TRADUCTOR-TRANSLATE

martes, 22 de mayo de 2012

ABEL SE RELACIONABA CON DIOS A LA MANERA DE DIOS (E. V. Génesis-W. Lee)


ESTUDIO-VIDA DE GENESIS

MENSAJE QUINCE

LA LINEA DE LA VIDA EN LAS ESCRITURAS




I. ABEL: SE RELACIONABA CON DIOS SEGUN DIOS

La vida de Abel se caracterizó por el contacto que mantuvo con Dios conforme al camino fijado por Dios (Gn. 4:4). No diga que en tanto que usted tenga contacto con Dios todo está bien. ¿De qué manera tiene contacto con Dios: a su manera o a la manera de El? 
Existen tres pueblos que afirman tener contacto con Dios: los judíos, los musulmanes y los cristianos. Los judíos tienen contacto con Dios conforme a su propio camino. Conforme a Romanos 10:2-3, los judíos quieren establecer su propia justicia y no se someten a la justicia de Dios. Esto significa que ellos se relacionan con Dios conforme a su propia idea. Los musulmanes muestran aún más devoción en su propia manera de adorar a Dios. Si usted visita una mezquita musulmana, encontrará que los musulmanes se muestran bastante piadosos, y adoran a Dios postrándose. Muchos de los que se llaman cristianos, incluyendo a los católicos, llevan a cabo su servicio para Dios conforme a su propio concepto, y no por medio de la redención de Cristo ni en el espíritu.

¿Cuál es el origen de la manera humana de tocar a Dios? La fuente es la conflictiva mente del hombre, la cual no puede producir más que conocimiento. Por consiguiente, los hombres tienen contacto con Dios por medio del conocimiento, y no por la vida. Sin embargo, Abel se relacionó con Dios de la manera que Dios deseaba. Como lo veremos en el mensaje siguiente, Caín, su hermano mayor, tenía contacto con Dios, pero según su propio camino. El camino de Dios es la vida; el camino de Caín fue el conocimiento. Todos debemos tener cuidado. Aunque usted diga que está entregado absolutamente a Dios, quizás lo esté según su propio camino. Usted se acerca a Dios de la manera que usted se inventa, y esa manera no es más que conocimiento. No siga ese camino. Debemos observar el ejemplo de Abel y relacionarnos con Dios desechando nuestros pensamientos, nuestras opiniones y nuestros conceptos; debemos decir: “Señor, me relaciono contigo según Tu camino. No te toco a Ti por mis pensamientos, conceptos o conocimiento. Señor, Tú eres mi camino”. Si hacemos eso, disfrutaremos a Dios como el árbol de la vida. Abel participó de Dios como el árbol de la vida. El comió verdaderamente del fruto de ese árbol.


¿Qué debemos hacer ahora? No debemos hacer nada. Sólo debemos permanecer en la línea del árbol de la vida, disfrutando a Dios como nuestra vida y como nuestra provisión de vida. Dios se ocupará de todo. Al disfrutar al Señor como nuestra provisión de vida, nuestra vida cotidiana, nuestro andar, nuestra labor y la edificación de las iglesias serán el resultado de ello. Entonces todo lo que tengamos se conformará al elemento divino, al elemento de Dios, y no a nuestros conceptos
Ahora vemos el camino que debemos tomar. Que el Señor tenga misericordia de nosotros para que todos sigamos la línea de la vida.


NO PODEMOS RELACIONARNOS CON DIOS COMO NOS VENGA EN GANA, SOLO COMO DIOS MANDA: ¡EN ESPÍRITU Y VERDAD! (Jn. 4:23); ES DECIR,  HABIENDO NACIDO DE NUEVO (redención por la Sangre) Y COMO DICE LA BIBLIA (DIOS) QUE HAY QUE HACERLO (en nuestro espíritu humano y no en nuestra alma). (ADMINISTRADOR).

No hay comentarios:

Publicar un comentario