TRADUCTOR-TRANSLATE

domingo, 28 de agosto de 2011

CRISTIANOS, PERO MARCADOS CON EL HIERRO DE SATANÁS, AÚN NO MUDARON SU PIEL, Administrador


La serpiente. cuando le llega el momento de mudar su piel, se desliza entre las grietas de las rocas y utiliza la apretura del roce para deshacerse se su viejo vestido y dar lugar al nuevo. 

¡Sólo el nuevo vestido, sin mancha ni arruga ni remiendos del viejo, el nuevo hombre, satisface a nuestro Padre!

¡Triste y lamentable!, pero es la realidad del cristianismo babilónico, laodicense, denominacional, religioso, no circuncidado, leudado por la Gran Ramera Babilónica, la (católica) mujer que escondió levadura en tres medidas de harina hasta que todo fue leudado. ¡Cuán sibilina y astuta ramera se necesita ser para pervertir y producir innúmeras ramerillas, y esto sin que ellas  sean conscientes de quien las violó! Fueron, amamantadas, abusadas y criadas  entre sus amplias y generosas faldas. Algunas crecieron y no soportando la hediondez de tal cobijo quisieron escapar de allá; entre éstas las más osadas huyeron hasta sus mismas fronteras. ¡Lástima que nunca las cruzaran!

"¿Qué cómo lo sé?", me preguntas. Pues porque en su equipaje, en su ropa, aún en su misma piel, todavía llevan impreso el logotipo de su dueño. 

Satanás, maestro del disfraz, tiene tantos hierros como quieras, casi tantos como ombligos: cruces, pececitos, hexagramas, prácticas rituales, tradiciones, navidades, semanas "santas", TV (debemos sacar la TV mundana de nuestras casas y el mundo de nuestra TV), Hollywood, Champions, Olimpiadas (que viene de los Dioses del Olimpo) ...; y nos ha hecho creer que son los hierros de Jesucristo, que una marquita de nada aquí o allá no tiene importancia. A él no le importa con tal que no vayamos más lejos, con tal que dejemos al menos una pezuña en su territorio, incluso que nos marchemos, con tal que no pasemos del desierto y crucemos el Jordán.  (Ex. 8:28: Dijo Faraón: Yo os dejaré ir para que ofrezcáis sacrificios a Jehová vuestro Dios en el desiertocon tal que no vayáis más lejos; orad por mí. 10:26: Nuestros ganados irán también con nosotros; no quedará ni una pezuña; porque de ellos hemos de tomar para servir a Jehová nuestro Dios, y no sabemos con qué hemos de servir a Jehová hasta que lleguemos allá).

"Un pececito, una crucecita es algo externo, celebrar las navidades con su abeto, etc. no es importante, ...", me dices. Si claro, pero el problema estriba en que si estás marcado con su hierro, reflejo de un corazón aún no completamente purificado, de alguna forma el dueño de ese hierro, de esa marca, de ese logo, sigue teniendo los derechos legales sobre su propiedad y Jahwéh lo reconoce y no tomará nada inmundo para Sí. Y si Dios no lo puede tomar ¿quién lo tendrá tomado?

Permaneciendo en Babilonia ya sea con una sola pezuña, un lugarcito alto por aquí o allá, un arbolito frondoso acuyá, una obrita muerta a lo Caín (eso sí, "para el Señor") nos hace inmundos y así contaminará todo lo que ofrezcamos a Yahwéh. (Hag. 2:13: Y dijo Hageo: Si un inmundo a causa de cuerpo muerto tocare alguna cosa de estas, ¿será inmunda? Y respondieron los sacerdotes, y dijeron: Inmunda será)


Definitivamente, no podemos sacrificar a Jahwéh desde Babilonia. ¿Podían cantar los ancianos en Babilonia las canciones alegres de Jerusalaim? (Sal. 137). ¿Hubiérase sentado, ayunando y enlutado Nehemías si los muros de Jerusalén no hubieran estado derribados y sus puertas quemadas a fuego(Neh. 1). ¿Hubiera lamentado Jesús la obstinación de los religiosos, amenazándoles con dejar desierta su casa, habiendo podido cobijarlos bajo sus alas como la gallina a sus polluelos? (Luc 13:34-35)¿Podremos nosotros hoy, inmersos en idéntico cautiverio, cantar y aún danzar sin la asistencia conminatoria de los "porristas de  cultos", o será más bien la hora de aullar y lamentarse (Jer 25:34), del cilicio y la ceniza (Jer 6:26)?

¿Quieres saber si aún estás en Babilonia?, revisa tu "casa", "aperos" y aún tu "piel". Si encuentras alguna marca, tradición o práctica ritual además del sello del Espíritu Santo, entonces aún no cruzaste la frontera y continuas en el Sistema Religioso de Babilonia la Gran Ramera. Siendo así, aunque sea con el logo "evangélico", aún estás en la carne, aún estás en el humanismo, aún estás en la religión. Porque cualquier cantidad de levadura, por ínfima que sea, acabará leudando toda la masa y, más tarde o más temprano, el proceso de degradación te llevará a la desintegración (más aún cuando esa levadura es objeto de tráfico comercial en nuestras librerías "cristianas", ¿o debería decir mercadillos?). 


Despréndete pues de todos los diosecillos ajenos que dan lugar que el diablo todavía pueda andar persiguiéndote y de todos los zarcillos que te enredan, que te impiden la entrada en Canaán, ¡en Luz! (para ser sanado de la ceguera judicial en que te encuentras, causa de  que hace tanto tiempo no tengas revelación de Dios). Esa Raquel, tu mujer babilónica e idólatra (la carne), y su ama, (el Sistema Religioso-babilónico que la tutela) (Gén 31:34) (Gá. 4:30) a las que tanto amas, ambas dos deben morir, para que puedas avanzar o nunca entrarás en la tierra del solaz que tanto anhelas (He. 4:9-11)

Génesis 35:1 Dijo Dios a JacobLevántate y sube Bet-el, y quédate allí; y haz allí un altar   al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú. 2 Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos3 Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino que he andado. 4 Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una encina que estaba junto a Siquem5 Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob. 6 Y llegó Jacob a Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo que con él estaba. 7 Y edificó allí un altar, y llamó al lugar El-bet-el, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano. 8 Entonces murió Déboraama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut (la encina del llanto)9 Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo10 Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. 11 También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotentecrece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos12 La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra. 13 Y se fue de él Dios, del lugar en donde había hablado con él. 14 Jacob (todavía, a pesar del v. 10) erigió una señal en el lugar donde había hablado con él, una señal de piedra, y derramó sobre ella libación, y echó sobre ella aceite15 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el.16 Después partieron de Bet-el; y había aún como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto. 17 Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo (Isaac)18 Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benonimas su padre lo llamó Benjamín19 Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén20 Y levantó Jacob un pilar sobre su sepultura; esta es la señal de la sepultura de Raquel hasta hoy. 

Ya sabes mi querido hermano, con ellos, con los religiosos, los carnales y los incrédulos, ni compañerismo, ni comunión, ni concordia, ni parte, ni acuerdo(2ª Co. 6:14-7:1)Ningún fin justo, ninguno, justifica medios injustos o inmundos. (Te invito a que leas el artículo "SALID DE EN MEDIO DE ELLOS Y APARTAOS DICE EL SEÑOR": http://txemarmesto.blogspot.com/2011/01/salid-de-en-medio-de-ellos-y-apartaos.html).


Ya sabes, debes levantarte y salir:

Hebreos 13:13: Salgamos, pues, a él, FUERA DEL CAMPAMENTO, llevando su vituperio; 

3ª Juan 7: Porque ellos salieron por amor del nombre de El, sin aceptar nada de los gentiles.

Apocalipsis 18:4: Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; 

Ya sabesese balido de ovejas y bramido de vacas te están delatando. No te excusa perdonar lo mejor de las ovejas y de las vacas, so pretexto de sacrificarlas a Jehová tu Dios, cuando sabes bien que a tu  Dios todo lo que está marcado con el hierro del diablo, le es abominación, aún seas tu mismo (1ª Sam 15:14-15). Por tanto debes mudar tu piel (Je. 13:23), (en esa piel vieja quedarán todas las marcas de los hierros extraños de la bestia) y vestirte la nueva piel de justicia y santidad que Dios te está ofreciendo desde hace mucho tiempo (Ef. 4:22-24). 


¡Entonces podrás recibir en tu frente el hierro candente del Dios Vivo (Ap. 7:3) reservado a los que no se contaminan con mujeres babilónicas y siguen al Cordero por donde quiera que va (Ap. 14:4)!

Gracia y paz en nuestro precioso Señor Jesucristo.


(VER: http://txemarmesto.blogspot.com/2011/03/se-acabo-la-discusion-el-simbolo.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario