TRADUCTOR-TRANSLATE

lunes, 2 de abril de 2012

LA AUTORIDAD IMPUESTA EN EL MATRIMONIO, NO ES SEÑORÍO (E.V. Génesis, Witness Lee)

ESTUDIO-VIDA DE GENESIS

MENSAJE OCHO

DIOS RESTAURA Y CREA ALGO MAS

(Estudio completo en: http://www.librosdelministerio.org/books.cfm?id=%24%24%2EO%2A%5E%40%20%20%0A)


Considere el caso de una pareja recién casada. El marido ama a la esposa, y la esposa ama al marido. Aunque ella ama al marido, dice dentro de sí: “Aunque te amo, no eres más que un joven travieso”. Doctrinalmente es correcto decir a la esposa que su marido es su cabeza. No obstante, la esposa pensará: “Sé que mi marido es mi cabeza, pero en realidad él es un joven malcriado. Me cuesta trabajo respetarlo”. Un día el marido es salvo, y la vida divina entra en él. Esta es la semilla, y la semilla crece en este joven día tras día, mes tras mes. Es probable que después de dieciocho meses, la esposa mire a su marido y diga: “Indudablemente debo respetarle. Antes él no era más que un joven malcriado. Pero ¡mírenlo ahora! Es bien serio. No es tan descuidado. Ahora tiene sobriedad”. No es necesario que el esposo imponga la autoridad y diga: “Debes saber que ahora soy un esposo cristiano. Debes someterte a mí”. El marido no necesita decir eso. Cada vez que la esposa lo mire, se dará cuenta de que las palabras del esposo tienen peso, que hay algo precioso y valioso en él. Ella lo respetará espontáneamente. Anteriormente ella discutía. Ahora ella lo respeta y lo honra, y considera todo lo que dice porque ahora él lleva la imagen de Dios, y de esta imagen viene la autoridad divina. Este es el señorío.

Muchas personas han leído el libro de Watchman Nee Autoridad Espiritual. Usan ese libro únicamente de esta manera: “Nosotros somos los ancianos de la iglesia. Somos los líderes de un grupo de cristianos. Somos la autoridad de Dios”. Si ustedes dicen eso, ya no tienen la autoridad de Dios. No llevan la imagen de Dios. Cuando el Señor Jesús vino, nunca tuvo una actitud autoritaria hacia la gente ni le pidió que se sometiera a El. Jamás hizo semejante cosa. Pero mientras estuvo en esta tierra, llevaba la imagen de Dios. También tenía la autoridad de Dios. 

La autoridad siempre procede de llevar la imagen de Dios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario