pasar el Jordán?), dispuestas para el trabajo; quizás preparadas para ir al "otro lado". Estas pudieran ser dos iglesias; una, la de Pedro: la Señora; la otra, una iglesia vecina de la zona.


"Habían descendido"

Teniendo que reconocer la derrota de su noche de "pesca", fracasados, frustrados y cansados; habiendo llegado al "cul de sac", al final del callejón sin salida; rindiéndose regresaron a puerto.

La palabra que emplea el texto es "descender", como en Génesis 12:10, para la bajada de Abram (todavía no era Abraham, el hombre transformado) a Egipto.


"Los pescadores"

!Qué contradicción! Pescadores profesionales, incapaces de pescar, tienen que volverse de vacío. Pescadores que aún tras una larga noche regresan sin pesca.


"Lavaban sus redes"

!Las redes estaban contaminadas, inmundas, sucias, rotas ...! !Eran instrumentos de pesca inservibles, tenían que ser lavadas y reparadas. Lavadas con agua pura, santificadas y también remendadas, pues había rotos, a través de los cuales los pocos peces que se capturaban se escapaban. !Se fugaban por los rotos! (Mr 1:19), y lo hacían llevándose además algunos de los peces que ya estaban en la barca. Redes cual cisternas rotas que no pueden retener el agua (Jer 2:13).

Esta tarea de lavar y remendar las redes es trabajo que no puede hacerse en el mar, durante la faena, en medio de la brega; sino solamente en tierra, con la barca varada; por mucho que la impaciencia nos quiera empujar a pescar ya, sin "perder" el tiempo lavando y arreglando los aparejos.

¿Cómo están tus redes Señora? ¿Están viejas, gastadas y rotas, ...? ¿Está tu cebo emponzoñado? ¿Son atrayentes para los peces tu barca, tus redes y tus aparejos? ¿Cómo buscas el liderazgo? ¿Por qué cuando lanzas tus redes no se llenan de peces? ¿Quién te está siguiendo? ¿Quién te reconoce? ¿A quién obedeces? ...


3. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.


"Y entrando en una de aquellas barcas"

Esto nos recuerda aquello de "yo estoy a la puerta y llamo, si alguno abre ...entraré ..." (Ap 3:20). !Menos mal que en esta ocasión Simón le deja entrar y sentarse!

Había dos barcas y el Señor tuvo que elegir una y parece que fue la del "pescador" más celoso, aguerrido, tozudo y obstinado en pescar; eso sí, del "Club Sinatra": "A mi manera".


"Le rogó que la apartase de tierra un poco"

"Santifica tu iglesia un poco, quizás baste subir a un simple collado y no haga falta un gran monte. ¿Estás dispuesto a ello, Simón?"


"Y sentándose enseñaba"

Quizás al ansioso y estresado Simón le irritaría aún más tanta parsimonia pues le venía a contrapelo. El que antes paseaba mientras ellos faenaban afanados, se sube a la barca, !pero no para pescar!, sino que se les sienta. Imaginamos a Simón atacado de los nervios, viendo a Jesús relajado y sentado mientras "solo él se preocupaba, en tanto que solo él tenía carga por la obra..." ¿No les recuerda a esto a Marta, la hermana de Lázaro, cuando María su hermana se sentaba tranquila a escuchar al Señor, haciendo a un lado todo lo demás?

El Señor enseñaba, preparaba a la gente !no fue una predicación evangelística! El Maestro hablaba para los suyos, para la iglesia. Pensamos que se dirigía más a los de las barcas que a la multitud. "Sentándose enseñaba". Lo hacía tranquilo, relajado, sin gritar, sin conminar, porque "no es con ejército ni con fuerza"...(Zac 4:6) (se puede arrastrar una cuerda desde el frente tirando de ella, pero si la empujamos desde atrás se arruga). Creemos que en esta escena tenemos de nuevo los "cuchillos de Josué" en acción; rasgando los corazones incircuncisos que ya estuvieran prestos para la santificación.



4. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.


"Cuando terminó de hablar"

He aquí el "kit de la cuestión": "Cuando terminó de hablar",  !No antes! Solo después que los cuchillos afilados hicieron su trabajo. !Es solo cuando el Señor termina de hablarnos y nos da la orden, no antes! (Luc 10:42)

Mientras Job y sus amigos siguieron argumentando, Dios calló; Él esperó incluso a que el sabio y prudente Eliú, que se mantuvo callado tanto tiempo sin intervenir, callara también, y, entonces, habló. (W. Nee).

Mientras no se hiciera silencio y mientras el Señor no terminara de hablar, la barca debió estar quieta, varada en la playa; eso sí, en la orilla, presta para zarpar tan pronto como el Maestro diera la orden. Fue inútil haber salido antes, sería inútil hacerlo ahora. Hasta que el Señor no acabe de decir todo lo que tiene que decirnos aunque salgamos no pescaremos, solo golpearemos al aire. Hasta que el Señor no nos diga claramente "hoy he quitado el oprobio de vosotros, estáis pisando tierra santa", hasta entonces !quietos parados todos! Tenemos aquí el "cuando acabaron de circuncidar a todos" de Josué 5:8.


"Boga mar adentro"

"Ahora si podéis remar; ya están reparadas las redes, ya tenéis Mis instrucciones claras y precisas. Ahora sabéis que hay que hacer, como hacerlo, cuando hacerlo y donde dirigiros". Ahora el Capitán si está en la nave y ha trazado un rumbo claro. Bogar sin rumbo es ir a ninguna parte, es perder el tiempo para volver de vacío, ¡si se sabe!


"Echad vuestras redes"

Limpias, transparentes, reparadas (santificadas y sanadas) de seguro servirán para hacer una buena pesca. Ahora si serán atractivas para los peces, ahora sí los que entren no se escaparán por los rotos.


"Para pescar"

!Gloria a Dios! El Señor nunca tiene dudas. Él no dice: "para ver si pescáis algo por casualidad". No, Él ordena, pues conoce de antemano el resultado !Es omnisciente! Cuando Él nos mande salir a pescar pescaremos; lo que implica que si estamos saliendo y no se está pescando es que Él no nos mandó salir y lo estamos haciendo por cuenta propia"Esta es Mi palabra segura que sale de Mi boca, no volverá a mi vacía, sino que hará lo que Yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié" (Is 55:11).



5. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.


Tal vez el cabezota de Simón, aún después de dar la orden el Maestro, tuvo un lapsus mental de duda, cavilando algo así: "!Pero quien se creerá que es este sabelotodo! ¿Querrá darme lecciones a mí, el Titán del Lago, un jovenzuelo que de la Torá lo sabrá todo, pero de pescar, nada de nada? ¿Yo, que llevo toda la vida en el oficio, seré instruido por un neófito pescador? ¿No será mejor si no hago caso y sigo pescando a mi manera...?"

!A Dios gracias que mordiéndose la lengua el impulsivo Pedro quizás esta vez no se atrevió a decir lo que pensaba y, aun dudando del Maestro, comedidamente contestó!:


"Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y nada hemos pescado"

!INCREDULIDAD y MURMURACIÓN contra El Señor!: "Mira Maestro, si yo que soy un avezado pescador, el gran Simón, ganador de todos los concursos de pesca de Galilea" (Da 4:30)... (!Simón, cállate que estás más guapo! ¿No te das cuenta que acabas de fracasar durante toda una NOCHE, no ves que es un clamor que vuelvas cada vez de vacío? Calla y mejor reconócelo.)

"...después de estar toda una noche faenando..." (Mejor Simón que dijeras "golpeando el aire"; y además, ¿para quién?)

..."nada he pescado, ¿crees que serás más listo que yo, Tu, que nunca has pescado? ¿No querrás hacerme perder a mí, el gran Simón, titán del lago, mi precioso tiempo?"

Pobre Simón, que aún no era Pedro, !toda una NOCHE! Pero no sufras más Simón, tras la noche vendrá el DÍA, y "si crees verás la gloria de Dios" (Ju 11:40). Aún después de tanto tiempo muerto que hasta hiedes, resucitarás. Tras tu humillación vendrá la exaltación, porque cuando te mueras Cristo podrá vivir Su vida en ti.

(Cuando se va con EL Señor no hay nada que ocultar, no hay que pescar de noche, a escondidas y a oscuras; Sus redes sin mancha son transparentes y eso hace que los peces quieran entrar. ¡Sí!, el Señor pesca de día, sin subterfugios, sin componendas; no con un mensaje "light", o cebando la concupiscente carne de la audiencia; no con lo que desean oír, sino con lo que necesitan oír; con el evangelio completo, que llamando al pecado pecado y al pecador pecador, ofrece la gracia redentora después; el evangelio que anuncia que entrar al reino de los cielos no será fácil, sino que para ello habrán de sufrirse muchas tribulaciones. Un evangelio que no empuja ni manipula, pero que atrae: "Y Yo, si fuere levantado de los muertos, a todos atraeré a Mí mismo" (Ju 12:32). El evangelio de la Cruz predicado por crucificados, que destilan el perfume atrayente de Cristo, para muerte o para vida; por siervos que son sal y provocan sed, que son luz y titilan).


"Nada hemos pescado"

"Mira, Maestro, llevamos muchos años saliendo con payasos, mimo, guiñol, carpas, evangelistas, ..., y folletos, muchooos folletos, sin habernos comido ni un rosco, y Tu, así no más, sentadito y de brazos cruzados, ... ¿crees que pescarás por Tu cara bonita?"


"Mas en Tu palabra"

!Gloria al Señor! !Al fin una pizca de fe! Tal vez todavía medio en dudas, en sus ideas y opiniones, Simón se decide a creer, o al menos a obedecer, la palabra del Señor.

!En Tu palabra! En Tu rhema, en Tu orden de "ahora si marchad, poned la barca en el agua, nos vamos de pesca".

!Uff, menos mal! ¿Qué hubiera sido si Simón tras pensárselo y dudar, le hubiera contestado que no al Señor? Muy sencillo, el Maestro se hubiera bajado de su barca y se habría metido en la de Jacobo (Mt 4:21). !Ojito Simón, que te la estás jugando! Ten cuidado no vaya a ser que tu barca se quede desierta y no Le vuelvas a ver hasta que digas: bendito el que viene en el nombre del Señor (Lu 13:35); ve de dónde has caído y arrepiéntete, no sea que tu candelero sea removido (Ap 2:5).



6. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.


"Y habiéndolo hecho"

!Gracias a Dios al fin OBEDIENCIA! !Por fin acabó la INCREDULIDAD! Se dejó de pensar, de hablar, de replicar contra el Espíritu Santo, e hizo lo que por tanto tiempo se le estaba mandando a hacer, pero se negaba a querer entender.


"Encerraron gran cantidad de peces"

Encerraron, esto es quedar bien atrapados, sin posibilidad de escapar.

Gran cantidad: !Hurra, el avivamiento soñado!

En cuanto Simón se dejó de murmurar, refunfuñar, contradecir y obedeció aún con dudas, con una débil fe, la red se llenó; y lo hizo de una manera mucho más allá de lo hubiera podido entender o esperar; tanto que ...


"Su red se rompía"

No cabían en su barca (iglesia), en la que tenía, no en una más grande que se pensaba hacer en previsión de que alguna vez los peces llegaran... Primero los peces encerrados en la red, luego las grandes barcas; primero las almas, después los locales de culto grandes... El pueblo del Señor se las arregló con un Tabernáculo desmontable y ambulante, hasta que se conquistó la Tierra. Ni tan siquiera David, hombre de GUERRA, pudo construir el Templo; tuvo que venir un hombre de PAZ, Salomón, para que pudiera ser levantado. Aprendamos pues la lección: primero  nos rendimos, se acaba la guerra en el corazón, se deja de luchar, y luego se construye el templo del alma y Él vendrá y se nos manifestará, llenando ese templo, no empecemos la casa por el tejado.



7. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.


"Entonces"

En ese tiempo y no antes. Solo cuando la propia red se rompa, o esté por romper, llamaremos al otro local de culto; llenemos primeramente la barca hasta la bandera. Empecemos por el principio, que los peces estén primero en la red y luego busquémosles acomodo en barcas más amplias y no al revés. Recordémoslo: el templo se construyó después que la Tierra hubo sido conquistada.


"De tal manera que se hundían"

No entraba ya ni un alfiler. Apuremos hasta ahí; aguantemos hasta que la Señora reviente de servicios a la mañana, a la tarde y a todas horas; seamos humildes. Ya nos llegará la hora de llenar las barcas auxiliares de Otxarkoaga, Barakaldo, Lekeitio, Getxo, etc. etc. Creemos que esa otra barca pueda ser una iglesia de la zona, o el nuevo local que se quiere preparar, pero recordemos hermanos: primero llenar la Señora y luego hacer señales al local de la calle Maurice Ravel. Que veamos la red llena de miembros en ciernes, antes de pensar en el lugar para meterlos.


8. Viendo esto Simón Pedrocayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.


"Viendo esto"

La obediencia EN fe, trae la visiónsomos sanados de nuestra ceguera judicial al obedecer, al humillarnos reconociendo nuestra impotencia, nuestra incredulidad, nuestra ignorancia. "Si se humillare mi pueblo ..." (2º Cr 7:14).


"Simón Pedro; cayó de rodillas ante Jesús"

!A la tercera va la vencida! En los versículos tres y cinco sólo eras digno de ser llamado Simón, pero después de obedecer si mereces tu nuevo nombre: Pedro, el Simón transformado. !Simón ha muerto, viva Pedro! !Aleluya!

Ahora Pedro tenía un corazón circuncidado; como cuando Abram pasó a ser llamado Abraham: "entonces Abram se postró..." (Gé 17: 3,5). O como cuando Jacob venció al Señor en Peniel (ser derrotados, ser doblegados por Dios es vencer), para dar paso a Israel, el príncipe de Dios. O como cuando Saulo fue arrojado del caballo de la soberbia para que Pablo pudiera ser levantado.

"Señor mío y Dios mío"dijo Tomás. "¿Porque has visto has creído (Pedro)? Dichosos los que creen sin haber visto" (Ju 20:29). !Hasta Pedro tuvo que ver para creer! Qué gran consuelo para nosotros que Abraham, Jacob, Pablo, Tomás, Pedro, etc. fueron tan incrédulos como nosotros. Qué bien que aunque fuera a "toro pasado" Pedro confesara su pecado de INCREDULIDAD y MURMURACIÓN y, postrado, adorase, confesando a Su Señor: "Yo no soy nada, Tu eres Dios, Tu eres el Señor !Tu mandas! !Si "Whuana"!


9. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,


"Porque ... el temor se había apoderado de él"

Este versículo al comenzar por la conjunción "porque", nos está señalando la causa de la postración de Pedro. !Qué pavor, qué espanto, qué terror!: Un encuentro con la AUTORIDAD y el poder de Jesús. Que temor y temblor en el hombre que llega a su Peniel particular (Gén 32:24 y ss.), para tener un encuentro real con la autoridad del Señor: escalofríos, temblor, sudor, estómago revuelto, extrema debilidad, !pánico mortal!, etc. recorren su cuerpo, al reconocer al Personaje Invisible contra quien con contumacia venía luchando; al darse cuenta de que a Quien se venía resistiendo era al Espíritu Santo. Es aquí donde uno quiere esconderse, no haber nacido, o estar muerto y ¡no puede!, el “trágame tierra”; pensamos que algo cerca de esto pero más intenso aún, deberían estar sintiendo aquellos de la Escritura que pedían a los montes y a las peñas que cayeran sobre ellos y les cubrieran (Ose 10:8; Lu 23:20; Ap 6:16) (Nota: este encuentro posiblemente no fue para Pedro el quebrantamiento de Peniel, que acabara de romper su hombre exterior, sino uno de los encuentros fuertes con la autoridad de Dios que le preceden). Pero esto era una gran bendición disfrazada, Simón no volvería a ser el mismo nunca más; en adelante sería Simón-Pedro, más cercano ya al Pedro a secas que aparecería después de su hundimiento por las negaciones cuando apresaron al Señor. Tan terrible fracaso lo transformó profundamente en un instante, como ocurre en la doma de los potros salvajes, y teníamos ahora al fin a Pedro, el Simón descaderado, rengo, sumiso y quieto ante el Señor.

Hasta ese milagrazo Simón no había entrado en contacto real con el Jesús divino, con el Jesús Dios, con el Rey de Gloria en su Autoridad, Majestad y Omnipotencia; solamente conocía al Jesús hombre. De la misma manera nosotros necesitamos esos encuentros, esos fracasos, esos tremendos ridículos que nos hacen morder el polvo y nos avergüenzan públicamente sin apelación posible, para que nuestros ojos sean abiertos a esa dimensión más allá del nuevo nacimiento, a esa realidad del Jesús entronizado,  a quien solo experimentamos en un principio como poco más que figura histórica. Es así que aprendemos a reconocer y acatar que Jesús es el JEFE.

Un encuentro así con Su Autoridad trae mucho más que reverencia; trae humillación, postración, rendición absoluta, temor sagrado, miedo mortal a volver a luchar con Dios, a desobedecerle. Trae la exclamación de "uff, por un pelo no he perdido mi barca, mi predestinación e incluso mi vida!, solo Su misericordia me ha salvado; solo soy un tizón arrebatado del incendio por los pelos; no moriré sino que viviré, me castigó gravemente Jah, mas no me entregó a la muerte; fui sanado, iré y no pecaré más, para que no me venga algo peor" (Gén 32:30b; Zac 3:2; Sal 118:17-18; Ju 5:14).

Si, hermanos, es en nuestro encuentro real con la autoridad, es cuando la tocamos, que descubrimos al verdadero Contendiente de nuestra pelea: EL SEÑOR. ¡Sí!, era Él quien durante todo ese tiempo atrás nos hablaba; era Él quien se nos oponía; Él contra quien discutíamos, razonábamos y poníamos excusas; sí, era Él queriendo hacernos pasar por esa puerta estrecha a la que forcejeando ferozmente nos resistíamos a entrar; era Él el Jinete que nos montaba y al que sacudiéndonos queríamos descabalgar; sí, era esa la cruz que se nos asignaba y no queríamos cargar, y aún menos abrazar, porque nos repugnaba. Sí, estábamos resistiéndonos a dejar morir al viejo guerrero, nuestro viejo YO; sí, éramos nosotros negándonos a echar al "ISMAEL" que nuestra ambición había engendrado en el lecho de nuestra impaciencia,  al que a pesar que nos zahería no queríamos despedir junto a su madre La Carne. No eran nuestras esposas, ni nuestros hijos, ni nuestras odiadas y poco lucidas ocupaciones "ministeriales", ni nuestros diáconos, ni nuestras "ovejas"; no eran las enfermedades, ni la ansiedad, ni el trabajo secular, ni nuestra escasez de fondos quienes nos frenaban e impedían; no eran las personas que nos rodeaban, ni las circunstancias, sino Dios. No eran las situaciones que Dios no hacía nada por cambiar y que obstinadamente queríamos evadir en lugar de someternos a ellas; no era la falta de poder, ni de medios, ni que no fuera Su tiempo, aunque nuestra ceguera no quisiera reconocerlo. ¡No!, no era nada de todo eso sino el Ángel de Yahweh cerrándonos el paso, como lo hiciera con Balaam, apretando nuestro pie contra el muro, para tratar de impedirnos llegar al lugar al que nunca debimos ir.

Quizás queríamos ayudar a Dios a cumplir la promesa que nos hizo, a hacer Su obra. Sin embargo ahora ya sabemos que Dios solo se basta para cumplir lo que promete y que solo Él hace Sus obras; es más, no acepta obras que no sean Suyas, por muy buenas que nos parezcan. Él obra como y cuando quiere y de forma sobrenatural, para que no nos quede ninguna duda de que fue Él quien lo hizo y no nosotros. Él nunca compartirá Su gloria con nadie; solo ha esperado a que agotáramos nuestras fuerzas y retiráramos nuestras manos; a que sentados, quietecitos, en reposo y en descanso, pudiéramos contemplar al Dios de toda Majestad y toda Gloria, cumpliendo Sus propósitos sin el baldón de nuestras "ayuditas", las metidas de nuestras manos que siempre abortaban los milagros en gestación que Él quería para nuestras vidas. 



10. y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.


"No temas"

!Cuan misericordioso es el Señor! Sabe que nuestro encuentro real con Él  nos derrite cual mantequilla, nos hace temblar como niños aterrorizados; por eso no se demora en tocarnos y decirnos: "no temas": "Cuando Le vi caí como muerto a Sus pies. Y Él puso Su diestra sobre mi diciéndome: no temas" (Ap 1:17; Da 10:7-10).


"Desde ahora"

"No temas, todavía no vas a morir (Is 6:5), pero de hoy en adelante más te vale hilar fino"; "ve y no peques más" (Ju 5:14; 8:11). "Antes no me conocías como el Dios temible, desde hoy habrá una diferencia en tu vida, ya no serás el mismo que eras, serás un hombre quebrantado, clavado a la cruz; permanece ahí sin bajarte" (Gál 2:20).


"Serás pescador de hombres"

"Si amado Pedro, antes pescabas pececillos, o creías que los pescabas, ahora pescarás almas"...

Los abrojos no pueden dar higos, algunas higueras tampoco, pero las higueras cavadas y abonadas si los darán. Se acabaron los juegos, llega la hora de la verdad. Hasta aquí se nos permitieron ciertas cosas, pero es el momento de HIGOS EN LA HIGUERA, de SANTIDAD EN LOS SANTOS, de ESCLAVOS DE CRISTO EN LA IGLESIA, de CRUCIFICADOS PREDICANDO LA CRUZ. Pero no temas, "Yo estaré contigo, no te dejaré ni te desampararé" (Jos 1:5).

Damos gloria a Dios por hacer extensivo este santo temor (no simple reverencia) a sus compañeros de faena Jacobo, Juan, etc. "No te preocupes Pedro, fuiste desnudado, pero ellos también. En adelante te serán verdaderamente fieles sin que tengas que apantallar que eres lo que no eres; precisamente por ser valiente y sincero en confesar tu pecado, no solo no ha disminuido la autoridad que creías tener y no tenías, sino que ha aumentado delante de los ojos de tus compañeros; porque el que se humilla será enaltecido (Lu 14:11). Por tanto, pon tu vista en Mi y olvídate de lo que los demás puedan pensar, eso es asunto Mío y no tuyo; ellos te respetarán cuando vean, ahora sí, Mi autoridad en ti".

Así es, la vulnerabilidad, la sinceridad, el quitarnos la careta y el disfraz, nos eleva ante los ojos de los demás, aunque el diablo siempre quiere convencernos de lo contrario. Dios no está preocupado por nuestro "caché"; no, Él nos desnudará de nuestra hipocresía y, siempre que nos haga falta, nos avergonzará delante de los demás, despojándonos de nuestras hojas de higuera, para que nos demos cuenta, y los demás también, de lo que somos en realidad.



11. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.


(Aquí se nos presenta una escena muy similar a la de Laodicea, donde el Señor de la casa está llamando para que los que se olvidaron de Él dejándole afuera le dejen entrar. También muy parecida a la escena del final de los episodios de "Los Picapiedra", donde Pedro Picapiedra aporrea la puerta y grita a su esposa Bilma para que le deje entrar a su propia casa, de la que su propio gato le acaba de echar. Vemos aquí  en el relato de Lucas al Señor por un lado PASEANDO, y a los discípulos por otro lado "PESCANDO". Triste realidad, pero así era.

En el capítulo anterior de este evangelio (4:38-39), podemos apreciar que el Señor entraba ya a la casa de la suegra de Pedro; deduciendo que había ya una relación previa entre ellos. !Sí!, el Señor había llamado a Pedro con anterioridad y este le siguió,  pero ¿había dejado todo al seguirle? Quizás no. Tal vez sí. Pero de lo que no cabe duda es que la entrega no fue total o que después se produjo un retroceso. Quizás gradualmente Pedro se fue retrayendo y regresó a sus ocupaciones de antes, probablemente en medio de la frustración, porque el Mesías no daba de sí tanto como él se pensó al principio. !Con Jesús el éxito en el ministerio no acababa de llegar!, parecía no tener mucha prisa en eso y mientras había que comer, !había que buscarse las habichuelas! Tal vez, pensó, que se había precipitado al seguirle..., que no debía de haber sido tan radical ...

Pedro tenía un temperamento no muy acorde con las demoras y la parsimonia, con los entrenamientos y los sermoncitos. El lo que quería es ir al grano sin dilación, él quería pescar y creía que en su antiguo oficio ahora sería igual. No se daba cuenta que una vez que pasamos a engrosar la nómina del Señor las cosas no son como antes y que las habilidades naturales tampoco funcionan sin Él; porque sin Él nada podemos hacer (Ju 15:5). Pedro, como nosotros, estaba al principio más interesado en su proyecto ministerial, su honra y su bolsillo, que en sentarse a Sus pies para escucharle, aprenderle, conocerle, amarle, servirle y adorarle...

Quizás Pedro saliera de su "Egipto" para seguir al Maestro, pero no a tres días, sólo a uno o tal vez dos . A corta distancia estaría con el  Señor pero aún podría divisar el mundo y regresar si la cosa no iba bien; así podría tener un ojo puesto en el Señor y el otro en la barca, en el negocio; saliendo pero no demasiado lejos, vería al Señor pero también a los hombres, a su familia y estaría cerca de la sucursal de la Caja de Ahorros y de la casa de papi y mami ... por precaución, sólo por si acaso ...(Ex 5:3; 8:28; 10:26).

En resumen, vemos aquí a un Simón muy ocupado en no pescar nada, enfrascado en sus quehaceres al margen del Señor y es que muchos se la pasan tan ocupados fracasando, que no tienen tiempo para triunfar.


"Trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron"

Cuando se traen las barcas a tierra, cuando nuestras iglesias dejándolo todo de verdad paren para acampar en tanto que el Señor esté sentado, entonces, y sólo entonces, estarán siguiéndole a Jesús; porque parece un poco extraño que estemos "pescando", mientras Él pasea por la playa. Es muy triste pero esos esfuerzos no son para Jesús, así no le estamos siguiendo a Él, sino desobedeciéndole.

Mateo 4:20 y Marcos 1:18, ambos evangelios, tratando del mismo suceso coinciden en que dejaron solamente las redes; mientras que Lucas enfatiza el "dejándolo todo". Esto confirma claramente el argumento que acabamos de presentar, de dos llamamientos: en el primero se le sigue a Cristo con un compromiso a medias y en el segundo, tras el encuentro con Su autoridad y señorío, se produce la consagración total, la rendición completa, rompiendo con todos los ídolos; aquí se trata ya del Señor exclusivamente, sin otros apoyos; aquí se sale de la tierra y de la parentela; aquí ya no dejamos que el Señor nos espere mientras nosotros esperamos que nuestra esposa, o quién sea, venga con nosotros; aquí corremos tras Jesús y dejamos que los muertos entierren a sus muertos ...(Mt 8:22).

Ahora sí; la primera vez fue más bien una buena y sincera intención que otra cosa, una consagración condicional, un negocio a lo Jacob en Betel (Gén 28:20-22), pero "que si patatín, pero que si patatán", Simón fue reculando. Tras su encuentro con la autoridad el afanado Simón se relaja, descansa y abandona en el Señor con todo el equipo: vida, esposa, hijos, barca, redes, aparejos y tripulación. Al fin firma su renuncia como capitán y suelta el timón en manos del Gran Capitán de nuestras almas, entrega las riendas y todo al Espíritu Santo, para que lleve el mando de la nave, conformándose con ser un marinero de abordo; empieza a obedecer órdenes en lugar de ordenar; sobre todo, a estarse quieto, a no hacer absolutamente nada que su Capitán no le haya previamente mandado; a no hacer sino lo que ve hacer al Padre (Ju 5:19). El ex-Simón, ahora Pedro, empieza a reconocer la hermosa y dulce voz del Espíritu Santo, que decía oír, casi nunca oía y anhelaba oír; empieza a reconocer el silbo o susurro apacible en la quietud de cuerpo, mente y espíritu. ¡Qué maravillosa voz!

!Aleluya! ahora los bueyes en lugar de ser arrastrados tiran del carro. !Gloria a Dios! porque si los discípulos ahora le siguen es que al fin Él marcha al frente. Ya no se le adelantan a intentar "pescar", sino que le siguen para pescar. Por fin la Nube Santa vuelve a dirigir la marcha; esa Nube que mientras ellos hacían díscolos escarceos por su cuenta y riesgo, al margen de Dios, siempre estuvo quieta esperándoles en el lugar del desvío ("Mira de donde has caído y arrepiéntete", vuelve a ese lugar donde dejaste atrás al Espíritu Santo sentado, esperando tu regreso, Ap 2:5).

¡Al fin se le devuelve la iglesia al Espíritu Santo! ¡Al fin el tren retorna al cambio de aguja en que se tomó la vía equivocada, se dejó al Maquinista en la estación y se le invita a subir de nuevo abordo! ¡Por fin al Dueño de la iglesia, que tiene los nudillos de la mano sangrantes de llamar a la puerta de Su casa, se le deja entrar! (Ap 3:20).


PARTE III
Capítulo 3
LA SEÑORA NO APRENDE DE LA DISCIPLINA


A estas alturas seguramente ya tendremos luz diáfana acerca de donde venimos, donde nos encontramos y hacia donde tenemos que ir. Tan sencillo y evidente se nos hace ahora, que quizás alguien  se pregunte como no nos dimos cuenta antes. ¿Por qué? ¿Por qué la Señora no vio ni oyó?

Isaías 42: 18-25
18. Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.
19. ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jahveh,
20. que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?
21. Jahveh se complació por amor de su justicia 
en magnificar la ley y engrandecerla.
22. Mas este es pueblo saqueado y pisoteado, todos ellos atrapados en cavernas y escondidos en cárceles; son puestos para despojo, y no hay quien libre; despojados, y no hay quien diga: 

RESTITUID.

23. ¿Quién de vosotros oirá esto? 
¿Quién atenderá y escuchará respecto al porvenir?
24. ¿Quién dio a Jacob en botín, y entregó a Israel a saqueadores? 
¿No fue Jahveh, contra quien pecamos? 
No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley.
25. Por tanto, derramó sobre él el ardor de su ira, y fuerza de guerra; le puso fuego por todas partes, pero no entendió; y le consumió, mas no hizo caso.


"Sordos (de la Señora), oíd, y vosotros, ciegos (de la Señora), mirad para ver"

¿Estará el Señor desvariando, que manda oír a los sordos y mirar a los ciegos, o será que estas sordera y ceguera son un tanto especiales?

Si, se trata de sordera y ceguera del peor tipo, padecida por quienes no quieren oír ni ver, no vaya a ser que se conviertan, sean sanados y después se vean obligados a cambiar y crecer; es decir, a hacer lo que tanto les asusta: ir hacia adelante y enfrentar la verdad, el temor al futuro, al sufrimiento, a tener que “agarrar el toro por los cuernos”.

La Señora realmente no tiene voluntad de cambio, prefiere no ser sanada y seguir con el "paripé". Es ahí donde quiere estar, está muy cómoda como está y repele lo que intuye venir !se esconde de la reprensión, del castigo y del cambio!  Cual avestruz esconde la cabeza bajo el ala, pensando que cuando el Señor la escrute con Sus ojos como llama de fuego, no vea lo que está en desorden y pase de largo sin despertarla de su letargo. Esta actitud de la Señora nos recuerda mucho a cierta mujer "postrada" en silla de ruedas que no quería ni por asomo ser sanada a la que el evangelista le ofreció orar por ella y a lo que ella le contestó: "ni se le ocurra; durante veinticinco años he cuidado de mi marido y ahora quiero que él cuide de mi, me encanta esta silla de ruedas que hace que mi marido me dedique toda su atención".


19. ¿Quién es ciego, sino mi siervo (la Señora)?
¿Quién es sordo, como mi mensajero a (Señora) quien envié?
¿Quién es ciego como mi escogido (la Señora),
y ciego como el siervo (la Señora) de Jahveh,
20. que ve muchas cosas y no advierte,
 que abre los oídos y no oye?


Definitivamente son muy especiales estas sordera y ceguera, ya que la Señora oye y ve, pero no se lo aplicano se da por enterada y prefiere hacer la vista gorda; como el sacerdote Elí hiciera con sus hijos (1ª Sam 3:13 y ss.). Es tan grave lo que oculta bajo sus faldas, tan serio lo que se ve y lo que se oye, que nadie se atreve a meterle mano al asunto, cogiendo el toro por los cuernos. Los que ven y oyen algo quizás están tan contaminados, que no quieren tirar de la manta, para que sus propias vergüenzas no sean aireadas. Es como si existiera un pacto tácito de silencio: "Callémonos, muchos estamos sucios, los demás no están mejor que nosotros; nos conviene mirar hacia otro lado; seamos cómplices, seamos listos, a todos nos conviene  la oscuridad; sigamos pues con la farsa ..."

Ceguera o hipocresía o ambas, ¿qué opinan?


21. Jahveh se complació por amor de su justicia en magnificar
la ley y engrandecerla.


El Señor nos ha puesto todo a pedir de boca para cargarse de razón, para que luego no tuviéramos ninguna excusa. !Nada ha faltado!: Personas, predicaciones, campañas, medios materiales y económicos; !hasta radio y televisión! Una y otra vez el Señor nos ha exhortado, diciéndonos con exquisito tacto y amorosa voz: "santificaos, volveos a Mí, os amo, os quiero usar ..."

¿Señor, qué pasa entonces? Salimos una y otra vez y no hay frutos ¿por qué?


22. Mas este es pueblo saqueado y pisoteado, todos ellos atrapados en cavernas y escondidos en cárceles; son puestos para despojo, y no hay quien libre; despojados, y no hay quien diga: RESTITUID.


(¿Se podrá sacar una fotografía de nuestra iglesia mejor que ésta, hermanos? Sí, pero solo en Apocalipsis 3: 14-22, donde el Señor retrata a Laodicea).


"Saqueados y pisoteados"

Esto nos recuerda a los hijos de Esceva, que "fueron por lana y salieron trasquilados" (Hec 19:16). En lugar de saquear ellos a Satanás y pisarle su abominable cuello, fueron ellos los saqueados y apaleados; se les robó la victoria, se les humilló, y fueron objeto de escarnio por su impotencia. Probablemente se oyeran de fondo guturales irrisiones demoníacas: "Ja, ja, ridículos y debiluchos cristianitos, ¿cómo osáis venir a pelear contra nosotros? ¡Ilusos!" Así se burlaba y reía Sanbalat de los que levantaban el muro en Jerusalén (Neh 4:2b). Así se reían de Sansón los filisteos (Jue 16:25). Es como la inutilidad de presionar el interruptor de la luz cuando la central la ha cortado por impago; o como rezaban algunas de las visiones que se dieron: hablaban de conducir con los ojos vendados, del tornillo que no giraba por la mugre del óxido; del enchufe que no funcionaba porque uno de los cables estaba suelto, ...


"Atrapados en cavernas"

"En el pozo de la desesperación, en el lodo cenagoso" (Sal 40:2). !Que mal se anda hundiendo los pies en el barro! !Cuánto pesan los zapatos por el lodo adherido! A duras penas se puede dar un paso. Cuanto más andamos sin salir del pozo, más barro se nos pega. !Cuánto pesa el barro del pecado, del mundo, de la carnalidad, de los problemas, de la enfermedad, del desánimo y de la depresión! !Cuanto pesa el lodo de la derrota! !Tremendo lastre! (Heb 12:1).


"Escondidos en cárceles"

"Porque todo aquel que hace lo malo aborrece la luz y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas" (Ju 3:20)

"Mas Yahveh llamó al hombre y le dijo: ¿Dónde estás tu? Y él respondió: Oí Tu voz en el huerto y tuve miedo, porque estaba desnudo y ME ESCONDÍ" (Gén 3:9-10).

Nos recuerda el chiste del ya dormido Edwind Louis Coole en una Conferencia de Hombres en Madrid:

Un hombre le contaba a su amigo como había venido con su hombría renovada de la conferencia cristiana y al llegar a su casa decidió al fin enfrentarse a su mujer. Tal fue el asunto, le contaba al amigo, que había conseguido que su esposa se pusiera de rodillas. El amigo intrigadísimo le preguntó por lo que ella le decía mientras estaba de rodillas; Mi mujer me decía: "Sal de debajo de la cama y pelea como un hombre"...

¿Qué les parece? ¿Para reír o para llorar? Da risa pero tristemente cuantísimos hombres cristianos no asumen su rol de sacerdotes del hogar por miedo a sus esposas.

Así está el pueblo de Dios, ESCONDIDO en la cárcel del pecado y sujeto con los grilletes de la INCREDULIDAD y la MURMURACIÓN. De ahí también mucho del juego espiritual sucio y subterráneo que se practica en nuestra "Champions League".


!Puestos para despojo y no hay quien les libre!

A punto de ser devorados y nadie puede hacer nada; algunos como mucho están en la parálisis del análisis; nadie sabe, puede o quiere reaccionar. Han pasado muchos predicadores, mucho se nos ha exhortado, muchísimo han hablado también nuestros propios predicadores, pero todo ha sido fútil. Sin arrepentimiento no puede haber perdón. Roberto Owens nos dijo en la Conferencia de Hombres del 2000: "El reino, es decir, la vida abundante, está tan cerca como tu arrepentimiento".


Despojados y no hay quien diga: !restituid!

Devorados al fin, ¿cuántos no se han ido?

Derrotados, sin fuerzas, perdidos en su ceguera ... !Mal, muy mal, rematadamente mal, estamos mal  y se sabe! Sin embargo, ningún valiente se levanta para gritar:

!!! RESTITUID !!!

Nadie parece arrepentirse y clamar: "!Basta ya! Confieso mis pecados, entono el mea culpa; voy a restituir por los daños causados (Lu 19:8). Voy a confesar públicamente que te he estado resistiendo Señor, voy a salir en medio y extenderé mi mano seca ante todos para que sea sanada (Lu 6:8, 10); les contaré a todos que sin quererlo o saberlo he sido un saboteador de Tu causa, que he pecado, que he estado endurecido, que he errado el blanco. Señor mío, depongo mi ansiedad, mi amargura, mi odio, mi orgullo, mi ceguera y mi sordera".

"!Señor sálvanos que perecemos!" (Mt 8:25).

"Señor, nuestra barca hace aguas por todas partes y ya no hay manos suficientes para taponar los agujeros. Hemos perdido el rumbo y ya no sabemos si quiera donde nos encontramos y menos aún hacia donde dirigirnos".

No nos bastará un arrepentimiento solamente de "boquilla". El verdadero arrepentimiento se confiesa con la boca además de la contrición en el corazón, y nos mueve a restitución privada y pública, según toque. Habrá que condenar lo que se pasaba por alto, reconocer a los siervos que arrinconábamos olvidándolos en el banquillo, por no seguirnos en nuestro desvarío, y promover en los jóvenes y niños en el Señor los dones  que congelamos por miedo a que nos ensombrecieran. Se restituirá a Dios, por supuesto, pero también al hermano herido (Mt 5:23-24). Rescataremos también entre los escombros el costoso amor de la disciplina correctiva para la restauración de los heridos, según Mt 18:15-17 y 1ª Cor 5.


23. ¿Quién de vosotros oirá esto?
¿Quién atenderá y escuchará respecto al porvenir?


El Señor está en busca de voluntarios, de alguien que al fin reaccione y salga de la pasividad (algunas veces disfrazada de activismo en lo concerniente a las obras y de análisis introspectivo paralizante para las mentes) y quiera empezar a ver y oír; alguien dispuesto a escuchar la voz de Dios y no negarse a contemplar lo que esté por delante: la voluntad de Dios para su iglesia local y universal en el kairos de Dios, en este fin de siglo.


24. ¿Quién dio a Jacob en botín,
y entregó a Israel a saqueadores?
¿No fue Jahveh, contra quien pecamos?
No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley.
25. Por tanto, derramó sobre él el ardor de su ira,
y fuerza de guerra;
le puso fuego por todas partes, pero no entendió;
y le consumió, mas no hizo caso.


De todo, hermanos, !nos ha ocurrido de todo! Desde ese "roba ovejas" con nombre de detergente que de cuando en cuando pululaba entre nosotros al acecho de las descarriadas, hasta enfermedades, tribulaciones económicas, hermanos apartados, bandos enfrentados, los atados por el mucho trabajo y los atados por no querer trabajar, etc. etc.

¿La causa de todos estos padecimientos? Porque Dios en Su disciplina nos ha entregado a los saqueadores (a algunos a Satanás para destrucción de la carne (1ª Cor 5:5)), para purificación y prueba (Dt 8), por ser aún carnales, vendidos al pecado (Rom 7:14). ¿Qué combustible se quema en el altar  o en el horno de fuego, sino la carne?

También nos advierte el Señor que pecar contra nosotros mismos, nuestros familiares, nuestros hermanos y semejantes, es pecar contra Dios: "Entonces dijo David a Natán: pequé contra Jahveh" (2ª Sam 12:13). ¿No es vergonzoso en verdad? ¿Seguiremos pecando aún contra Aquel que murió por nosotros?

¿Nos quebrantaremos dejándonos caer sobre la Roca para obedecer o seremos desmenuzados cuando la Roca caiga sobre nosotros para disciplinarnos? (Mt 21:44).

Lo repetimos: Nuestra barca está tan llena de agujeros que no hay ya manos suficientes para taparlos. No es hora de parchear, sino de llevar la barca al dique seco, para una reparación a fondo.


"No quisieron andar en Sus caminos ni oyeron Su ley"

Vez tras vez en multitud de predicaciones y profecías, el Señor nos ha exhortado al AMOR y la SANTIDAD, pero nuestra obstinación ha podido más.


"Le puso fuego por todas partes"

!Sí! la disciplina del Espíritu Santo arde en la Señora por doquier. Basta mirar hacia los bancos y ver al pueblo ardiendo como teas, en el fuego de la prueba. La gente está quemada. El horno ha sido calentado siete veces, a máxima potencia y ni el olor a chamusquina de la carne asada a lo "Sadrac, Mesac y Abeb-nego" (Dan 3), nos hace despertar.


"Pero no entendió; y le consumió, mas no hizo caso"

!Qué obstinación! !Qué contumacia! !Qué orgullo! !Que rebelión! Ni el fuego ardiente nos hace reaccionar. Preferimos seguir abrasándonos en la tribulación que claudicar arrepintiéndonos. Esto es soberbia, pura soberbia (Jer 15:7). Se prueba de todo menos obedecer: "La obediencia es la última cosa que estamos dispuestos a dar a Jesús. Estamos dispuestos a darle cualquier cosa, incluso esposa, hijos y trabajo, pero no obediencia. Podemos gastarnos los dedos trabajando, quebrantar nuestra salud física al servicio de los demás, correr hasta perder el resuello en pos de nuestra perfección moral y atosigarnos de oraciones, lecturas, reuniones, (y, añadimos nosotros, incluso pastar como Nabucodonosor) etc., pero obediencia ... !Eso jamás! (Earl Jabay en "Los dos Reinos")".


Capítulo 4

RECETA CONTRA EL MAREO CAUSADO POR EL EXTRAVÍO

Composición:
!SALGAN DE LA ROTONDA DEL ACTIVISMO!
(o de la PARÁLISIS DEL ANÁLISIS, los que usan su mente en lugar de las obras)

Dosificación:
 "Así dijo Jahveh: PARAOS en los caminos,
y MIRAD, y PREGUNTAD por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino,
y ANDAD por él, y hallaréis DESCANSO para vuestra alma.
Mas dijeron: No andaremos." (Jer 6:16)


(Estas son palabras de Jahweh a Su pueblo, no a extraños; palabras para creyentes y no inconversos, aplicables pues a la Iglesia. ¡La Biblia es para Sus hijos!, para los inconversos es como leer el "Espasa Calpe". ¡Apliquémonosla entonces, démonos por aludidos al leerla!)


"Paraos"

Con anterioridad  a las lavadoras automáticas existían las de turbina. Cuando apagabas la lavadora la turbina dejaba de girar, pero el agua por inercia aún continuaba haciéndolo por un tiempo, aunque a la postre se detenía también, porque había cesado la fuerza que la impulsaba. A nosotros nos ocurre algo similar; si queremos que nuestro ser interior (el agua) se aquiete, debemos aquietar nuestro ser externo (la turbina); en efecto, cuando respiramos armónica y pausadamente, cuando detenemos nuestra efervescente locuacidad o mejor incluso nos callamos, cuando dejamos de movernos agitadamente y ralentizamos nuestro  caminar, nuestras emociones y nuestra mente tenderán al reposo y al descanso (Is 30:15). Así pues, cuando uno se da cuenta de que se ha extraviado, perdido, lo mejor es parar, no continuar andando; proseguir por un camino equivocado es perderse aún más, alejarse más del destino correcto. Parar y aquietarnos hasta saber con certeza qué debemos hacer.


"Mirad"

Decía el anuncio de la televisión: "!El algodón no engaña!"; si pasabas el algodón por los azulejos de la pared y quedaba sucio, era que la pared no estaba limpia, aunque a simple vista lo pareciera. Así mismo este texto bíblico parece exhortarnos a hacer la prueba pertinente de situación y orientación, para saber donde estamos. Para ello bastará que observemos objetiva y tranquilamente el paisaje que nos circunda y algunas otras cosas, y darnos cuenta

¿nos es familiar o extraño el ambiente? ¿de qué tipo es la vegetación, es arena u oasis? ¿cuales son los frutos, higos o abrojos? ¿qué es lo que se supone que deberíamos estar contemplando según la "guía turística"? ¿hemos interpretado correctamente el "mapa guía"? ¿qué hora y fecha son; estamos adelantados o retrasados? ¿sigue con nosotros el equipaje o lo hemos perdido por el camino? ¿cómo están las reservas de combustible y provisiones? ¿estamos perdiendo viajeros? ¿se incorporan viajeros nuevos? ¿empeoran las cosas o están mejorando? ¿estamos endeudados hasta las cejas y trabajando para los bancos o llevamos la sencilla y al día cuenta de la vieja? ¿Estamos perdiendo el aceite? Etc. etc.

Una pregunta muy simple lo resumiría todo: ¿Estamos marchando con vaselina o con calzador? ¿Vamos a las trancas y rozándonos el pie contra el muro como Balaam o la cosa fluye debidamente? (Núm 22:25). Porque la vida en el espíritu es con vaselina, sin esfuerzo, pero la vida en la carne es siempre a contrapelo, con calzador.


"Preguntad"

Preguntar no es de ignorantes sino de sabios; no temamos pedir ayuda o consejo. Pero ¿a quién? Pues a los que entienden de viajes; a los que conocen el camino hacia el lugar al que queremos ir, porque ya estuvieron allí; a los que "tienen la fruta en el árbol"; a las vírgenes prudentes que tienen aceite no solamente en sus lámparas (espíritus), sino además en sus vasijas (almas); a los que están rebosando y pueden vender aceite (Mat 25); a los que tienen unción manifiesta en su porte, autoridad, paz, gozo y frutos espirituales; a los que tienen su "antena parabólica" siempre sintonizada con la "Emisora". Casi con seguridad que la mayoría de ellos no son los que ahora están al frente, sino aquellas "Marías" que en oculto han estado a los pies del Señor, esperando, y haciendo mientras tanto las tareas de rutina que se les hayan encomendado; aquellos que, tras una larga noche de olvido y de silencio, el Señor ha hecho florecer y fructificar sus varas en señal de otorgamiento del ministerio y  no aquellos auto-nombrados o nombrados solamente por los hombres (Núm 17:1-11; Ver también "Autoridad Espiritual" de Watchmen Nee).

Hágase un exhaustivo examen de cada estación recorrida, de cada paso dado. Hagámoslo con objetividad y valentía. No continuemos a ciegas por timidez, temor o vergüenza. Que no nos asuste levantar las alfombras, sino lo que nos ocurrirá si no lo hacemos; pues a la postre, más tarde o más temprano, no nos quedará más remedio que hacerlo o Dios lo hará y nuestra desnudez será manifiesta ( Jos 7:1 y ss.; Ap 3:18). Podemos tratar de disimular, pero "ese balido de ovejas y bramido de vacas" en la trastienda nos delata (1ª Sam 15:14).

Perderse puede entrar dentro de lo normal, pero persistir en un camino que se sabe confundido, para ir a ninguna parte, es de necios. !Y todo por  guardar las apariencias! (1ª Sam 15:30).

Y ¿quién conoce los designios de Dios sino Su Espíritu? ¿Quién nos mostrará esas cosas grandes y ocultas que nuestro corazón tanto anhela? ¿Quién escudriña las sendas de Dios sino el Espíritu de Dios?  (1ª Cor 2:10; Jer 33:3).

¿No tendremos en este pasaje una invitación a los caminantes extraviados a ORAR?"Dios nuestro, nos damos cuenta de que nos hemos perdido en el camino; reconocemos que la culpa es nuestra por soltarnos de Tu mano; no vamos a tratar de ocultar con actividad carnal nuestro fracaso espiritual. Padre, estamos dispuestos a esperar sentados y quietecitos que Tu nos saques de este lodazal en el que nos hemos metido; estamos incluso preparados para regresar, para volvernos al lugar donde nos salimos del camino (Ap 2:5), como tantas veces en palabras proféticas nos  dijiste que hiciéramos. Te rogamos que nos perdones Dios bueno. Si, Dios nuestro, los caminos de antes eran nuestros caminos pero dinos ¿cual es TU camino Señor? Padre, por favor, aún si no estamos dispuestos a volvernos, por habernos alejado demasiado, vuélvenos a Ti y nos volveremos" (Lam 5:21).


"Por las sendas antiguas, cual sea el buen camino"

Antiguas porque son las que abandonamos; aquellas de las que nos desviamos.

"Y volvió (Abram) por sus jornadas ... hasta el lugar donde había estado antes su tienda ... (Gén 13:3).

Si, amados, de nada ha servido ese camino andado al margen de Dios. Ahora tendremos que regresar por nuestras jornadas, es decir, sobre nuestros pasos, hasta el lugar en que nos desviamos y hacer allí lo que nos negamos a hacer en su día, o deshacer aquello que construimos sin el mandato de Dios y luego proseguir, ahora sí, en Su camino.

Si, es seguro que tendremos que despedir al Ismael (la madera, el heno y la hojarasca; las obras muertas o separadas de Dios) que nuestra impaciencia engendró, junto con su madre la esclava (la carne)(Gál 4:30). Eso es lo que le ocurrió a Abram, que todavía no era Abraham, que como no obedeció al Señor, o más bien, sólo obedeció en parte, quedó velado y se perdió descendiendo  a Egipto (caminar hacia el mundo siempre es hacia abajo), adonde nunca debió haber ido. Bajó, pero tuvo que volver a subir (Gén 12:10; 13:1); porque caminar al margen de Dios es siempre descender de nuestra posición espiritual; mientras que volverse a Dios es girar ciento ochenta grados y remontar. No es por casualidad que Lot signifique velo.

Si amigos, Abraham, el padre de la fe, no tuvo la fe suficiente para obedecer a Dios completamente; Dios le mandó salir y lo hizo, pero con retraso y llevando consigo (probablemente más bien siendo arrastrado de la oreja por Taré, su padre) a su casa y su parentela; en contra de las órdenes específicas del Señor, pues no solo se llevó a su sobrino Lot, sino también a su padre Taré; ya que Abraham fue llamado en Hur de los caldeos (Hc 7:2), pero la Escritura nos lo muestra en Harán, primera escala de su viaje, acompañado de todos ellos. ¿Será casualidad que Taré signifique mora o retardo (Gén 11:32). (Para un mayor abundamiento sobre esto véase "Transformados a Su Semejanza" o "El Dios de Abraham de Isaac y de Jacob" de Watchmen Nee).

Démonos cuenta que los escarceos separados de Dios solo nos ciegan, extravían y retardan, teniendo que volvernos inexorablemente al punto en cuestión y obedecer, si es que verdaderamente queremos seguir creciendo en el Señor. Deberemos acometer aquellas dificultades que "circunvalamos"; "saltar las vallas que nos colamos por debajo" (acción que aparentemente nos hizo llegar a la meta primero, pero después el juez de la carrera nos descalificó). Aún las "obras buenas" de la carne son carne y por tanto no son aceptables a Dios y tendremos que desecharlas, deshacerlas. Aunque hubiésemos alimentado o sanado a todo el continente africano sin el mandato del Señor, no nos será contado; más bien escucharemos: "nunca os conocí, alejaos de Mi, hacedores de maldad" (Mt 7:23).

Quédenos el consuelo que si el "Padre de la fe" fue un hombre igualito que nosotros y Dios pudo hacer tan magna obra con él, nosotros no tenemos menos esperanza.


"Y andad por él"

Solo vueltos, en el camino correcto, podremos echar a andar y no antes.


"Y hallareis descanso para vuestra alma"

"Mi yugo es fácil y ligera Mi carga" (Mt 11:30), de lo que se deduce que si nuestro yugo es difícil y nuestra carga pesada, no son ni el yugo ni la carga del Señor. ¿De quién serán entonces? 

!Que maravilloso! Si andamos por el buen camino no nos cansaremos y si corremos no nos fatigaremos, porque "los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas" (Is 40:31). Solamente en Sus sendas podremos andar, correr e incluso volar, como voló Felipe hasta el eunuco. Sí, solo en el camino estrecho hallaremos holgura, paradójico pero cierto !En el buen camino es Dios quien hace el trabajo y no nosotros, esto es gracia! Solo Dios puede hacer la obra de Dios. El cristianismo consiste en el padre Dios obrando para Sus hijos y no los hijos obrando para el Padre Dios¿Extraño?, pues siendo lo mismo que los padres naturales hacen para sus hijos, ¿habrá de extrañarnos que Dios lo haga con los suyos?. En el camino acertado el Ángel de Jahveh marcha delante desbaratando ejércitos y asaltando muros (Sal 18:29), conquistando, para que nosotros entremos a poseer. 


"Mas dijeron: No andaremos"

Triste y dolorosamente e igual que en Isaías 30:15 y en otros pasajes !no quisieron! El pueblo se negó a obedecer, no quiso retornar a las sendas antiguas y el Señor tuvo que decirles: "!Conque no queréis caldo! !pues ahora dos tazas!: en marcha hacia Babilonia, para ser allí esclavos".

Pero, ¿y la Señora? ¿qué dirá la Señora?


Capítulo 5

PALABRAS DE CONSUELO PAR LA SEÑORA
(EL U.G.A.)

Isaías 51:21 - 52:3
21. Oye, pues, ahora esto, afligida, ebria, y no de vino:
22. Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás.
23. Y lo pondré en mano de tus angustiadores, que dijeron a tu alma:
Inclínate, y pasaremos por encima de ti.
Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran.
1. Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén (Señora), ciudad santa;
porque nunca más vendrá a ti INCIRCUNCISO ni INMUNDO.
2. Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalén; suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sion.
3. Porque así dice Jahveh: De balde fuisteis vendidos;
por tanto, sin dinero seréis rescatados.



"Afligida, ebria, y no de vino"

La aflicción verdaderamente ha sido tremenda. La Señora lo ha pasado mal. El sufrimiento ha sido grande y duradero. Hemos apurado el cáliz de la ira de Dios hasta las heces; cáliz de aturdimiento, sopor y vértigo hasta convertirnos en zombis; porque la desobediencia ciega, vela, embota el entendimiento, haciendo que mirando no se vea y oyendo no se escuche. Hasta que no se obedezca al Espíritu, hasta que no nos convirtamos (volvamos) este velo no será quitado y no seremos libres. !Oh paradoja, cuando nos sujetamos al Espíritu Santo somos libres! porque donde está el Espíritu de Dios allí hay libertad (2ª Cor 3:14-17; Is 6:9-10).

Si empleáramos el argot boxístico diríamos que quedamos noqueados, groguis. Esta situación nos recuerda una de las visiones de Rick Joyner, la sobrecogedora visión que relata en "La Búsqueda Final", donde los demonios defecan sobre el ejército santo, sin que este pueda o quiera reaccionar.

Pero esto se acabó, nuestro compasivo sumo sacerdote Jesús ha intercedido por nosotros, para que nos sea quitado el cáliz de aturdimiento y de aflicción, y sea pasado a quienes nos angustiaron, aquellos que se aprovecharon de nuestra impotencia, al extremo de usarnos como carretera asfaltada, como alfombras !como felpudos! !Escena trágica a más no poder la que presenta Isaías en esta metáfora! Demonios que nos han estado doblegando a más no poder, sin remisión, sin posibilidad de escaparnos; realmente una burla y en nuestras propias narices (Jue 16:25). Este era el deplorable estado al que llegó el pueblo del cautiverio babilónico y este es el deprimente y detestable estado al que la iglesia en cautiverio babilónico ha caído en este fin de siglo.

A tal impotencia cayó la Señora por sus pecados y rebeldía, dando lugar al diablo en lugar de resistirlo; pero claro, si primero no te sometes no puedes resistir (Stg 4:7: Luc 7:8).


"Despierta, despierta, vístete de poder"

Nos recuerda el pasaje de Zacarías 3:1-7, donde el sumo sacerdote Josué es despojado de sus ropas viles y vestido de ropas de gala.

El Señor manda despertar, es decir, orar y lo dice dos veces, con severidad, firmeza, de manera solemne e imperiosa. Solamente a través de la oración podremos ser investidos de nuestros vestidos hermosos y de poder; es decir, de la santidad y el poder de nuestro hermano mayor Cristo. Nos decía Marco Barrientos en una de las prédicas más ungidas que jamás hayamos oído, que así fue como Jacob con las ropas de Esaú pudo "robarse" la bendición de Isaac. Cuando vamos al Padre vestidos con las ropas de justicia de nuestro hermano mayor Cristo, el Padre "mira hacia otro lado" para no ver nuestra verdadera condición y así poder bendecirnos en su Hijo sin detrimento de su Santidad y Justicia. Sólo así somos presentables para ser recibidos por el Padre.

Ya es tiempo de vestir nuestras mejores galas, como se hacía en los domingos de antaño, para recibir al Retoño, al Renuevo que está a las puertas. Así vestidos, ¿quién osará venir contra nosotros? (Rom 8:31). Dice nuestro amado Watchmen Nee que la invitación al Banquete de Bodas con el Rey solo será enviada a los que posean, no solamente la túnica blanca de justicia o salvación, sino además el vestido real o de boda, el vestido  de lino bordado y resplandeciente (Sal 45:14; Mat 22:11-14).


"Sacúdete del polvo; levántate y siéntate"

Fijémonos bien que aquí no se dice sacúdete, levántate y anda, sino sacúdete, levántate y siéntate. Recordemos que en el primer año después de entrar a la Tierra, y tras cesar el maná, se comió de balde, de lo que los enemigos de Israel abandonaron en su huída.


"Sin dinero seréis rescatados"

El precio ya se pagó, solamente nos tocan a despertar. !Gloria a Dios! !Gracias Señor! Y no solo esto, sino que tan pronto como nos hayamos levantado, lo que se nos ha ordenado en profecías, Dios nos tiene preparado algo muy especial en recompensa a nuestro dejar de obrar, para obedecerle estándonos quietos. Al igual que el padre del pródigo nos aguarda con impaciencia para ponernos el mejor vestido, el anillo, el calzado e invitarnos a comer el becerro mejor cebado; Él está preparándonos mesa en presencia de nuestros angustiadores (Sal 23:5; Zac 3:4-5).

Creemos que la pequeña y cautiva Señora es la "Elegida" para iniciar y quizás dirigir el Último Gran Avivamiento mundial (U.G.A.), que se desarrollará principalmente en Europa, pero será de impacto mundial. Las naciones vendrán a comprar a la Península Ibérica (a España y Portugal), donde estaba Tarsis (de ahí viene el nombre de "las naves de Tarsis"), "el oro refinado en fuego" que LAODICEA, la iglesia del fin de los tiempos, tanto necesita.

Cuando este avivamiento acabe solo los vencedores de la iglesia serán arrebatados. Será un avivamiento mundial cual no lo ha habido antes ni lo habrá (TABERNÁCULOS); tan grandioso que cuando venga el Señor a nadie le quedará la excusa de decir: "yo no me enteré, yo no oí el evangelio". Será el colosal avivamiento final que hará arder el planeta bajo el fuego del Espíritu Santo, a través de su remanente fiel de vencedores; esto será el colofón de las lluvias o LLUVIA TARDÍA, ahora en el amanecer del tercer día (tercer milenio); lluvias que se iniciaron con la LLUVIA PRIMERA en Pentecostés y después con la LLUVIA TEMPRANA a finales del s. XVIII. Lluvia tardía que dará paso al cortísimo reinado del Anticristo y al glorioso Reino Milenial de nuestro Señor Jesucristo y sus vencedores.




19. Y pondré entre ellos señal, y enviaré de los escapados de ellos a las naciones, a Tarsis, a Fut y Lud que disparan arco, a Tubal y a Javán, a las costas lejanas que no oyeron de mí, ni vieron mi gloria; y publicarán mi gloria entre las naciones.
(Is 66:19)


Exportar el "oro refinado" de la fe pura y el "colirio" de una profunda revelación de Jesucristo. !Qué altísimo honor para la Señora y su país Tarsis (Iberia)! Oro de pura y auténtica fe y revelación clara de la verdad, para la restauración de todas las cosas; oro y colirio que las naciones querrán comprar. Fe en la completa palabra de Dios en el clímax de la revelación de todas las dispensaciones, en la reunión de todas la cosas en Cristo, en la culminación en la OMEGA, en la manifestación de nuestro Señor Jesucristo (1ª Pe 1:7)

Capítulo 6

ENTRAD EN EL RÍO DE LA BENDICIÓN


El día veinte de febrero, aproximadamente un mes más tarde de haberse escrito este libro, la hermana M. D., profetisa habitual de la Señora, recibía y pronunciaba la siguiente profecía en un culto:

"Es tiempo de renuevo para vosotros. Quebrantaos y humillaos delante de Mí y buscadme para conocerme. Quebrantaos y humillaos delante de Mí y buscadme para conocerme. El enemigo anda alrededor y quiere parar Mi obra. Velad. Santificaos, limpiad vuestras vidas. Entrad en el río de la bendición, no os quedéis a un  lado.
Yo uso vasos de santidad".

Leyendo con detenimiento, nos daremos cuenta que es demasiada coincidencia, como para que la tomáramos como mera casualidad. Esto nos confirma y alegra, pero nos entristece tener que oír decir al Señor a Su pueblo que Le busque para conocerle, porque implica que ahora no Le conoce. ¡Un pueblo que no conoce a Su Dios! !Que Dios nos tenga misericordia!


Apéndice 1

DECISIÓN Y COMPROMISO

El precio se pagó en la Cruz y ya hemos tenido bastante oprobio. Solamente nos separa
de este sublime llamamiento una decisión¿Recordamos la última profecía del Señor?

"DECIDÍOS POR MI; COMPROMETEOS CONMIGO;
LEVANTAOS, OS TRAIGO UN RENUEVO ..."

Renuevo nos habla de retoñar, de resurrección y nos recuerda ese versículo que dice: "levántate de los muertos y te alumbrará Cristo" (Ef 5:14).

Creemos que a nuestra generación le ha cabido el honor de "desenrollar la alfombra roja" de bienvenida al Renuevo, al Creador del Universo, al Altísimo Señor Jesucristo Rey de Gloria.

¿El momento idóneo para esta decisión? !AHORA! (Sal 118:25)

¿En manos de quien están las llaves? En las de los líderes de la Señora Elegida.

¿Cual es la decisión!SANTIFICACIÓN O NAUFRAGIO!

¿Cruzaremos ese río y acamparemos al otro lado o haremos como aquellos "que se deleitaron en vagar y no dieron reposo a sus pies" (Jer 14:10)?

Hagamos memoria no sea que vayamos a negar lo obvio:

     - Si no hay frutos es que no hay poder de vida.
     - Si no hay vida es que no hay santidad adecuada en los santos.
     - Si no hay santidad idónea en los santos es que no hay consagración abso-
       luta (rendición total). 

La hermana A. Mª T. vio en su visión que alguien pisaría las matas de INCREDULIDAD y MURMURACIÓN; es decir aplastaría la REBELDÍA (desobediencia). Hecho está, aplastadas quedan. Ahora, hermanos

¿QUERREMOS SEGUIRLE AL APOSENTO ALTO?
¿ENTRAREMOS AL CAMPO SIN LABRAR?

Dios nos bendiga. Amén.





Apéndice 2
UNA BUENA TÁCTICA DE LUCHA: DEJAR DE LUCHAR
(LA TÁCTICA DE JOSAFAT)

Dejar de luchar si se quiere vencer es una táctica santa que se extiende por toda la Biblia. Veamos algunos ejemplos:

Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jahveh hará hoy con vosotros ... Jahveh peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Ex 14:13-14)

Jahveh os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande; porque no es vuestra la guerra, sino de Dios... No habrá para qué peleéis vosotros en este caso: paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jahveh con vosotros. Oh Judá y Jerusalén , no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, que Jahveh estará con vosotros... Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jahveh (2º Cr 20: 15,17,22).

Porque nadie será fuerte en su propia fuerza. (1ª Sam 2:9c)

Dios es nuestro amparo y fortaleza, .... Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar ...Estad quietos, y conoced que yo soy Dios (Sal 46: 1-2,10).

Ciertamente Egipto en vano e inútilmente dará ayuda; por tanto yo le di voces, que su fortaleza sería estarse quietos. (Is 30:7)

Porque así dijo Jahveh el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. (Is 30:15).

¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jahveh! (Is 31:1).

... pero los que esperan a Jahveh tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. (Is 40:31).

Si bien estaré quieto en el día de la angustia. (Hab 3:16d)

No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jahveh de los ejércitos. (Zac 4:6).

Porque el que ha entrado en Su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. (He 4:10).


Siempre lo mismo. Siendo tan claro y sencillo, entonces ¿por qué nos es tan difícil de aplicar? Muy fácil, porque esto es lo opuesto a nuestra naturaleza; para esto hay que tener fe, andar por fe y no por vista. La vida en la gracia es para valientes; los pusilánimes prefieren la ley (Phillip Yancey en Gracia Divina versus Condenación Humana).

¿Estamos confiando en Dios hasta ese punto? ¿Aunque se nos mueva el suelo bajo los pies? ¿Estamos dispuestos a decirle a Dios: "es Tu problema", cruzarnos de brazos y solamente esperar confiados hasta que lleguen el día "D" y la hora "H" de la intervención divina?

Recordemos que en el libro de Apocalipsis previamente a la intervención de Dios, el cielo hizo silencio por media hora. Es bueno y necesario callar y esperar cuando Dios se dispone a intervenir (Ap 8:1).

Apéndice 3

LA "MATEMÁTICA" BIBLICA EN LA FÓRMULA DEL AVIVAMIENTO


¿Cómo comenzar un avivamiento?

Aún siendo de Perogrullo hemos de decirlo: un avivamiento ha de comenzarse por el principio. ¿Cual es ese principio?

Muy sencillo: RECONOZCAMOS EL APAGAMIENTO.

Dejémonos ya de autocomplacencia y de presunción. Dejemos ya de echarle la culpa a Dios por nuestros fracasos. Líderes, reconozcan que la culpa de que la iglesia esté donde está es de ustedes y de nadie más, o ¿acaso se ha acortado la mano de Jahveh? !No!, sino que nuestros pecados han hecho división entre Dios y nosotros y Él ha tenido que escondernos Su rostro. !Dirigentes del pueblo de Dios!, !claudiquen de su indolencia y auto-indulgencia y arrepiéntanse en saco y ceniza, entonen el mea culpa, no lo posterguen más

¿Cuando se libera un alcohólico o un drogadicto, cuando un pecador?

Siempre es igual, en cada caso el primer paso es reconocer lo que se es, reconocer como se está. Amados líderes de Tarsis, Europa y del mundo, evítennos el sonrojo de salir a evangelizar sin estar limpios; evítennos la vergüenza pública del nombre del Señor y de Su Iglesia en los medios de comunicación. Dejemos de ser el hazmerreír y la causa de confusión del mundo; no ofendamos más a Dios haciendo el ridículo. Entendamos y practiquemos que no se debe predicar la moral en ropas menores, que solo los crucificados son aptos para predicar la Cruz de Cristo. ¿Qué hacemos hablando a otros de Dios estando llenos de inmundicias y tirándonos a la yugular entre nosotros?

El segundo paso bien pudiera ser reconocernos totalmente impotentes para salir del atolladero y renunciar a intentarlo, admitiendo así que solo Dios tiene poder para hacerlo.

Tercero, abandonémonos a Él, literalmente desistamos en Él, claudiquemos en Él, soltemos las riendas. Necesitamos dejar de confiar en nosotros mismos, traguémonos la soberbia y el orgullo y, rendidos, clamemos:

!ESTAMOS APAGADOS! !AVÍVANOS SEÑOR!

Siempre ha sido igual, la degradación de los dirigentes condujo a los periodos más umbríos que el pueblo de Dios atravesaba en todas las edades. Era en esas oscuras etapas que la voz del profeta se alzaba para pregonar desde el fondo de su alma y con fuego consumidor: !VOLVEOS A MÍ! (Jer 20:7-9).

¿Acaso no es suficientemente claro que cuando el Señor nos dice "volveos" estamos escuchando Su voz tras nuestra nuca, lo que equivale a  decirnos que estamos marchando en dirección contraria? Seguir caminando obstinadamente es pues abocarse y abocar al pueblo hacia el barranco.

Sí, amados líderes, no tienen excusa. La iglesia está donde está porque es ahí donde ustedes la han llevado. Sigan ustedes a Cristo viviendo como Él vivió aunque no les siga nadie. No esperen a que alguien los acompañe para empezar a vivir santamente, háganlo aunque se queden solos. Dejen de opacar con sus conductas la luz del evangelio completo. No se conviertan en la excusa de los pequeñitos, para seguir haciendo como a cada cual se le antoje (Jue 17:6) (Lam 4:11-13).

¿Que esto les supondrá una vergüenza después de tanto tiempo? Por supuesto, pero van a tener que elegir entre confesar y restituir entonando el mea culpa ahora ante los hermanos  y ser perdonados, o hacerlo ante el Tribunal de Cristo y ser disciplinados en el Milenio y quizás también ahora, recordemos que el juicio comienza por Su casa. Mejor será pues que nos juzguemos a nosotros mismos, que nos pongamos de acuerdo  con nuestro adversario ahora que vamos juntos por el camino, porque luego será demasiado tarde.

Volviendo a la cuestión "aritmética", vemos la misma fórmula por toda la Palabra, con casi idénticos términos; por ejemplo, en los avivamientos de 2º Cr 29, Esdras, Nehemías, Joel, Deuteronomio 30, Josué ...

En el caso de Josué esta fue la "fórmula mágica":

     1- Reconocer y confesar el extravío o apagamiento.
2- Dejar de luchar con sus propias fuerzas, literalmente dejar de maquinar y de obrar en la carne.
    3- Tomar la decisión de pasar al otro lado, de pasar el Jordán, de morir al YO; es  decir, rendición total y consagración.
     4- Santificación o circuncisión del corazón:
         - Arrepentimiento.
         - Confesión específica de pecados (Is 59)
         - (De la parte de Dios: Juicio, es decir, retribución y pago (2ª Cor 10:6)).
         - Restitución.
     5- Poder de lo Alto: sanación de los que oran unánimes.
     6- Pascua o amor en comunión: (Santa Cena 1ª Ju 1:7):
         - Amor a Cristo.
         - Amor propio.
         - Amor a los hermanos (amor fraternal no fingido, 1ª Pe 1:22).
         - Amor  (pasión) por las almas perdidas.
     7- Marchar y conquistar (frutos).

1+2+3+4+5+6  =  7

Debemos aclarar que la "matemática espiritual" difiere de la científica en que no sigue la regla de que el orden de los sumandos no altera la suma. En nuestra "matemática" el orden es inexcusable, de lo contrario no se obtendrá el resultado apetecido. Por lo tanto, recordemos que el Señor siempre opera de adentro hacia afuera: primero el espíritu, después el alma y al final el cuerpo; o si se prefiere, primero levantamos el altar, luego el templo, después la ciudad con su muro y al fin nos apropiamos de los predios circundantes.


Apéndice 4

ALGO NUEVO HAGO HOY


"Por la misericordia de Jahveh no hemos sido consumidos,
porque nunca decayeron sus misericordias.
Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad."
(Lam 3:22-23)


Aunque los  pasos básicos para el avivamiento son una constante en la historia bíblica, cada avivamiento ha tenido sus peculiaridades, porque Dios no puede ser encasillado "matemáticamente"; esto es obvio especialmente en las manifestaciones externas de cada avivamiento. El Señor siempre hizo y hará como le venga en gana. El viene a nosotros para romper atavismos, pensamientos trasnochados y maneras arcaicas; romperá barreras, normas, rutinas y tradiciones; pondrá la iglesia patas arriba y a nosotros sólo nos quedará decir: "Amén y amén". El Señor no echará Su vino nuevo en odres viejos denominacionales, sino traerá el único esquema bíblico de una iglesia en una ciudad; probablemente hará cosas que nosotros nunca hubiéramos pensado ni atrevido a hacer; cosas tal vez "ridículas" y "tontas", para confundir a los sabios de este siglo. Resumiendo, hará como le dé en Su real gana y nosotros tendremos sencillamente que obedecer.

Pero por sobre todo eso Dios nos hará regresar a Su palabra, a poner de nuevo en vigencia el libro de los Hechos de los Apóstoles con mayor vigor que entonces, pues este Pentecostés II o Final, será mucho mayor que el primero; algo así como la traca final de la fiesta(Hoy, en la fecha de esta publicación, ya sabemos que esto que viene no será un  Pentecostés II,  sino la  última  fiesta,   la fiesta   de Tabernáculos,      el gran 
derramamiento final. Pentecostés fue grandioso y era una fiesta con levadura. Tabernáculos será apoteósico y aún más grandioso porque es sin levadura, en completa santificación de espíritu y alma. Dios siempre reserva Su mejor vino para el final y la gloria postrera siempre es mayor que la primera.)

Es la hora de abandonar la queja o murmuración porque el salario no nos llega; Dios no es un mal patrón sino que nosotros somos malos e indignos obreros que no merecen paga sino castigo.

Es tiempo de RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS, porque en estos últimos días , días en que todo será restaurado; días en que por fin los cristianos se ceñirán completamente a la Biblia, sin añadidos ni quitas, porque no podemos vivir en toda plenitud mientras pensemos, hablemos o hagamos algo aparte del "guión". Es el tiempo de vivir conforme a nuestro manualtodo el manual y sólo el manual. Es la hora del oro refinado, de la plata sin escorias y de las piedras preciosas transparentes, talladas y pulidas.

La hora de la OMEGA está aquí, EL FIN ha llegado.

El ínclito bíblico "hasta lo último de la tierra", es decir según creemos, Tarsis Finisterre, lleva  dos mil y pico de años echándole la culpa a Dios de que las cosas no funcionen. Arrepintámonos en saco y ceniza y el avivamiento vendrá. Saquemos la inmundicia del santuario (2º Cr 29:5) y cambiemos la dirección de nuestro dedo acusador hacia nosotros y no hacia Dios y, repetimos, entonemos junto a Daniel el mea culpa (Da. 9):

4. Y oré a Jahveh mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido,
que guardas el pacto y la misericordia 
con los que te aman y guardan tus mandamientos;
5. hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas.
6. No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra.
7. Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como en el día de hoy lleva todo hombre de Judá, los moradores de Jerusalén, y todo Israel, los de cerca y los de lejos, en todas las tierras adonde los has echado a causa de su rebelión con que se rebelaron contra ti.
8. Oh Jahveh, nuestra es la confusión de rostro, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres;
porque contra ti pecamos.
9. De Jahveh nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar,
aunque contra él nos hemos rebelado,
10. y no obedecimos a la voz de Jahveh nuestro Dios,
para andar en sus leyes que él puso delante de nosotros
por medio de sus siervos los profetas.
11. Todo Israel traspasó tu ley apartándose para no obedecer tu voz; por lo cual ha caído sobre nosotros la maldición y el juramento que está escrito en la ley de Moisés, siervo de Dios;
porque contra él pecamos.
12. Y él ha cumplido la palabra que habló contra nosotros y contra nuestros jefes que nos gobernaron, trayendo sobre nosotros tan grande mal; pues nunca fue hecho debajo del cielo nada semejante a lo que se ha hecho contra Jerusalén.
13. Conforme está escrito en la ley de Moisés, todo este mal vino sobre nosotros; y no hemos implorado el favor de Jahveh nuestro Dios, para convertirnos de nuestras maldades y entender tu verdad.
14. Por tanto, Jahveh veló sobre el mal y lo trajo sobre nosotros; porque justo es Jahveh nuestro Dios en todas sus obras que ha hecho, porque no obedecimos a su voz.
15. Ahora pues, Señor Dios nuestro, que sacaste tu pueblo de la tierra de Egipto con mano poderosa, y te hiciste renombre cual lo tienes hoy;
hemos pecado, hemos hecho impíamente.
16. Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia, apártese ahora tu ira y tu furor de sobre tu ciudad Jerusalén, tu santo monte; porque a causa de nuestros pecados, y por la maldad de nuestros padres,
Jerusalén y tu pueblo son el oprobio de todos en derredor nuestro.
17. Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos; y haz que tu rostro resplandezca sobre tu santuario asolado, por amor del Señor.
18. Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias.
19. Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, Señor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, Dios mío; porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo.


Que el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo nos ayuden a estar preparados para la hora más importante de todas las dispensaciones. Amén.


Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios;
y si primero comienza por nosotros,
¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen
al evangelio de Dios?
(1ª Pe 4:17)

En la ira acuérdate de la misericordia. (Hab 3:2)


Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados.
(1ª Cor 11:31)

Esperamos un Pentecostés II (TABERNÁCULOS) ... ¿Será aconsejable hacerlo en Jerusalén, en el Aposento Alto?


Apéndice 5
CONFIRMACIONES A LA VISIÓN DE FINISTERRE

Profecía dada en los EE.UU. para España (05-08-1998):

La  profecía que transcribimos fue traída a nuestra iglesia y se nos entregó en una hoja a dos columnas, en inglés y español. No recordamos quien la trajo a la reunión, pero creemos que se confirman muchas cosas de lo expresado en nuestro libro. Lo remarcado en negritas es nuestro:


"Se ha dicho: -¿Y qué hay de España?- Parece que nunca oímos nada de avivamiento en España. En tiempos anteriores el apóstol Pablo tuvo deseos de ir a España, y el fue retenido por un tiempo. No obstante, había cosas que él vio en el Espíritu que él quería llevar adelante en aquel tiempo, que fueron programadas para pasar ahora.

Esto es el principio. Señala este día en la primera semana de agosto de 1998. El derramamiento del Espíritu Santo mayor que jamás haya sido en la nación de España empieza hoy. !Empieza hoy!  !Empieza hoy!

Hay muchísimas cosas que han pasado en la nación de España. Hay cosas que el diablo ha hecho, muchas cosas que la gente ha hecho, muchas cosas que leyes y gobiernos han hecho. El diablo pensó que tenía esta nación en un lugar en el cual el avivamiento nunca podría llegar a ella, y que un derramamiento nunca ocurriría.

Pero no es así, dice el Señor. No tiene este poder. Las oraciones han llegado delante de Mí y la intercesión ha subido ante Mí y he declarado !que España por fin es perdonada, y grande será su redención! ! Será grande en este ULTIMO derramamiento, dice el Señor! No he olvidado esta nación ni la faltará la gloria del Señor. Porque la gloria del Señor llenará la tierra! dice el Señor !Y todo hombre lo verá y sabrá que yo vendré pronto!"




Profecía en el festival de la iglesia Salem en Madrid (abril-1999):

Esta profecía fue recogida personalmente por nosotros y transcrita literalmente de la grabación en casete del día en que fue pronunciada. La palabra la dio Daniel Trujillo, americano de origen hispano (se apreciará el lenguaje en un español no muy correcto), de la iglesia de Eugene en Oregón, EE. UU.. Este hermano acompañado de un grupito, pasó por el festival que estábamos haciendo en las vacaciones de semana "santa" del año 99. Es de resaltar que esto fue un acontecimiento totalmente fuera del programa; los hermanos llegaron de visita inesperadamente y se les invitó a decir unas palabras de saludo, etc. (Los remarcados en negrita son nuestros):

"Porque habéis laborado debajo de una grande carga, dice el Señor, y por años y años están laborando empujando contra los cielos que parecen de hierro; las oraciones a veces no parecen llegar al trono de Dios y estas labores que a veces parecen en vano, dice el Señor. El Señor viene esta noche para decirles: Yo estoy abriendo los cielos. !Oh! El Señor está abriendo, está descendiendo hacia ti. !Oh! La escalera por la cual tu puedes subir a tener comunión con Él. La escalera por la cual Él bajará a tener comunión contigo. Va a haber una conexión entre el cielo y la tierra y la voluntad de Dios será hecha y la Iglesia será levantada y edificada.
Porque, he aquí, tu no estás sólo ya más; he aquí, Yo, el Señor, estoy a tu lado; Yo, el Señor, estoy trabajando contigo; tus manos están junto a las Mías, laborando juntos, edificando Su Iglesia. Y, he aquí, Yo abriré una puerta al cielo en tu ciudad. No más vas a laborar tan duramente. No más vas a sentir el peso de toda esa carga sobre ti, porque, he aquí, dice el Señor, Él viene. Él se pone a tu lado, Él está levantando tus cargas. !Oh! esas cargas son Mías, dice el Señor.
He aquí, ESTE ES EL TIEMPO QUE YO PUSE EN EL CORAZÓN DE PABLO PARA VENIR A ESPAÑA Y TRAER EL EVANGELIO. HE AQUÍ, DESDE ESE DÍA HASTA ESTE PUNTO YO HE LABORADO Y MI ESPÍRITU NO HA CAMBIADO DE MENTE. HASTA EL DÍA DE HOY YO HE QUERIDO LLEGAR A ESPAÑA Y TRAER EL EVANGELIO. !OH! YO HE RESERVADO LO MEJOR PARA LO ÚLTIMO, DICE EL SEÑOR, EN EL FIN DE ESTE SIGLO. EN EL FIN DE ESTA ERA YO ABRIRÉ LAS PUERTAS DEL CIELO PARA LA NACIÓN DE ESPAÑA, DICE EL SEÑOR.
!Oh!, porque tus labores han sido notadas. !Oh! y las cuentas han sido tomadas en el Cielo, dice el Señor. !Oh!, he aquí tu recompensa está conmigo, dice el Señor. Yo vengo pronto, dice el Señor. !Aleluya!"



Otras dos pequeñas profecías que se dieron en este mismo festival:

   - Eduardo Sánchez Buitrago, pastor de una gran iglesia de las Asambleas de Dios en Bogotá:

     "ESPAÑA SERÁ PUERTA ABIERTA, EXPORTADORA, OASIS ESPIRITUAL. Dios hará de ustedes hombres como Sansón".

   Daniel Trujillo, en la predicación del día siguiente:

     "EL AVIVAMIENTO DE ESPAÑA SERÁ INDÍGENA".



Profecía dada en el Congreso de las Iglesias de Filadelfia, en el Pabellón del Parque Corredor de Torrejón de Ardoz-Madrid; por DANTE GEBEL, en abril de 2003:

(Profecía recogida por nosotros personalmente en dicha reunión)

                                                                                                        
"!SANTIDAD! !SANTIDAD! !SANTIDAD!

España no el tercero ni el segundo, sino el primero en cuanto al Último Avivamiento.
El avivamiento será nativo.

Llevaremos el fuego a las naciones, en el Último Gran Avivamiento, que sacudirá a las naciones.

Condición: Santidad, vasos limpios, vasos puros, vasos de oro. Sin santidad puede que veamos milagros, pero solo con pureza tendremos presencia."


Profecía dada por CINDY JACOBS en Bettel-Madrid, durante la semana del 24 al 30 de marzo de 2003:

(En la última parte de la profecía decía:)

                                                                                                    
"... (El señor) Va a levantar un líder para toda España como JOSUÉTe haré por cabeza y no por cola."


Confirmaciones con respecto a Tarsis.

Resumen de algunas cosas recogidas en el capítulo I del libro "Historia de la Biblia en España", del Dr.,. José Flores; editorial CLIE:

(NOTA: Queremos recalcar que este libro no cayó en nuestras manos hasta  6 años después de haberse escrito "Finisterre al Borde del Jordán”. Si han leído la carta de la introducción a nuestros padres espirituales se darán cuenta que las coincidencias son tremendas como para no darnos notar que estamos ante un mismo Inspirador de los mensajes).


España aparece entre las pocas naciones modernas que se citan en la Biblia, bajo el nombre de de Tarsis o Tarso. La primera alusión la encontramos en el capítulo diez del Génesis, llamado "tabla de las naciones" ... Entre los catorce descendientes de Jafet se nombra, en el versículo cuatro, a TARSIS (en hebreo Tarschisch) que fundó la ciudad de su mismo nombre ... Los mejores comentaristas de hoy localizan a Tarsis en España, en la región de la desembocadura del Guadalquivir. Tarsis, según estos comentaristas se identifica con el TARTESOS QUE LOS GEOGRAFOS GRIEGOS Y LATINOS PONEN EN LA ESPAÑA BETICA.

... Para llegar a Tarsis las naves fenicias debían atravesar el mediterráneo de un extremo a otro. Estas naves resistentes, que hacían unos 4.000 kilómetros eran llamadas "Naves de Tarsis".

... Por su magnitud, las "naves de Tarsis" causaban la admiración de los israelitas, y ofrecían a Isaías una imagen adecuada de los hombres soberbios, los cuales -dice- serán abatidos por Dios con la misma facilidad que las "naves de Tarsis" son destruidas por el viento huracanado del Este (Is 2:16; Sal 47:8).

Es consolador para nosotros ver citado a Tarsis en primer lugar entre las naciones a las que se anunciará el nombre de Dios cuando lleguen los tiempos del Mesías (Is 66:19). De aquella región remotísima vendrán presurosas las naves trayendo oro y plata, (Jer 10:9; Ez 27:12), para ofrecerlo a Dios en la Nueva Jerusalén... Ya el Salmo 72:10 anunciaba que "los reyes de Tarsis y de las islas le ofrecerán (al Mesías) sus dones".

... Una sola vez se lee la palabra SEFARAD en la Sagrada Biblia, en Abdías 20: "Y los cautivos de Jerusalén que están en SEFARAD (ocuparán) las ciudades del Mediodía (de Idumea, Neguev).

¿Qué región designa SEFARAD? Jonatán Ben Uziel, discípulo del famoso Hil-lel, en su paráfrasis aramea a los Profetas traduce Sefarad por "Ispamia", o sea, Hispania. La antiquísima versión siríaca "Pessito" también traduce por España. Y los rabinos medievales españoles, como Rabí Mosé Ibn Ezra y Rabí David Quimbi identifican unánimemente Sefarad con España, y opinan que el profeta Abdías se refiere a los cautivos que Tito Vespasiano desterró a España en el año 70, después de la conquista de Jerusalén. Aún hoy día los judíos designan nuestra patria con el nombre de Sefarad, llamando, por esta razón, a los hebreos oriundos de España "sefardíes sefarditas". Y algunos hasta pretenden hallar sus orígenes históricos, no ya en el destierro de Tito, sino en los tiempos de Salomón, cuando los mercaderes israelitas, junto con sus aliados los fenicios, cuyas naves usaban, se establecieron en las colonias de la costa de nuestra Península.

... El salmista ve al Señor dominando de mar a mar, hasta los confines de la Tierra, los moradores del desierto postrados ante Él, y a los reyes de Tarsis y de las costas trayéndole presentes: "todas las naciones le servirán" (72:10-11).

.. El último precepto del Señor resucitado a los suyos fue "hacer discípulos a todas las naciones", haciendo luego hincapié en "me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y HASTA LO ÚLTIMO DE LA TIERRA" (eos esjatu tes yes); ahora bien, para un discípulo de Gamaliel, que conocía perfectamente la geografía descrita por la Biblia, el extremo del mundo occidental estaba representado por ESPAÑA, más exactamente por TARSIS. No es extraño, pues, que después de trasladarse de Éfeso a Macedonia y a Corinto en el año 58 o así, Pablo expusiera sus proyectos a los romanos, diciendo "... ahora, no teniendo más campo en estas regiones y deseando desde hace muchos años ir a vosotros, CUANDO VAYA A ESPAÑA iré a vosotros, porque espero veros al pasar y ser encaminado allá por vosotros ... así que cuando haya concluido esto ... pasaré entre vosotros rumbo a ESPAÑA" (Rom 15:23, 29).

Lo notable en este texto no es solamente la firmeza de una decisión madura y tomada desde hacía mucho tiempo (apo ikánon eton- v. 23), sino la determinación renovada en estas palabras: "Iré a España". Este propósito está en consonancia con las palabras que Jesús le dijera, después de la conversión en Damasco, y que Pablo se disponía a cumplir: "Yo te enviaré lejos a los gentiles" (is ezne makran), Hch 22:21.

En el día de Pentecostés es posible que allí hubiera, entre los tres mil convertidos, algunos de España, los cuales al regresar de Jerusalén, habiendo oído a Pedro, trajeran el evangelio de la vida eterna en Jesucristo a España. En el mismo libro de los Hechos, cap. 10, se nos cuenta la historia de CORNELIO, CENTURIÓN ROMANO QUE ESTÁ AL FRENTE DE LA CENTURIA LA ITALIANA. Ya sabemos que las centurias llevaban el nombre de la ciudad en que se formaban y sabemos que Itálica (de Itala, madre de Escipión, su fundador) fue, indudablemente, el sentido que el copista tomó por Italiana. El mismo Cornelio, como devoto soldado y los dos criados que mandó a buscar a Pedro, eran italicenses, o sevillanos (las ruinas de Itálica están todavía visibles en Sevilla) y ellos pudieron ser los primeros españoles que predicaron a Cristo en nuestro país.

(Nota nuestra: Nos produce gran gozo pensar que el primer convertido gentil bien pudo ser un español).

Más adelante, en Hechos 18, se nos presenta a otro español llamado GALIÓN. Era procónsul o gobernador de la provincia de Acaya, compuesta por Grecia y el Peloponeso, con residencia en Corinto. Así como su hermano, el célebre filósofo Séneca, era de Córdoba y Séneca le alaba por la mansedumbre de su carácter. Ya vemos que en aquel tiempo se manifestó como defensor de la libertad religiosa ... echando a los judíos acusadores de Pablo fuera de su tribunal.

Siendo España "provincia romana", los paganos llamaron "nueva doctrina" al Cristianismo, el cual se extendió pronto en nuestra tierra, según testifican Ireneo y Tertuliano. En medio de las persecuciones generales que decretaron los emperadores, procónsules y demás autoridades romanas, la fe en Cristo se arraigó. Daciano gobernador de la España tarraconense fue tan cruel que hizo Zaragoza "la patria de los santos mártires".

... A principios del siglo IV la iglesia española no reconocía otros funcionarios que los obispos, los presbíteros y los diáconos. En aquel tiempo no se admitía en absoluto la supremacía de los obispos de Roma y durante los ocho primeros siglos no hay prueba alguna de que se les reconociera el derecho de inmiscuirse en los asuntos internos de España.

... como afirma A. R. Milles, "España tiene la honra de haber producido la primera versión completa de la biblia en idioma moderno".

... "El pueblo español conocía la Biblia mucho mejor que el pueblo alemán o inglés antes de Lutero" (cita del libro "El Destino de los Pueblos Ibéricos" del Dr. Juan Orts).

Precisamente al rey Alfonso X el Sabio debemos nuestra primera traducción de la Biblia, hecha en 1280 ... Lleva cien años de adelanto a la primera Biblia inglesa y se encuentra en la biblioteca de El Escorial.

(Nota nuestra: Fue de mucho gozo para nosotros oír en Israel, de labios de nuestro guía judío de origen  argentino llamado Pinjas (Pablo), que los judíos consideran a España como su segunda patria, el país más amado después del propio. Y también nos gustó oír de nuestros guías Shai Shemer y Gabino Fernández, en visita a la ciudad de Toledo, que en esta ciudad estaba la judería más importante de Europa y personalmente nos pareció estar contemplando una vista de Jerusalén al ver Toledo desde la perspectiva de una de sus carreteras de acceso. Fue Toledo donde la Inquisición martirizó a muchos judíos que no se quisieron convertir al cristianismo. Los que sí lo hicieron fueron llamados "marranos" y muchísimos españoles descienden de ellos, lo que puede comprobarse por los muchos apellidos de origen judío.

También nos parece muy significativo en cuanto al Papel de Tarsis el hecho de que Satanás parece haber querido "blindar" de una manera especial este territorio mediante la idolatría y la levadura de la Gran Ramera, como previniéndose de que esa misión de Pablo, que quedó sin completarse, pudiera llevarse a cabo.

Creemos que también es de destacar que en el año1999 España fuese elegida por Baphomet, el enemigo de las almas, para entregar su "revelación" de Lucifer al mundo, por medio de la publicación del Liber Zión, a manos del líder de los iluministas Gabriel López de Rojas).


Enlaces con artículos confirmatorios:

HOMBRES Y MUJERES EUNUCOS POR EL EVANGELIO, kad-esh.org.
Esta generación entera en la Iglesia es una generación para CIRCUNCISIÓN, como en los tiempos de Josué! Es hora de ir a través de Gilgal, y la circuncisión para tener un corazón nuevo para que la Torá y los Caminos Santos de YHVH se puedan escribir en nuestros corazones y no sólo en nuestras mentes!

EL EJÉRCITO QUE PELEARÁ LA BATALLA FINAL, por Rik Joyner:

REACCIÓN EN CADENA EN LOS ÁMBITOS ESPIRITUALES por Warnock:

VISIÓN ESPIRITUAL, por Austin Spark:

DISCERNIMIENTO ESPIRITUAL, NUESTRA NECESIDAD MÁS CRÍTICA; por A. W. Tozer:

MÁS ALLÁ DE LO RADICAL, por Gene Edwards:


SALID DE ELLA PUEBLO MÍO, por Piter White:

LLAMADO AL LIDERAZGO: LA GRAN REFORMA QUE VIENE, Por Andrew Strom:

¿QUIENES SOIS?, por George H. Warnock:

ENTRAR A LA BUENA TIERRA, Witness Lee

MÁS ALLÁ DEL PENTECOSTÉS, por Clay Sonmore:

EL CRUCE DEL JORDÁN, Revista Aguas Vivas:

EL SISTEMA DE LA IGLESIA RAMERA, Charles Elliot Neuwbolt

En general véanse  los libros y artículos de la etiqueta "Confirmaciones al Mensaje de Finisterre" en este blog:



FIN
Contraportada:

FINISTERRE (Fin de la tierra) = LO ÚLTIMO DE LA TIERRA = PENÍNSULA IBÉRICA
JORDÁN (Río de la muerte) = "EL QUE DESCIENDE, BAJA O SE POSTRA”

Gracia y paz en el Señor Jesucristo. Es mi deseo contribuir a que por este medio Dios pueda llamar a Su pueblo a SALIR DEL SISTEMA BABILÓNICO: POLÍTICO, ECONÓMICO Y RELIGIOSO (el cristianismo denominacional, babilónico, apóstata, nicolaíta y leudado, especialmente el laodicense), para formar parte del REMANENTE santo y fiel de los VENCEDORES, del EJÉRCITO que traerá el ÚLTIMO GRAN AVIVAMIENTO MUNDIAL (U.G.A.) y peleará la BATALLA FINAL, tendiendo así “la alfombra roja” al Señor Jesucristo en su segunda venida. 
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra (finis-terre). (Hc 1:8; ver Hc 13:47)
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. (Mat 24:14)
Creo que es necesario que las iglesias locales, en experiencia CORPORATIVA, CRUCEN EL JORDÁN de la muerte (a la carne-ego, a la religión y al humanismo) y ACAMPEN (entrando en el Aposento Alto), para ser CIRCUNCIDADAS, celebrar su PASCUA de resurrección y ser investidas del PODER DE LO ALTO, que las capacite para su comisión en estos peligrosos últimos días del fin de la era, pero !aleluya! TIEMPOS DE LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS.

!Aleluya, el Señor viene!
NOTA: Este libro está registrado en el GOBIERNO VASCO-Departamento de Cultura- Registro de la Propiedad Intelectual, el día 21-02-12 a las 15h. 40 min., con el nº BI-102-12.


Aquí termina la proclamación de este bloc FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN, que por algo más de dos años ha estado gritando la verdad del Señor, para estos días de la Restauración de Todas las Cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo (Hch. 3:21). La visión se apresura a su cumplimiento, hoy comienza a correr. 

Si nuestro buen Dios así lo quiere nos veremos en un nuevo bloc: ÚLTIMO GRAN AVIVAMIENTO (U.G.A.) - TABERNÁCULOS

Dios los bendiga grandemente. Gracia y paz.

Suyo en nuestro precioso Señor Jesucristo:

Txema Armesto

Proclamado en lo Último de la Tierra (Erandio-Bizkaia-ESPAÑA), el 18 de septiembre del año 2012.