TRADUCTOR-TRANSLATE

martes, 1 de noviembre de 2011

EL SEÑOR VIENE Y LA IGLESIA NO REACCIONA, por Apoyo Bíblico




No puedo dejar de renovar una y otra vez este sentir en el Espíritu de hablar, de exhortar, de DESPERTAR CLAMANDO a mis hermanos sobre la VENIDA DEL SEÑOR JESUS (Mt 24:6).

Es difícil explicar lo que siento cada vez que oro y medito en la VENIDA DEL SEÑOR JESUS y del FIN. Siempre el gozo que confirma la GRAN PROMESA del Espíritu parece ser opacada al considerar la situación general de la Iglesia de estos tiempos(Ap 3:15-22).

Siempre suelo preguntar a muchos hermanos; ¿que sienten? a nivel personal luego de meditar y pensar sinceramente acerca de la Venida de nuestro Señor, siempre pregunto ¿Ves las señales de Mateo 24 cumplirse?, ¿Puedes ver los tiempos proféticos?, ¿Qué piensas cuando lees Mateo 24?. Sin responderme o evitando la cuestión puedo ver en muchos casos que la desazón y la frustración ataca a la mente de muchos, sobre todo en aquellos cuya conciencia les dice que no están en santidad o que aún son reprensibles debido a cuan aferrados están a la vida carnal y al mundo (1 Co 1:8; Heb 12:14; 1 Te 3.13).

Lo peor de todo esto es que a pesar de gritarle a la Iglesia que ¡EL SEÑOR VIENE! Solo algunos son movidos en sus conciencias en una pequeña inquietud y escasamente se produce aquella preocupación que obliga a reaccionar seriamente en esto. Esa escasa reacción genera en sinceridad una terrible angustia que nubla el Gozo de su Venida.

Veo las recomendaciones:

1 Tesalonicenses 3
13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

1 Tesalonicenses 5
23Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Hebreos 12
14Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

1 Juan 2
28Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.

Me sitúo en el momento del mensaje y lamentablemente solo veo cristianos correr de un lado a otro. Uno ve que muchos corren turbados, espantados y avergonzados, llenos de confusión y angustiados por verse sin santidad, por verse que no tienen el Aceite, por verse que no están vestidos para la Gran ocasión.

La información que no informa
He llegado a la conclusión de que la información de hoy en día no informa.
Cada reporte de guerra, catástrofe y crisis económica que describe y promueve el Sistema mediante los medios de comunicación parece no avispar a los cristianos.

Es sorprendente que el cristiano no asuma la historia y la realidad en la que vive. Obviamente la mayoría de los cristianos no entienden de estadísticas o promedios y es por esa razón que me esfuerzo en refrescar o alertar a que revisen la historia de estos últimos 250 años.
Desde el 1760 hemos pasado por más de 100 guerras en todos los continentes, se estima más de 120 millones en victimas, de las cuales el 85% de ellas se produjeron en el siglo XX.
De todas las guerras tres de ellas muy terribles y sangrientas con una clara demostración del poder de destrucción que el hombre ha alcanzado mediante la fabricación de armamento bélico y de la bomba atómica que fue tirada por los americanos y que en un par de segundos dejó un gran saldo de muertos.
Es importante destacar las guerras que cambiaron el mundo:
-       La Revolución francesa con Napoleón
-       1º Guerra Mundial
-       2º Guerra Mundial

De esta última solo han pasado 66 años. Si esto no los hace recapacitar es porque en definitiva no están entendiendo los tiempos.

Un aspecto profético
Proféticamente podemos indicar que en cantidad de años, hemos vivido casi el mismo período de tiempo desde el surgimiento del Pueblo de Israel hasta la resurrección de Cristo (casi 2000 años). Quiero recordarles también analógicamente y proféticamente hablando que Jacob trabajó una semana por Raquel (Pueblo de Israel) pero recibió a Lea (la Iglesia) y tuvo que trabajar otra semana más por Raquel. Es interesante indicar también que Lea le dio hijos a Jacob prontamente y Raquel posteriormente en la vejez.

Respecto de Israel las Escrituras dicen:

Oseas 6
1Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. 2Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él.

Los tiempos se están cumpliendo, el tiempo de los gentiles se acaba, el tercer día está asomando e Israel está a punto de despertar.

Romanos 11
25Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 26y luego todo Israel será salvo,…

Mateo 24
5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. 6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8Y todo esto será principio de dolores.

El mundo ha recibido y sigue recibiendo con mayor frecuencia (rompiendo alarmantemente los promedios) terribles catástrofes, terremotos, huracanes, maremotos y todo un desequilibrio ambiental patente.
Muchos que se niegan a ver la realidad prefiriendo ver programas de entretenimiento (deportes, futbol, novelas, pornografía) que aquellos que indican que millares de personas mueren de hambre (África, India, Tailandia).
También es importante destacar que en estos últimos 50 años la humanidad ha tenido que luchar con muchas pestilencias, enfermedades extrañas y diferentes clases de virus.

Yo estoy muy asombrado porque ya está a la vista el surgimiento del “Gobierno Mundial”, y se oye decir a los gobernantes del mundo entero “paz y seguridad” y al mismo tiempo personas muy malignas, perversas y sodomitas pidiendo derechos a ser reconocidos como normales (homosexualidad, lesbianismo, pedofilia, zoofilia)

La ilusión del cristiano de estos tiempos
Muchos piensan que están sobreguardados por sus actividades religiosas de fines de semana, muchos piensan que por asistir un par de horas los fines de semanas a una congregación para aplaudir, cantar, ofrendar y tomar café con galletas va a ser suficiente para que el Señor los eleve a su presencia. Cuan equivocados al estimar guiados por los ministros religiosos que las diversas actividades que practican como congregación agradan a Dios o que tienen algún sustento bíblico basadas en artilugios y artimañas doctrinales puramente humanas (Ef 4:14) que están lejos del verdadero propósito del Evangelio y del Reino de Dios en la dura lucha por convertir a las almas.

El cristiano piensa (impulsado por las enseñanzas de su ministro religioso) que por haberse bautizado y por haber hecho una sencilla oración de fe (cosa que no es bíblica) será parte del tan esperado “arrebatamiento”, muchos están convencidos que por el solo hecho de llamar a Jesús Señor serán arrebatados, y otros suelen asegurarse a sí mismos que serán arrebatados por el solo hecho de que están trabajando para la institución religiosa colaborando en sus actividades.
Mateo 7
21No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
22Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Cuantos cristianos que llaman a Jesús Señor pero que viven desgastándose en el mismo desenfreno que las personas del mundo (nacer, estudiar, trabajar, consumir, aportar, sobrevivir) y que se llaman cristianos por el solo hecho de cantar, aplaudir, ofrendar los fines de semanas y que posteriormente en sus casas se sientan en un sillón a ver sus programas favoritos (futbol, novelas, películas, música, llena de fornicación, adulterio, idolatría) sin darse cuenta que tal actitud desagrada profundamente al Señor Jesús.

Muchos que piensan que están haciendo la Voluntad de Dios y no se dan cuenta que solo están haciendo la voluntad de hombres. Muchos que consideran que la Voluntad de Dios es aquella que los pastores y ministros proponen teniendo como respaldo y recurso a las instituciones religiosas. Es por ello que al leer esto no se sienten identificados. Sin embargo la cruda verdad es que sin santidad nadie verá al Señor, así que no importan las obras, no importa cuán ocupado estés en el mundo resolviendo tus problemas y el de tu familia, nada puede justificar tu falta de santidad.

La condición de la Iglesia
Al considerar la situación general de la Iglesia nos da muchísimo temor, porque al hablar con muchos hermanos de diferentes países que al preguntarle ¿Cómo está la Iglesia? responden. “como en todos lados” llena de apostasía, llena de pecados, llena de tantos errores.

Pero a pesar de todo JESUCRISTO VIENE!!, y aunque muchos están al tanto de tal evento, la Iglesia no se prepara para recibirle. Porqué?. Porque la Iglesia de hoy está dormida y está en crisis. Y cuando digo Iglesia me refiero a todos a ti y a la congregación a la que asistes y a todas las Iglesias en todas partes.

Está dormida porque Jesús enseñó que así pasaría antes de su venida “El Reino de los Cielos será semejante a 10 vírgenes que se durmieron (Mt 25:1-13). En esta parábola vemos que los que pertenecen al Reino de los Cielos se han dormidos  esperando al esposo (“todas cabecearon y se durmieron” Mt 25:5) al margen de que algunas sean prudentes, no les sirve de nada pues no tienen su lámparas encendidas.

La Iglesia está en crisis porque Jesús enseñó que mientras dormían vino “el enemigo entró y sembró cizaña” (Mt 13:25) y vemos como la Iglesia de hoy convive con la religión, y vemos también como la religión ha dividido a la Iglesia insertando doctrinas extrañas institucionalizándola mediante leyes humanas, comercializando y tomando el control sobre ella avasallándola con cosas del mundo. A esto se refería Pedro por el Espíritu cuando dice “habrá entre vosotros falsos maestros” (2 Pe 2:1-3), ha esto se refería Pablo cuando dice “entrarán entre vosotros lobos rapaces” (Hch 20:29-31), ha esto se refería Judas cuando dice “hombre impíos que convierten en libertinaje la gracia de Dios” (Jud 4-5), a esto se refería el Señor mismo cuando dice “lobos vestidos de ovejas” (Mt 7:15), a esto se refiere Pablo cuando encontró la Iglesia dividida (1 Co 1:13) que hoy se refleja claramente entre tantas religiones evangélicas cada una con sus denominaciones y subdivisiones, cada una con diferentes doctrinas contradictorias entre sí, cada uno siguiendo un camino trazados por hombres y no por Cristo.

El libro de Apocalipsis que es tan importante, es el menos leído, y allí están los mensajes para la Iglesia, allí están los errores frecuentes que la Iglesia debe evitar y saber quiénes son los causantes de las crisis. Lean Apocalipsis capítulos 2 y 3

Jesús una y otra vez le dice a la Iglesia: “Arrepiéntete” (Ap 2:5; 2:16; 3:3; 3:19).
Y también dice: “Al que tiene oído para oír oiga” (Ap 2:7; 2:11; 2:17; 2:29; 3:6; 3:13; 3:22)

La Iglesia de hoy es una analogía perfecta de la Iglesia que estaba en Laodicea (Ap 3:14-22) .
Porque la Iglesia de hoy dice: “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad” (Ap 3:17) haciendo referencia a todos aquellos que predican y buscan prosperidad y bienestar en este mundo, haciendo referencia a los que buscan vivir en este mundo como viven los gentiles teniendo afán y ansiedad (Mt 6:32) por las cosas de este mundo (1 Jn 2:15), pidiendo aún equivocadamente que Dios les ayude en sus propósitos y objetivos humanos y mundanos (Sg 4:3), prefiriendo estudiar y trabajar para progresar y ser “alguien” en este mundo mientras que espiritualmente se hacen “desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” ante el Señor Jesús (Ap 3:17) porque no han renovado su mente y su corazón (Ef 4:23), y no se han despojado de “la pasada manera de vivir” (Ef 4:22) sino que mantienen la misma vanidad que lo demás (Ef 4:17).

La Iglesia está en crisis porque no lee y no ora y no quiere aprender la sana doctrina, los cristianos solo buscan sanidad y que les ayuden en sus problemas sociales y económicos pero no quieren recibir enseñanzas, no quieren a Cristo en sus vidas, prefieren ceder el control a la religión y seguir sus caminos y de esta manera se han apartado de la cabeza la cual es Cristo, el cristiano no busca la santidad, sino que busca agradar al mundo a través de la religión.

Doctrinas aborrecidas
La Iglesia está en crisis porque ha abrazado la aborrecida doctrina de Balaam (Ap 3:14), la doctrina de traer la fornicación espiritual a la Iglesia con las cosas del mundo tales como la música y ritmos mundanos para convertir la alabanza Espiritual en un show ruidoso y en un espectáculo de popularidad. Es sorprendente que no se hayan dado cuenta como el diablo reemplazó el Gozo del Espíritu por entretenimientos. Es triste ver como los jóvenes cristianos traen los mismos sacrificios inmundos que se practican en el mundo a la Iglesia, cosa que solo excitan a los demonios con los ruidos mundanos que apelan a lo sensual y a lo carnal (1 Co 10:20) y al que equivocadamente le llaman “avivamiento” o “presencia de Dios”.

En su mayoría las Iglesias se han convertido en escuelas de música y canto proponiendo a la juventud “fornicar” con la música del mundo y comercializarla enriqueciendo a la religión y a las instituciones humanas. Esto desagrada profundamente al Señor y son aborrecidos (Ap 2:6).

La Iglesia está en crisis porque ha abrazado la aborrecida doctrina de los Nicolaitas (Ap 3:15), doctrina humana basada en dominar intelectualmente a las personas, proponiendo instituciones jerárquicas, humanas y religiosas que promueven los servicios del “Antiguo Pacto” (que eran para el pueblo judío) y que no tienen vigencia para la Iglesia (por cuanto es Espiritual) confundiendo a la Iglesia desviándola de la fe y de la búsqueda de la santidad y perfección en el Espíritu como se enseña en el Nuevo Pacto (He 8:13; Gl 2:16; Gl 2:21), porque la ley y los profetas fueron hasta Juan (Lc 16:16). Porque la Iglesia no está bajo el régimen viejo de la letra (Antiguo Testamento) sino bajo el régimen del Espíritu (Ro 7:6; 2 Co 3:6; Heb 8:6)
Los nicolaitas promueven la doctrina de construir edificios y templos de materiales enseñando equivocadamente que el edificio es la Iglesia y que eso el lo que agrada a Dios y no saben que Dios no necesita habitar en estructuras de materiales pues Él habita en los corazones de los santos que le temen (1 Co 3:16; 6:19; 1 Ti 3:15).

Los nicolaitas promueven los diezmos y las ofrendas obligatorias, para llenar sus arcas mediante servicios religiosos pertenecientes al Antiguo Pacto y que nada tienen que ver con el Nuevo Pacto, para justificar y fomentar la vagancias de los que dicen ser pastores que no se preocupan ni visitan a su “ovejas”, ni le ayudan en sus necesidades y a quienes dicen hipócritamente “Dios te bendiga”. Los nicolaítas no se acuerdan de los huérfanos y de las viudas de la congregación (Sg 1:27), mucho menos de los pobres (Ga 2:10), antes por el contrario desde un púlpito los acusa de ladrones por no diezmar, usando la biblia como arma de asalto y chantaje, negando que las ofrendas deben estar dirigidas mayormente a los pobres y los más necesitado, la ofrenda es para los hermanos no para la institución.

Los nicolaitas son motivadores sociales que promueven predicaciones que levantan el ánimo y la autoestima, alentando a tener una actitud mental positiva frente a las problemáticas de aspecto sociológicos y de cuestiones de la mente humana.
Los nicolaitas han tomado el control de las enseñanzas mediante estratagema de hombres (Ef 4:14), (actitud similar a los fariseos, saduceos, escribas y doctores de la ley a quienes Jesús acusó de hipócritas) han monopolizado las doctrinas, promoviendo y enseñando que para servir a Dios se debe estudiar en sus universidades, seminarios y escuelas pagando cuotas por ese falso servicio recibiendo a cambio reglas de hombres y motivación social, promoviendo enseñanzas erradas, basadas en la teología (ciencia puramente humana) y en la psicología. Han de saber que el Señor Jesús no los usará jamás.
Los nicolaitas son los que hacen de la Iglesia una institución humana para ser reconocida por el estado con el fin de hacer mercadería de vosotros (2 Pe 2:3) justificándose por las leyes del mundo, promoviendo la ventas de mercaderías, vendiendo libros doctrinales, souvenir, CDs, DVDs, talismanes, etc, usando cualquier medio para obtener dinero y ganancias deshonestas.
Los nicolaitas son motivadores sociales, controladores de masas, que con apariencia de piedad los engañan con ilusiones, con emociones que apelan a los sentidos, con música, con campañas, con psicología barata, con prodigios mentirosos y con muchas vana palabrerías. Los nicolaitas predican un camino fácil, un camino con una vida agradable en este mundo, una vida de libertinaje en cuanto a las ambiciones humanas.

Los nicolaitas no predican la conversión, ni el Señorío de Cristo, sino que predican la aceptación de la salvación sin los cambios requeridos, predican la oración de fe, predican un evangelio carnal.

Los nicolaitas se esfuerzan por vender un “futuro” en este mundo cuando no hay futuro, y la Iglesia compra esa ilusión que no puede alcanzar porque la verdad es que este mundo va a perdición y nada se puede llevar de aquí (1 Ti 6:7), nada justifica el tiempo invertido en cosas del mundo, nada justifica el tiempo invertido en las responsabilidades y obligaciones de este mundo, todo es vanidad y aflicción de espíritu (Ec 1:14; Hch 14:15; Ef 4:17).

La Iglesia está en crisis porque ha abrazado la aborrecida doctrina de Jezabel, ha abrazado la doctrina del ecumenismo, abrazando y compartiendo con las religiones que predican evangelios diferentes (Católicos, Testigos de Jehová, Mormones, Protestantes, etc), se unen con los anatemas (Ga 1:8-9) para ser uno buscando la paz y la armonía religiosa. Jesús los aborrece y enseño que no debemos recibirles (2 Jn 9-11).

En vez de que la Iglesia convierta al mundo a la luz, la Iglesia se convirtió a las tinieblas del mundo, fornicando con el estado y con las religiones, trayendo el mundo a la Iglesia.

Lo lamentable es que la Iglesia no ve su error pues esta dormida y sometida por el cáncer de la religión.

Los resultados
Tantas personas religiosas (los que tienen títulos humanos de pastores y ministros) con autoridad humana (según la denominación evangélica a la que pertenecen) que predican un camino “fácil” diciendo que levante las manos los que quieran “aceptar” a Jesús en su corazón como su “único salvador personal” “repita conmigo esta oración de fe y será salvo”, sin producir arrepentimiento, sin producir el quebrantamiento y sin proponer los cambios necesarios mediante la conversión para una vida santificada. Muchos cristianos no han entendido que para seguir a Cristo hay que aborrecerlo todo y dejar todo por amor a su Nombre (de la misma manera que Él hizo por nosotros).
Es lamentable ver que los que han “aceptado” no cambiado sus vida, ni sus pretensiones, no se despojan del mundo, no aborrecen al mundo, no dejan el afán y la ansiedad, antes por el contrario viven como viven los demás gentiles en la vanidad de sus mentes, trabajando para el mundo para obtener cosas del mundo, buscando un estilo de vida y esperando que la religión apruebe su vida.

Considera el trabajo de la religión:
Cuantos que han aceptado y al poco tiempo el que era alcohólico volvió al alcohol, el que era drogadicto volvió a drogarse, el que fornicaba otra vez volvió ha hacerlo, el que adulteraba volvió a caer, el que esperaba dejar de fumar volvió a fumar, el que esperaba salir de la homosexualidad volvió a su lascivia. Cuantos que se alejaron con mucho esfuerzo y oración de las más oscuras debilidades y volvieron a caer para ser preso nuevamente de semejantes pecados.

Cuantos que quisieron ser sanados o a la espera de algún milagro y no obtuvieron nada, ni aún mejoras.

Cuantos? jóvenes dentro de la congregación que se drogan, masturban, alcoholizan o fuman y que intentan escapar esperando que sus “pastores” le ayuden a salir de esos vicios?

Lo lamentable de esta situación es que estas personas aún al volver a sus antiguas actividades siguen formando parte de la congregación esperando comprensión, esperando perdón, esperando justificación, esperando reivindicación una y otra vez.
Cuantas? jóvenes y adolescentes que son parte de la congregación que por falta de una guía y por falta de lectura y oración quedan embarazadas producto de la fornicación y el adulterio (que se produce aún dentro de la congregación) y siguen concurriendo en ese estado pero ahora con sus hijos sin matrimonio y sin padre.

Cuantos? pastores y ministros que predican y en oculto adulteran, fuman, alcoholizan, drogan, o se hacen homosexuales.

Cuantos? jóvenes y adultos que predican lo que aprendieron y al poco tiempo son presos de sus debilidades y sin vergüenza ocultan su estado y así predican esperando que por sus obras sean perdonados?.

Todos estos blasfeman el nombre de Jesús, blasfeman el evangelio y el camino de la Verdad, todos estos enferman el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia, apagan el Espíritu la desvían haciendo que sigan una institución humana.

Pero quienes son los responsables?: Los ministros?, los congregantes?

Si se trata de un cuerpo y uno de los miembros está enfermo, no es el cuerpo el que está enfermo?. Puede alguien de la congregación decir que está exento?.

No olvides que al bautizarte, has firmado un Pacto con el Señor, un Pacto de santificación, no olvides sus leyes, no olvides las consecuencias de la desobediencia y los errores. Porque aún la Iglesia ha olvidado que hizo un Pacto con el Señor, se olvida o desconoce las consecuencias de dejar el Pacto.



APRENDE DE UNA VEZ QUE: RELIGION = MUNDO

Cuantos adolescentes y jóvenes desorientados buscando un futuro se someten a las religiones y denominaciones evangélicas, intercambiando un estilo mundano por otro similar con una máscara religiosa y que solo se trata de un ámbito “no secular”.

Antes pagaban y gastaban su dinero en cosas del mundo, ahora que “aceptaron” lo que la religión propone siguen pagando y gastando en las mismas cosas del mundo con rótulos cristianos

Todos se olvidaron lo que dijo Jesús y de cómo lo hizo Jesús: “De gracias recibisteis” “DAD de GRACIA” (Mt 10:8)

Nadie debe enriquecerse usando el evangelio como un medio, pues el evangelio es gratis, se da gratis, no se espera nada a cambio, el evangelio es para trabajar para los demás sin recibir nada a cambio tal como lo hizo el “buen samaritano” tal como lo hizo Pablo (Hch 20:33-35), eso es amar, eso es vivir el evangelio.

Piensa y razona: Cual es la diferencia entre los eventos religiosos y el mundo?

Si miramos bien, si abrimos los ojos veremos que lo que la religión evangélica vende es el mismo mundo con un disfraz religioso. Sin embargo detrás de todo esto muchos están ganando mucho dinero con este disfraz.


NO TE DEJES ENGAÑAR, DESPIERTA, ¡JESUCRISTO VIENE!,
PREPARATE, ENCIENDE TU LAMPARA

ESPERO QUE NO SEAS VOMITADO (Ap 3:16)

Jesús no viene por una religión, no viene por una denominación, no viene ni por los pentecostales, ni por los bautistas, ni por los anglicanos, ni por los metodistas, ni por los libres…., no viene por ninguno que tenga una vestidura religiosa, no viene por los que quieren una vida normal en el mundo, ni por los que están ocupados justificando un derecho a vivir como viven los del mundo. Jesús viene por su Iglesia por los que le esperan, por los que han aborrecido todo en este mundo (Lc 14:26; 14:33) y se han santificado (1 Te 4:3; 4:7), viene por los que viven una vida justa y piadosa obedeciendo a la fe (Ro 1:5; Ef 4:31; ), viene por los que obran mediante el amor a favor de Cristo y del prójimo, viviendo y predicando el Evangelio, viene por aquellos que oran en Espíritu y en Verdad, viene por los verdaderos adoradores no de letras ni música sino por los que le adoran con el testimonio santo de sus vidas, vienen por aquellos que tienen la sana doctrina, por los que tienen un mismo sentir, una misma y común fe hablando una sola cosa (1 Co 1:10), enseñando y predicando a Jesucristo el Señor (Hch 2:36). Estos son los que verán a Dios y no los que se alejarán avergonzados (1 Jn 2:28).

Volver al primer amor y a las primera obras
Como se extrañan las primeras obras, cuando la Iglesia se congregaba en las casas, donde se practicaba la fe amando a Dios primeramente y a los demás, teniendo las cosas en común ayudando con ofrendas a los necesitados, orando, compartiendo y creciendo con la sana doctrina.

Hay que volver al “primer amor”, volver a las “primeras obras” (Ap 2:4-5), volver a la oración y la lectura diaria, volver a las reuniones en casas para afianzar Espiritualmente a las familias, salir de la religión, salir de la denominación y de las instituciones humanas que solo comercializan con las ovejas (1 Ti 6:11). Hay que volver a la cabeza la cual es Cristo (Ap 3:20). La Iglesia comenzó en casas y terminarán en casas, de manera independiente, velando cada día, perseverando unánime (Hch 2:46), porque el Señor viene pronto.

Romanos 13
11Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. 12La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13Andemos como de día, honestamente;

La Paz del Señor Jesús
Publicado por APOYO BIBLICO 

Enlace con audio:
APOYO BIBLICO: EL SEÑOR VIENE Y LA IGLESIA NO REACCIONA

2 comentarios:

  1. JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. La importancia capital de la crítica a la cristología de san Pablo, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para darnos cuenta el fatal error que cometió Pablo en sus epístolas al cercenar la naturaleza humana de Cristo; cegando a la humanidad de la posibilidad de alcanzar la trascendencia humana y la sociedad perfecta practicando el altruismo, el misticismo y el activismo social intensos; y de la urgente necesidad de corregir la doctrina de la Iglesia formulando un nuevo cristianismo que no omita sino que acentué la trascendencia humana de Cristo que es su cualidad espiritual más importante para la humanidad, a fin de que el cristianismo afronte con éxito los retos y amenazas del Islam, el judaísmo, las corrientes de la nueva Era y la modernidad. http://es.scribd.com/doc/73578720/CRITICA-A-LA-CRISTOLOGIA-DE-SAN-PABLO

    ResponderEliminar
  2. Rodolfo. Muchas gracias por tu comentario. Le he pasado el enlace al autor del comentario por si quisiera responderte. Bendiciones.

    ResponderEliminar