TRADUCTOR-TRANSLATE

sábado, 8 de enero de 2011

SALID DE EN MEDIO DE ELLOS Y APARTAOS (SATURNALIA-NAVIDAD)

Después de decirle a una anciana el por qué yo ya no celebraba la Navidad, ella respondió, “Pero no pienso en dioses paganos cuando miro mi árbol de Navidad. Yo pienso en Jesús”. Eso me pareció razonable. Pregunté a Dios al respecto. El contestó: “¿Qué pensarías tú si sorprendieras a tu esposa en adulterio y ella te contestara, ‘¡pero cariño, estaba pensando en ti todo el tiempo!'?”  

Nuestros lugares altos son nuestros amantes babilónicos, y la "iglesia", es la cautividad babilónica del Pueblo de Dios de hoy día. 

Charles E. Newbold Jr.



(Ver 2ª Cor 6:1-13)

En cuanto a esta primera parte del capítulo seis de 2ª Corintios, resumiré diciendo que las notas de la excelente versión Recobro del N. T., hablan  de la forma en que laboraban los apóstoles junto con Dios por medio de una vida (no un don) todo suficiente y madura, capaz de adaptarse, sin quejas, a todas las situaciones (cobijo, sustento, vestido, personas con las que convivir, autoridades a las que sujetarse, dinero, etc. o la falta de ellos, a la comodidad o la incomodidad, a la abundancia o a la escasez) y todo tipo de trato, aceptar cualquier tipo de medio ambiente; de obrar bajo cualquier clase de condiciones y de aprovechar cualquier oportunidad para llevar a cabo su ministerio (nota 1:1 del cap. 6).
La perseverancia (primer requisito para la vida de los ministros del nuevo pacto) es capaz de adaptarse a cualquier situación. Esto no se refiere solamente a cierta clase de paciencia, sino a la capacidad de soportar el sufrimiento en la tribulación; ya sea presión, opresión, persecución, pobreza o cualquier clase de prueba (nota 4:1).
La mención de "necesidades"  se refiere a necesidades urgentes que apremian en gran manera. Aquí Pablo está indicando la carencia de cosas necesarias para la vida diaria, tales como comida, albergue y vestido. La mención de ayunos en el versículo cinco (no se refiere a los "religiosos" ayunos de quienes todavía no están con el Esposo), es a los ayunos forzados de los apóstoles por el sometimiento en obediencia a la falta de comida, en algunas ocasiones. (notas 4:2 y 5:2).
Las carencias o sufrimientos de los verdaderos siervos de Dios en sus tribulaciones, a veces son vistas por el entendimiento superficial de los opositores (de dentro y de fuera) como castigo de Dios en lugar de ser entendidos como los que cada día mueren por estar sometidos al cuidado soberano de Dios, (que a veces elige estas circunstancias para hacerlos brillar.  ¡Brillan porque arden!).
Siervos, que con un corazón ensanchado podían acoger a todos los creyentes sin importar su condición, y habiendo abierto la boca tenían la libertad de hablar con franqueza a todos los creyentes con respecto a su verdadera situación a la cual habían sido desviados. Esta clase de franqueza y grandeza de corazón, son necesarias para reconciliar con Dios a los creyentes desviados y distraídos (por infantilismo espiritual), o sea, hacerlos volver a Él. Los creyentes corintios, siendo infantiles (versíc. 13), se sentían presionados y restringidos en su interior para con los apóstoles. Todos los niños son muy estrechos en sus sentimientos y fácilmente se ofenden con quienes los corrigen (con pataletas,  lloriqueos y excusas de infantes, para no tener que obedecer). "Como a hijos hablo" indica que el apóstol consideraba infantiles a los creyentes corintios y que al tratar con ellos les hablaba como un padre habla a sus hijos.
"Ser ensanchado" requiere crecimiento y madurez en vida, de lo que los corintios carecían. Según el contexto, el cual comienza al final del capítulo cinco, crecer y madurar en vida equivale a ser completamente reconciliado con Dios (ver articulo anterior, sobre los pasos en la reconciliación con Dios), (notas 11:1, 12:1 y 13:2,3).

(Lo escrito en letra color azul lo hemos añadido)

2 Cor 6:14-7:1
No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque 
¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? 
¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 
¿Y qué concordia Cristo con Belial? 
¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 
¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? 
Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.
Por lo cual, 
Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,
Y no toquéis lo inmundo;
Y yo os recibiré,
Y seré para vosotros por Padre,
Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.
Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

INTRODUCCIÓN DEL BLOG:
En mi estudio devocional de hoy me ha tocado la  porción del cap. 6 de 2ª Corintios, que nos viene al pelo del tiempo (final de la era) y de la sazón (la recién acabada la Saturnalia, mal llamada "navidad") que nos toca vivir. Para que no te asustes de mi "radicalismo" te diré que voy a citar textualmente las notas de la Versión Recobro del Nuevo Testamento, que no he escrito yo (con escasos comentarios míos, entre paréntesis y con letra pequeña de este color), pero que coinciden plenamente con la revelación que de este pasaje me diera Dios hace casi veinte años. No pienses que yo obedecí al principio, aunque hubo unos años que la lectura de ciertos libros provocó que si lo hiciera, pero en un radical legalismo carnal de práctica de la verdad en mi fuerza carnal y sin amor.

Pero, ya sabes... que si patatín, que si patatán, como la mayoría lo practicaba, como lo hacía con un corazón sincero para Dios, como lo hacía para estar con la familia (dicho sea de paso carnal, y con casi todos de éstos hoy por hoy no sé si pasaré la eternidad, ¡Dios no lo quiera!), ... me fui deslizando y volví a participar en las saturnalias e incluso prediqué que mientras se hiciera para Dios estaría bien; y, si, continué diciendo "merry christmas" (feliz navidad) como y con Madona, los Rolling, (ambos autoproclamados siervos del enemigo) o  Michael Jackson y la práctica totalidad de la gentilidad de los países occidentales y/o "cristianos".

Hoy me pregunto: ¿cómo no nos damos cuenta que algo que celebran "todos" no puede ser de Dios y que Satanás deriva gloria, aún cuando los creyentes celebramos fiestas paganas por mucho que se disfracen de cristianas? Gracias que Dios hace más de dos años me retrotrajo a Sus buenas enseñanzas y me dio Su gracia para abandonar estas fiestas idolátricas y comenzar con gozo a celebrar (en mi espíritu) mi "HANUKKAH" o Festival de las Luces, que conmemora la liberación israelita de la adoración al dios pagano Baal (Sol).

Vayamos a ello y quiera Dios que podamos contribuir a erradicar los quizás mayores cánceres de la iglesia de hoy: la ATROFIA ESPIRITUAL INFANTIL CORINTIANA y el COMPLEJO DE SUPERIORIDAD LAODICENSE, que en su ignorancia cree saber.

Notas de la Versión Recobro al vérsículo 14:
Desigual implica una diferencia de género. Esto se refiere a Dt. 22:10, donde se prohibe unir en un mismo yugo dos animales de especie diferente. Los creyentes y los incrédulos son pueblos diferentes. Debido a la naturaleza divina y la posición santa de los creyentes, éstos no deben unirse en un mismo yugo con los incrédulos. Esto debe aplicarse a todas las relaciones íntimas, que pueden existir entre creyentes e incrédulos, no sólo al matrimonio y los negocios.

Esta palabra indica que los creyentes de Corinto se habían unido en yugo desigual con los los incrédulos, y que no se habían apartado para Dios separándose de la gente mundana. Esto quiere decir que no estaban completamente reconciliados con Dios. Por eso el apóstol les exhortó a que no se unieran en yugo desigual con los incrédulos, sino que se apartaran de ellos para ser completamente reconciliados con Dios, es decir, conducidos (vueltos) de nuevo a Él.

El apóstol usó cinco ejemplos para describir la diferencia que existe entre los creyentes y los incrédulos: (1) Ningún compañerismo, ningún intercambio, entre la justicia y la injusticia, o sea el vivir sin ley; (2) Ninguna comunión entre la luz y las tinieblas; (3) Ninguna concordia, armonía, entre Cristo y Belial; (4) Ninguna parte, ninguna porción, compartida por un creyente y un incrédulo; (5) Ningún acuerdo, ningún consentimiento, entre el pueblo de Dios y los ídolos. Estos ejemplos también revelan el hecho de que los creyentes son justicia, luz, Cristo y el templo de Dios, y que los incrédulos son injusticia, o sea, no están sometidos a ninguna ley, y son tinieblas, Belial (Satanás, el diablo) e ídolos.

Notas al v. 17:
Salid de en medio de ellos significa ser conducidos de nuevo a Dios (volverse), ser reconciliado con Él, de modo práctico (no sólo "de boquita") requiere que nos separemos de todas las personas, cosas y asuntos que no pertenecen a Dios. Dios recibe gozo de los creyentes que han sido devueltos a Él, osea, reconciliados completamente con Él.

Notas al v. 18:
Tener a Dios por Padre y ser hijos e hijas es un asunto de vida, más profundo que tenerle por Dios y ser Su pueblo (v. 16) (Le tenemos solo por Dios  y no además por Padre, cuando no le dejamos vivir Su vida en nosotros).

Notas al v. 7:1:
Puesto que tenemos las promesas de que Dios habitará (en nosotros) y andará (entre nosotros)  y será nuestro Dios y seremos Su pueblo (v. 16) y que nos recibirá y será nuestro Padre y nosotros sus hijos e hijas (única vez en el Nuevo Testamento que se indica que Dios tiene hijas) (quizás el apóstol esté enfatizando este asunto a las mujeres, por su mayor propensión al emocionalismo en los afectos familiares) debemos limpiarnos de toda contaminación de las cosas materiales, y de la contaminación del espíritu por el contacto con las cosas del mundo espiritual, tales como los ídolos.

La santidad consiste en estar apartado para Dios de todo lo que no sea Él (ver nota 2:3 a Rom 1 y 4:3 a Ef 1). Perfeccionar la santidad es hacer que esta separación sea completa y perfecta, de todo nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo; ser perfecta y completamente apartados para Dios (1ª Tes 5:23). Esto es lo que significa ser completamente reconciliado con Dios; teniendo verdadero temor de tocar lo que no pertenezca a Dios o no esté relacionado con Él.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Cuan maravilloso es nuestro Dios! que en la providencia y guianza de Sus hijos, sabe llevarnos al punto en que las circunstancias por las que nos hace pasar pongan de manifiesto, expongan, por nuestra conducta, lo oculto de nuestros corazones, aunque con nuestros labios lo estémos negando. Se descubre por ese "balido de ovejas y bramido de vacas" (1 Sam 15:13-14) que grita en nuestra trastienda y que negamos ante los demás, delatándonos sin apelación posible ante el nítido discernimiento de los espíritus obedientes.

¡Gloria a Él!, por que Sus tiempos son perfectos y, si esperamos en Él con corazones confiados, recibiremos lo que necesitamos en el momento preciso. Por eso el estudio de hoy se corresponde con el estudio devocional que me tocaba en turno y con la publicación de ayer titulada: "Dos pasos en la reconciliación con Dios", y con las pasadas fiestas "navideñas", que no dejan de ser otra cosa que la antigua Saturnalia romana (y antes egipcia y babilónica), por mucho que las queramos disfrazar. De nada vale justificarnos diciendo "hagamos fiesta para Jehová" (Ex 32:5), pues asumir las fiestas paganas, como ha hecho siempre la babilónica iglesia romana, so pretexto de hacerlo para Dios, disfrazándolas de cristianas, dice claro en la Palabra de Dios que es una abominación, ¡pura idolatría contaminante!

Por tanto, "he aquí, tú (que) tienes el sobrenombre de judío (cristiano), y te apoyas en la ley (palabra de Dios), y te glorías en Dios, y conoces su voluntad, e instruido por la ley apruebas lo mejor, y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, instructor de los indoctos, maestro de niños, que tienes en la ley la forma de la ciencia y de la verdad. Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas? Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio? Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios? Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros. (Rom 2:17-24).

 que quizás hayas leído "Babilonia Misterio Religioso Antiguo y Moderno", "Las Dos Babilonias", "Cortinas de Humo", los libros de Rebecca Brown, etc.; tu que tal vez hayas visto los vídeos de Michael Rood;  que sabes que estas fiestas no son sino una continuación con la adoración al dios pagano Sol;  ... . O mucho peor si  ya estabas advertido al respecto  y continuas haciéndolo, alineándote con cristianos carnales apartados (aunque sean tus hijos) y con incrédulos, sentándote así a la mesa de Belial en las bacanales paganas.

¿Es para ti Dios solamente Dios o quieres trato de Padre a hijo con Él?

He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo;
y de tu mano, oh rey, nos librará.
Y SI NO, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses,
ni TAMPOCO adoraremos la estatua que has levantado.
(Daniel 3:17-18)

¿Seguirás sirviendo a sus dioses y adorando sus estatuas, o sacarás todo vestigio de sus aseras, lugares altos y árboles frondosos?

Yo, con Su gracia, y como Josué, digo que "yo y mi casa serviremos a Yahveh" (Jos 24:15) y, parafraseando a Sadrac, Mesec y Abeb Nego,  "y si mi casa no quiere seguirme, aunque tenga que hacerlo solo, también".

Entonces será realidad lo que deseas: LO ESTÉRIL FLORECERÁ… Estarás a punto de pasar a una NUEVA ETAPA de tu vida, en la que podrás ver con claridad la acción providencial y milagrosa de Dios. Esto será el punto de partida que te permitirá alcanzar todas las promesas que Dios te había hecho desde hace mucho tiempo atrás.

Les amo con el amor de Jesucristo.

NO DEJEN DE VER ESTE ENLACE CONFIRMATORIO, ¡TREMENDO ARTÍCULO DE CHARLES ELLIOT NEWBOLT Jr.!, DONDE ENCONTRARÁN PERLAS COMO ESTAS:

Después de decirle a una anciana el por qué yo ya no celebraba la Navidad, ella respondió, “Pero no pienso en dioses paganos cuando miro mi árbol de Navidad. Yo pienso en Jesús”. Eso me pareció razonable. Pregunté a Dios al respecto. El contestó: “¿Qué pensarías tú si sorprendieras a tu esposa en adulterio y ella te contestara: ‘pero cariño, estaba pensando en ti todo el tiempo!' ” 

Nuestros lugares altos son nuestros amantes babilónicos, y la "iglesia", es la cautividad babilónica del Pueblo de Dios de hoy día.

http://txemarmesto.blogspot.com.es/2012/09/la-novia-prostituida-el-lugar-alto.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario