TRADUCTOR-TRANSLATE

lunes, 21 de noviembre de 2011

LA CRUZ NO SIGNIFICA SUFRIR, SINO DAR FIN PARA VIVIR A CRISTO



eManá
La palabra de Dios diariamente entregada por correo electrónico

La cruz no significa sufrir, sino dar fin

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~

1 Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es necedad para los que perecen; mas para los que se salvan, esto es, para nosotros, es poder de Dios.

Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya novivo yo, mas vive Cristo en mí; yla vida que ahora vivo en la carne,la vivo por fe, la fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a Sí mismo por mí.


~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

Muchos cristianos tienen un concepto erróneo acerca de la cruz. Piensan que tomar la cruz es sufrir adversidad. Este era mi concepto hace más de cuarenta años. Yo les decía a las personas que las dificultades que experimentaban en su entorno eran su cruz. Por ejemplo, si su cónyuge lo mortificaba, eso era una cruz. Pero cuando el Señor Jesús habla de tomar la cruzno se refiere a esto. El verdadero significado de la cruz no es hacer sufrir, sino matar. En la antigüedad, la crucifixión no se usaba para torturar, sino para matar. Por lo tanto, la crucifixión equivale a matar, a poner fin.

Tomar la cruz equivale a llegar uno a su fin. Quiero realzar que el objetivo de la cruz es matar; no es causar sufrimiento. A veces el sufrimiento no ayuda en nada a los creyentes. Conozco algunas personas que sufrieron bastante y lo único que esto produjo fue que se volvieran más obstinadas.

La idea de que la cruz tiene que ver con el sufrimiento es contraria a lo que dijo el Señor en 8:34, donde afirma: “Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. El Señor habla de negarse a uno mismo. Negar el yo significa renunciar a él; no preservarlo de los padecimientos. Tomar la cruz no es cuestión de sufrir, sino de aplicar a nuestra vida lo que Cristo hizo en la cruz y morir

Así que, tomar la cruz es aplicarnos esta aniquilación. Día tras día debemos experimentar esta muerte. Si lo hacemos, comprobaremos que ésta no nos hace sufrir, sino que nos inmola, nos acaba, nos pone fin. 

(c) 2011 Living Stream Ministry.





La cruz no significa sufrir, sino dar fin para vivir a Cristo

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~

Marcos 8:34 Y llamando a la multitud y a Sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame.

Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a Sí mismo por mí.

~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

Supongamos que un hermano dice: “Doy gracias a Dios porque, en Su providencia, me dio una esposa que me hace sufrir y llevar la cruz. Mi esposa es la cruz que Dios me dio, y ahora tengo que llevar esta cruz”. Esto constituye un serio malentendido de lo que significa llevar la cruz.

Un hermano casado no necesita aprender a sufrir, sino comprender que ya murió en Cristo y que ahora debe vivir como un esposo eliminado, disfrutando el hecho de que Cristo le puso fin. Entonces podrá decir a su esposa: “Querida, no estoy aquí esforzándome por ser un esposo bueno y caballeroso, sino como un esposo aniquilado. Cuanto más dispuesto esté a experimentar la muerte que efectuó Cristo, mejor esposo seré, ya que entonces Cristo vivirá en mí. A medida que Él viva en mí, Él será tu esposo por medio de mí”.

Ir en pos del Señor es participar de Él, disfrutarle, experimentarle y dejar que sea nuestra propia persona. Esto requiere que nos neguemos a nosotros mismos. Necesitamos aplicarnos la muerte que Cristo efectuó en la cruz. Así que, llevar la cruz es aplicarnos el hecho de que Cristo nos dio muerte. Al hacer esto, no llegamos a ser personas que sufren, sino personas eliminadas. Entonces podemos testificar: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”.(c) 2011 Living Stream Ministry.


Vivir a Cristo y el evangelio

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~
Marcos 8:34-35 Y llamando a la multitud y a Sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque el que quiera salvar la vida de su alma, la perderá; y el que la pierda por causa de Mí y del evangelio, la salvará.

~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

A nosotros se nos puso fin en Cristo, y ahora debemos aplicar este hecho a nosotros mismos y a cada aspecto de nuestra vida. Entonces nuestro vivir expresará la realidad de: “Ya no vivo yo, mas Cristo vive en Mí; ya no vivo yo, mas el evangelio vive en mí”. Esto significa que viviremos a Cristo y el evangelio, lo cual es muy diferente a tratar de comportarnos como buenos cristianos por el bien de la gloria del Señor y de la eficacia del evangelio.

Permítanme mostrarles la diferencia que hay entre vivir a Cristo y el evangelio, y tratar de comportarse bien por causa de ellos. Supongamos que un hermano trabaja en una oficina, y dice para sí: “Mis colegas saben que soy cristiano y que soy miembro de una iglesia del recobro del Señor. No hace mucho que les prediqué el evangelio. Ahora debo comportarme bien y tener cuidado con lo que digo y hago. Por causa del evangelio, tengo que ser precavido ante mis compañeros”. En realidad esto es sólo el esfuerzo propio del hermano. Además, manifiesta una comprensión incorrecta de lo que dijo el Señor en 8:35.

Si el hermano que trabaja en la oficina tuviera la compresión correcta de lo dicho por el Señor, diría para sí: “Como seguidor del Señor Jesús, soy participante de Él. Fui crucificado con Él, y ahora ya no vivo yo, mas Cristo vive en mí. No necesito tratar de comportarme bien. No necesito esforzarme ni preocuparme de mi conducta; simplemente debo vivir a Cristo día tras día. Al despertar por la mañana, debo invocar al Señor Jesús e inhalarlo. Al hacer esto, Él llega a ser mi aliento, el elemento intrínseco y esencial de mi ser, la esencia de mi vivir, y en el trabajo, simplemente lo vivo. No debo tratar de predicar el evangelio a mis colegas por mi propia voluntad, ni tampoco debo afanarme por haberles dicho que soy miembro de la iglesia. Sólo me interesa una cosa: vivir a Cristo. Quiero inhalarlo y vivirlo siempre”. Esta es la comprensión correcta de lo que significa perder la vida del alma por causa del Señor. El mismo principio aplica a vivir por causa del evangelio. Cuando vivimos a Cristo, con toda seguridad vivimos también el evangelio. Al vivir de esta manera, otros no sólo oirán el evangelio, sino que también lo verán expresado en nuestra vida, ya que ésta será Cristo, y Cristo llegará a ser el evangelio para los demás de manera práctica. (c) 2011 Living Stream Ministry.




No hay comentarios:

Publicar un comentario