TRADUCTOR-TRANSLATE

sábado, 31 de marzo de 2012

ENTENDIENDO LA REFORMA (que necesitamos hoy)


Este breve, pero buenísimo artículo, me recuerda mucho al libro de Spencer Johnson "¿Quien se ha llevado mi Queso?  (http://txemarmesto.blogspot.com.es/2011/08/quien-se-ha-llevado-mi-queso-spencer.html). Nos habla de la imperiosa necesidad de cambiar y continuar creciendo hacia la madurez, sin estancarnos en rancias unciones. Solo dejando de dar vueltas en el desierto y cruzando el Jordán entraremos a la Tierra, a la Vida Victoriosa que conquista. Pentecostés se nos quedó chiquito, debemos avanzar hasta Tabernáculos. ¡Es lo que toca en este kairos!

(Algunas palabras o frases escritas en letra más chica y entre paréntesis para hacer más comprensible el texto, no son del autor)

Queso rancio


ENTENDIENDO LA REFORMA  
RED DOKIME INTERNACIONAL 
ELABORADO POR: RUBEN JAIMES DUARTE


Hay  etapas  en  el  proceso  de  la  formación  y  crecimiento  de  la  Iglesia  en  la 
tierra, me  refiero  al Cuerpo  de Cristo;  habiendo  experiencias  dentro  de  una 
congregación con el Espíritu del Señor, sanidades, milagros, la experiencia en 
la  presencia  del  Señor  de  una  manera  poderosa;  nos  encontramos  con 
necesidades  de  la  gente  congregacional,  es  decir;  situaciones  que  generan 
alarma en el ministerio del  liderazgo, generando una cierta  incertidumbre de 
saber  si  esta  trabajando  de  manera  correcta,  si  se  necesita  un  cambio  de 
estructura  interna en  la congregación y oramos pidiendo  revelación al Señor 
sobre las etapas que han de venir a la congregación. 

Una de las cosas que se debe de reevaluar es la profundidad de los principios 
de  la  palabra  adecuados  al  entorno  del  congregante.  No  me  refiero  a  que 
adecues  la  palabra  a  ellos,  pero  si  es  importante  que  la  palabra  tenga 
aplicación a  la vida de cada persona en  la congregación y que  los proyecte a 
dimensiones de entendimiento mayores a lo que en los últimos 5 años hemos 
trasmitido a la iglesia. 

Las necesidades de la gente demandan una aplicación profética de la palabra 
a la vida de cada persona, iniciando por el liderazgo de la iglesia local.

Vamos a entender una historia que conocemos desde la escuelita bíblica, pero 
que contiene depósitos espirituales que nos proyectan a un entendimiento de 
las  fases del cambio, que el ministerio  tiene que pasar para ser pionero en  la 
reforma actual

Dios esta soplando en  la  iglesia, removiendo  fundamentos doctrinales, no me 
refiero a que renuncies a los rudimentos de la fé; me refiero a la capacidad de 
entender  y  proyectar  la  palabra  a  la  gente  que  ministramos,  al  grado  de 
afectar  (para  bien)  su  estilo  de  vida  y  que  entiendan  que  los  cielos  están 
abiertos para ellos y que hay que entrar para migrar de gloria en gloria en esta 
tierra, pero con un estilo de vida en la tierra lleno de Dios. 

1 Samuel 3:1-19 
1El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de 
Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia. 
2Y aconteció un día, que estando Elí acostado en su aposento, cuando sus 
ojos  comenzaban  a  oscurecerse  de modo  que  no  podía  ver, 3Samuel  estaba 
durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que 
la  lámpara  de Dios  fuese  apagada, 4Jehová  llamó  a  Samuel;  y  él  respondió: 
Heme aquí. 5Y corriendo luego a Elí, dijo: Heme aquí; ¿para qué me llamaste? 
Y Elí le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y él se volvió y se acostó. 6Y 
Jehová volvió a llamar otra vez a Samuel. Y levantándose Samuel, vino a Elí y 
dijo:  Heme  aquí;  ¿para  qué me  has  llamado?  Y  él  dijo:  Hijo mío,  yo  no  he 
llamado; vuelve y acuéstate. 7Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la 
palabra de Jehová le había sido revelada. 8Jehová, pues, llamó la tercera vez a 
Samuel.  Y  él  se  levantó  y  vino  a  Elí,  y  dijo: Heme  aquí;  ¿para  qué me  has 
llamado?  Entonces  entendió  Elí  que  Jehová  llamaba  al  joven. 9Y  dijo  Elí  a 
Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo 
oye. Así  se  fue  Samuel,  y  se  acostó  en  su  lugar. Acuéstate;  y  si  te  llamare, 
dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Así se  fue Samuel, y se acostó en 
su  lugar. 10Y  vino  Jehová  y  se  paró,  y  llamó  como  las  otras  veces:  ¡Samuel, 
Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. 11Y Jehová dijo a 
Samuel:  He  aquí  haré  yo  una  cosa  en  Israel,  que  a  quien  la  oyere,  le 
retiñirán ambos oídos. 12Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que 
he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. 13Y le mostraré que yo 
juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos 
han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado. 14Por tanto, yo he jurado a la 
casa de Elí que  la  iniquidad de  la casa de Elí no será expiada  jamás, ni con 
sacrificios ni con ofrendas. 
15Y  Samuel  estuvo  acostado  hasta  la mañana,  y  abrió  las  puertas  de  la 
casa de Jehová. Y Samuel  temía descubrir  la visión a Elí. 16Llamando, pues, 
Elí a Samuel, le dijo: Hijo mío, Samuel. Y él respondió: Heme aquí. 17Y Elí dijo: 
¿Qué es la palabra que te habló? Te ruego que no me la encubras; así te haga 
Dios y aun te añada, si me encubrieres palabra de todo lo que habló contigo. 
18Y Samuel se lo manifestó todo, sin encubrirle nada. Entonces él dijo: Jehová 
es; haga lo que bien le pareciere. 
19Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de 
sus palabras. 20Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoció que Samuel 
era fiel profeta de Jehová. 21Y Jehová volvió a aparecer en Silo; porque Jehová 
se manifestó a Samuel en Silo por la palabra de Jehová. 


Podemos ver lo siguiente: (Dimensiones de la Reforma):

- Un tiempo en que la revelación de la palabra escaseaba. (V.1-2) 
Entendamos  que  en  el  Antiguo  Testamento  la  palabra  escasear,  se 
refiere a gente o pueblos que carecían de experiencia con Dios
Entendamos que en A.T. solo el sacerdote podía entrar a la presencia de Dios 
y solo su palabra era dado a él y por medio de este al pueblo.
- Es un tiempo en que la palabra no era dada a cualquier persona
- La persona que recibe la palabra, debe llevar en si mismo las dinámicas para 
dar  a  cumplimiento  a  una  fase  determinada  de  esos  decretos  de  Dios 
para una etapa o periodo específico en la tierra.


Visión  =   Entendimiento  de  lo  que  acontece  dentro  de un  tiempo 
especifico y que otorga  las estrategias par proyectarse a  la siguiente dimensión 
(herencia). 

Génesis 15:1-4 
1Después  de  estas  cosas  vino  la  palabra  de  Jehová  a  Abram  en  visión, 
diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera 
grande. 2Y  respondió  Abram:  Señor  Jehová,  ¿qué me  darás,  siendo  así que 
ando  sin  hijo,  y  el mayordomo  de mi  casa  es  ese  damasceno  Eliezer? 3Dijo 
también  Abram:  Mira  que  no  me  has  dado  prole,  y  he  aquí  que  será  mi 
heredero un  esclavo nacido  en mi  casa. 4Luego  vino a  él palabra de Jehová, 
diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará. 

Características de la visión

I.  La visión te posiciona en dimensiones que van más allá de tu realidad 
actual
II.  El  proyectarte  a un  nivel superior  al  actual,  se  refiere  que  dicha  visión 
posee  un  carácter  en  si  mismo  para  posicionarte  en  tu  verdadera 
herencia.  
III. Para  posicionarte  en  tu  herencia,  la  reforma  (visión)  rompe  con  las 
limitaciones que tienes para poder heredar  la dimensión a  la cual estás 
destinado. (el hijo que esperas).

Analiza  el  verso  2  donde  Abraham  reconoce  su  condición  actual: Qué me 
darás  siendo  así...?  Te  fijas  cuando  un  ministro  reconoce  que  la  condición 
actual  en  su ministerio  no  hace  heredar  a  la  gente  un  Reino  inconmovible, 
sino entiende  que  esa  condición  ya  no  es  efectiva  para  la  actualidad  de  su 
congregación, ve lo siguiente: 

-  En el verso 3 dice que no tiene algo que haya salido de El mismo; eso verifica
que nada que ejerza en el ministerio debe ser una copia de otro, debe ser de mi 
mismo.  
Déjame traducir lo que Abraham dice: 

“Señor he ministrado mucho tiempo, pero entiendo que no se ha producido lo 
que verdaderamente es de mi mismo  (hijo), solo  tengo un esclavo  (estructura 
ajena al verdadero propósito de Dios en tu vida ministerial), lo que pasa en la 
congregación  (familia o entorno ministerial) ya no reúne las condiciones 
adecuadas para heredar las próximas dimensiones de tu palabra (visión). 

-  Que Abraham reconozca su condición actual nos habla de un análisis muy 
profundo de la estructura interna de tu ministerio y 
la  estructura  de  tu  congregación.  No  se  puede  heredar  crecimiento 
ministerial, no solo en números, me refiero al carácter verdadero de  la gente 
que  sostenga  y  garantice  el  éxito  de  las  estrategias  internas  para  crecer  y 
hacer de la congregación una fuerza en los tiempos de escasez. 

Te fijas, una de las dimensiones profeticas de la reforma en la iglesia se refiere 
a un cambio radical basado en las condiciones actualesNo puedes  ser 
próspero  (crecimiento, herencia  –hijo)  si no aprendes a vivir bajo las limitaciones 
que te rodean

Las limitaciones nunca serán una oposición al crecimiento, lo que es oposición 
es no entender tus condiciones actuales en tu ministerio

Para heredar  las próximas  fases de  la palabra, se necesita un entendimiento 
de la necesidad de cambio en nuestras vidas. Este cambio se percibe cuando entiendes 
que la estructura  actual  ya  no  proyecta  a  la  gente  que  ministras  a  un  desarrollo 
interno en su vida personal y por consecuencia se carece de palabra.


Éxodo  3:1-6 
1Apacentando Moisés  las  ovejas  de  Jetro  su  suegro,  sacerdote  de Madián,  llevó  las 
ovejas a  través del desierto, y  llegó hasta Horeb, monte de Dios.
 2Y  se  le apareció el 
Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la 
zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.
3Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y 
veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.
 4Viendo Jehová que él iba 
a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: £Moisés, Moisés! Y él respondió: 
Heme aquí.
 5Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en 
que  tú estás,  tierra santa es.
 6Y dijo: Yo soy el Dios de  tu padre, Dios de Abraham, 
Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de 
mirar a Dios.  

Aquí vemos  el  mismo  patrón  de  comportamiento  de  Dios,  para  cuando  es  el 
momento de migrar a una próxima dimensión en Dios:

-  Cuando Dios muestra algo mayor, nunca será ajeno a  las condiciones 
espirituales que rodean tu actual momento
Moisés apacentaba ovejas, pero  ver  la  zarza ardiendo  lo movió a tomar la 
desición de ir a ver la visión

-  Para entrar a las próximas dimensiones del Reino de Dios , es necesario 
un apartamiento de lo antiguo (lo que no llena, no desarrolla).
-  Nota  que  cuando  quieres  entrar  a  la  próxima  dimensión  se  te 
demanda quitar  el  calzado  (doctrina,  entendimientos, bases que hasta 
un momento  te  funcionaron), pero ahora  lo próximo  es mayor a  lo que  se 
proyectó en años. 
-  Lo que es mayor posee las dinámicas suficientes para permanecer, pero 
se tiene que conocer el carácter de  lo que vemos, para entender donde 
Dios esta en este proceso. 

Santidad es sinónimo de nunca permanecer iguales; un entendimiento igual, 
una estructura que no se adecua al tiempo en que Dios nos está proyectando, es 
una gran limitación para aumentar la revelación y entendimiento de la mente de 
Dios para nuestro entorno.


Regresemos a Samuel: 
Ahora  ya  entendemos  a  que  se  refiere  que  la  palabra  escaseaba  y  no  había 
visión .Se  refiere  a  un  tiempo  en  que  no  había  un  verdadero  entendimiento  de  
la palabra y su aplicación actual a la vida o etapa de la vida de cada miembro de 
la  iglesia;  se  refiere  a  que  la  Iglesia  se  ha  estancado  en  una  forma  de 
ministración, pero que ahora es tiempo de cambio. La revelación viene cuando 
decidimos migrar  a  la nueva dimensión  con Dios, que por muy desconocida  que 
sea  a  nuestro  entendimiento,  sabemos  que  es  Dios  quien  nos  está 
llevando a un desierto para un encuentro con Él. Escucharás voces (palabra, 
visiones, sueños, palabra de otros ministros, etc.) que  te proyectan a  la dimensión 
que debes estar. 

1 Samuel 3:4-8 (léelo) 

Elí =  tipologia  de  un  ministerio  en  decadencia,  falto  de entendimiento a la 
etapa actual (ciego)

Samuel = Tipologia del proceso al que la Iglesia actual es sometida, para 
que le sean reveladas las próximas dimensiones o niveles a vivir y poseer
(herencia en la palabra):
-  Sensibilidad espiritual a la voz de Dios. 
-  Dios sobrepasa el entendimiento doctrinal actual (Eli) de la Iglesia. 
-  Dios  no  se  limita  a  una  generación,  la  palabra  tiene  impacto 
generacional no importando quien sea el portador.

Encuentro un principio importante para migrar a una fase mayor con Dios: 
-  El  entendimiento  o  la  estructura  interna  actual  de  tu  ministerio,  debe
ser flexible a lo próximo de Dios (Samuel).  

Eli  es  una  estructura  decadente  en  el  propósito  de  Dios, mas  sin  embargo 
lleva al próximo mover de Dios (Samuel), a como reconocer a Dios en la etapa 
nueva  que  hay  que  poseer.  Eli  es flexible  entendiendo  que  Samuel  lo  iba 
sustituir
-  ¿Cuantos  daríamos  la  vida  por  ministerios  que  vienen  a  sustituir  el 
nuestro?:
1 Samuel 3:10- 14 
10Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! 
Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. 11Y Jehová dijo a Samuel: 
He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos 
oídos. 12Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su 
casa, desde  el principio hasta  el  fin. 13Y  le mostraré  que  yo  juzgaré  su  casa 
para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado 
a Dios, y él no  los ha estorbado.  14Por tanto, yo he  jurado a  la casa de Elí 
que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios 
ni con ofrendas. 
¡¡¡Guauuuu...!!!

Veamos esto: 
La próxima fase o siguiente dimensión contiene lo siguiente: 
I.  Son reveladas las condiciones espirituales de una estructura vieja, que no 
concuerdan con la actividad actual del Espíritu de Dios (v. 11-12) 
II.  La próxima fase contiene la revelación adecuada de la palabra aplicada 
a la estructura interna del cristiano o de toda una iglesia (v.12) 
III. Elí es una  estructura decadente  y no  relativa  a  la  verdad de actual de Dios.
Una mentalidad  que  estanca  el proceso de  la  Iglesia  y  su peregrinar  en  la 
tierra. Esta mentalidad es  juzgada por siempre. Tiene que ser disipada 
del pueblo de Dios. 
IV. Esta mentalidad  de  estancamiento  no  tiene  luz  de Dios  y  cuando  no 
entendemos  cuando  migrar  a  la  próxima  fase  con  Dios,  nuestro 
ministerio se convierte ciego, sin vista, sin revelación (Eli)

Salmos 19:1- 
1  Los cielos cuentan la gloria de Dios, 
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 
  2  Un día emite palabra a otro día, 
Y una noche a otra noche declara sabiduría. 

-  Dios nunca se proyecta en una sola revelación o entendimiento, es 
necesario  ser  gente  que  percibe  cuando  hay que levantar (o plantar) 
la  tienda  y caminar para establecerla en nueva tierra
  3  No hay lenguaje, ni palabras, 
Ni es oída su voz. 
  4  Por toda la tierra salió su voz, 
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.

-  Conocer los limites de nuestro ministerio y donde inicia el próximo, 
reconocemos que es parte de mover del Espiritu, son dos polos que 
deben unirse (tierra) para implementar estrategias de crecimiento en 
el entendimiento de la palabra.
  7  La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; 
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. 

-  La ley de Jehová es migrar a una fase mayor a la estructura actual, 
esta  convierte  el  alma  (desarrollo  de  carácter  en  el ministerio).
El testimonio  de  Jehová  en  tu  ministerio  es  el  impacto  de  la 
implementación de  la palabra a  las necesidades de tu entorno  (polo 
a polo). No hay limite para operar con Dios.
-  Dios  levanta  a  líderes que son  por  naturaleza líderes sin  necesidad  
de  titulo

  8  Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; 
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. 
  9  El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; 
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 
  10  Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; 
Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 

-  El  precepto  del  Señor  es  nunca  estancarse  y  romper  con  la 
monotonia  de  la  estructura  interna  de  la  gente  o  de  una 
congregación. 
-  El  romper  con  lo  estático  en  nuestra  vida,  los mandamientos  del 
Señor no tienen nada que ver con  la  fase anterior. Se conoce a Dios en otras 
dimensiones  y por  ende  su palabra aumenta  en  su aplicación a  la 
vida (más que el panal). 

La reforma es una etapa de rompimiento con lo estático en la iglesia, pero a la 
vez es una etapa de preparación a migrar a mayores cosas en la palabra, que 
la estructura anterior nunca podría traer.


Dimensiones proféticas de la Reforma: 

Vamos a Zacarías 10:1-10: 

En el v.10 la palabra "bastar ", habla de que llegaremos al tiempo de plenitud
el  tiempo  en  que  todo  estará  completo,  es  el  tiempo  de  que  no  cabrá  otro 
porque el número estará  completo.  

En el v.1 dice Dios que pidamos la lluvia estratégica para el tiempo de la estación 
tardía y que pidamos  lo que Dios exactamente está ofertando. Estamos viviendo 
en un  tiempo  caracterizado por  lluvia tardía y  el Padre demanda que  en  tiempo de 
lluvia  tardía  estemos  pidiendo  lo  que  corresponde  a este tiempo. Esto  es  
lo  que corresponde en el  tiempo de  transición del desierto a  la plenitud de  la  
tierra prometida. Debemos pedir lo que corresponde al tiempo (kairos) que nos toca. 
Debemos  pedir  madurez,  sabiduría,  pedir  ser  transformados  de  ovejas  a 
caballos de honor, de guerra.

Vamos a Deuteronomio 11.  
V:1.- Tienes que guardar 4 cosas todos los días, porque esto es la receta de 
Dios.  

V:2.- Notemos que no está  hablando con gente ignorante, está  hablando con 
la Iglesia que debe penetrar en el Siglo XXI.  

V:3-5.- "Hasta que habéis  llegado a  este  lugar". Significa, hasta  llegar a  este 
lugar  de  entendimiento,  hasta  este  lugar  geográfico  espiritual,  hasta  que 
habéis llegado a la sabiduría  de hoy.  

  V.3.- "Sus obras que hizo en Egipto". Al decir Egipto o cualquier otro 
lugar,  debemos  entender  que  no  son  tan  solo  lugares  geográficos,  sino  que 
ellos son "depósitos (posiciones) espirituales"
Por  ej.:  Aquí "Egipto"  es  el  lugar  de  previo  entendimiento.  Lo  que  entendía 
ayer, eso es el Egipto.  "Desierto" = es el lugar de transición
El lugar al que has llegado, es el entendimiento que posees

Y dice que no está  hablando con un pueblo ignorante. Es decir que habla con 
gente  que  a  visto  la  lluvia  temprana.  La  lluvia  temprana  es  en  el  tiempo
de  la  siembra viene  para  hacer germinar  la  semilla;  el  tiempo de la lluvia 
temprana es el tiempo en que Dios riega con las bendiciones; este es el tiempo 
en que  la  Iglesia ha visto  las manifestaciones de Dios. Es por eso que dice el 
V.3-7  las  cosas  que  hizo  Dios,  en  Egipto,  en  el  cruce  del  Mar  Rojo,  en  la 
entrada  a  Canaán,  en  los  tiempos  posteriores,  aún  en  los  tiempos  más 
cercanos a nosotros como el de Martín Lutero, el de los Wesley, el de Anacondia, el 
de Freidzon, ... hasta  este  tiempo que  es  el  tiempo de madurez,  tiempo  en que 
debemos  pedir  la  lluvia  tardía  que  es  la  que  trae madurez  al  grano  para  la 
siega.  Debemos pedir madurez porque si no hay madurez no hay siega y Cristo 
no viene

Volvemos  a  la  palabra  "lugar",  es  la  palabra  hebrea    "magomal",  y  significa 
condición mental. Es decir, has llegado a este "magomal", a este lugar, a esta 
condición mental, a esta posición mental.  

  Estamos  labrando  la  mente  de  la  Iglesia  para  este  milenio,  estamos 
labrando  la  estructura  pensante,  la  manera  de  pensar,    de  la  generación 
futura. Y al decir que deben entrar, me refiero a que no es tan solo el cambio de 
calendario sino es una dimensión espiritual, bien podría decir que es la tierra 
prometida.  

Cuando en el libro de Hebreos 3:12-13, el escritor dice "mientras se diga Hoy"
el Hoy nunca se escribe con mayúsculas a no ser al principio de oración, es 
decir, que al estar con mayúsculas significa que es un nombre, es el nombre de 
un  día  que  provocó  a  ira  al Señor,  el día de Meriba,  y  fue  por  la  incredulidad
del pueblo que dijo "no queremos entrar a donde nos trajiste". Pero el escritor de 
Hebreos,  como  conoce  el método de  escritura hebrea,  que  escribía  en  forma 
tipológica,  toma  tipológicamente aquello  y  lo aplica al  tiempo presente de  él. 
Aquel fue el tiempo de 40 años, el tiempo de Hebreos es el siguiente: Veamos 
que  Jesús  cuando  resucitó  era  el  año  30;  alrededor  del  año  60  se  escribe 
Hebreos,  es decir, pasaron 30 años. Es decir 30 años después de  la pascua 
que  reemplazó  a  la  primera,  entonces  el  escritor  de  Hebreos,  ve 
tipológicamente  los  cuarenta  años  del  desierto,  los  traslada  a  su  tiempo, 
pasaron ya 30 años y dice mientras se diga Hoy, faltan 10 años, para los 40, 
no  endurezcáis  vuestros  corazones.  ¿Qué  pasó  en  el  70?  Fue  destruida 
Jerusalén,  escritos  posteriores  cuentan  que  ningún  cristiano  cayó  en  esa 
destrucción  porque  entendió  la  tipología  del  Hoy  y  lo  que  Jesús  les  había 
dicho,  "en aquel día,  los que estén en  las azoteas no bajen, el que esté en el 
campo no venga"

¿Cómo  vamos  a  entrar  a  la  tierra  prometida?  Es muy  fácil,  atravesando  el 
desierto (y cruzando el Jordán).


Veamos Cantares 3:6. 
¿Quién es esta que sube del desierto como columna de humo, sahumada de 
mirra  y de  incienso  y de  todo polvo  aromático?   Es  la  Iglesia,  que  viene del 
desierto.  
Debo pasar por el "desierto" porque cruzar el desierto me habla de fuerza, alabanza y 
gozo. Al salir el desierto salimos lleno de esa fuerza, alabanza y llenos de 
gozo.  
Pero  la  "mirra"  me  habla  de  mansedumbre  y  de  manifestación  de  frutos
Atravesar  el  desierto  produce  madurez.  Debo  pasar  el  desierto,  el  desierto 
puede ser un tiempo de búsqueda, buscar te lleva a encontrar la salida, vagar 
en el desierto te lleva a la muerte
Recordemos  que  en  el  desierto no  tuvieron necesidad  de  mudar  sus 
ropas porque no maduraron.     

En  Deuteronomio  8:2.  - "Te acordarás de todo el camino por donde te ha 
hecho pasar Jehová  tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, 
para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o 
no  sus mandamientos".  Y  el  V.16.  "Te mantuvo  con maná", es decir,  con 
milagritos, sanidades  y  prodigios  "con  comida  que  tus  padres  no  habían  
conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien".  

Esto me  indica  que  el  pasar  por  el  desierto,  este  tiempo  de Dios,  decretado 
para ahora, es para que al final nos haga bien.


Oseas 2:14-16, doce "En aquel tiempo, dice Jehová, me llamarás  Ishi y nunca 
más me llamarás Baalí", esto es me llamarás "Mi Marido" y no me llamarás "Mi 
Señor". 

Señor,  tiene el sentido de dominio personal. Es decir que durante el desierto 
conocemos  a  un  juez,  a  alguien  que  tiene  dominio  sobre  la  Iglesia,  pero  al 
atravesar el desierto salimos con a relación nueva con el Señor de marido, 
una relación de vida y no de posesión. Dios sigue siendo Señor, pero bajo una 
relación íntima y no de corte exterior donde el Señor habla y tu te callas.  
En  la  nueva  relación  él  sigue  teniendo  la misma  autoridad,  donde  habla  y 
obedecemos, pero podemos decir que en esta nueva relación el Señor habla 
sin  dar  órdenes  y  te  deja  que  resuelvas  las  cosas  con  madurez. Las 
órdenes y  las  respuestas directas  las dio antes, ahora Él espera que yo tome 
las propias decisiones.
   

Deuteronomio 11:5-7.  -  Esto nos muestra que ahora entendemos lo que a Dios le 
gusta   porque hemos  visto  como ha operado (conocemos Sus caminos). Claramente Dios dice:
"guarda los mandamientos, estatutos, leyes y decretos", esa es la voz profética, es decir 
que  les manda  esto  porque  está  hablando  con  un  pueblo  entendido,  que  ha 
atravesado  varios moveres  de Dios  y  ha  visto  como Dios  lo  ha  sostenido  en 
todo y ha estado allí. 

V.8.-  "Guarda todo lo que te prescribo . . ."  Esta diciendo  "pide  lluvia  en 
tiempo de  lluvia". El Tiempo de Dios  (el Kairos,  tiempo de Dios), es el  tiempo 
recetado para nosotros hoy, es el tiempo de madurez, el tiempo en que el fruto 
debe madurar. Esta es la receta de Dios, la debes tomar aunque no te guste

-  La generación que va a atravesar este milenio, es  la que puede demostrar
un gusto más allá del gusto personal y tragarse lo que está viniendo en su 
tiempo.  Esto es "para ser fortalecido". Cuando el médico da la receta es para sanar, es 
para  hacerte  bien.  "Guarda  todo  lo  que  te  prescribo",  es  la  receta,  es  para 
hacerte bien. Debo  pedir  lluvia,  en  el  (Kairos)  tiempo de Dios, que ahora  es 
tiempo de lluvia tardía

Si está lloviendo, no te acampes, mójate. Hay quiénes se acampan durante el 
aguacero  y  luego  piden  agua. Es  decir no  reciben mientras  se  esta  dando  y 
luego  quieren  atención  especial.  En  la  actualidad  no  es  así.  Está  lloviendo, 
piden sol; sale el sol, piden lluvia. (no se mueven con la Nube, están cegados y no la ven o viéndola se niegan 
a seguirla por miedo a la dirección en que la Nube los guía).

Pero veamos bien esto de nuevo... 
V.8.-  "Entréis y poseáis la tierra . . . para tomarla"

-  Esto quiere decir que: No poseerás nada hasta que no hayas cruzado. O 
dicho en otra forma, “todo lo que cruzas, lo posees”. Lo posees, es tuyo. 
Todo lo que atraviesas es tuyo. 

-  Muchos  obtienen  FE  y  se  acampan  en  ella,  y  no  pasan  a  moveres 
siguientes.  Reciben  el  Espíritu  y  los  dones  y  no  pasan  al  mover 
siguiente, entonces no lo poseen.  

Esto es así: "Sal del lugar donde has llegado, y guarda el mandamiento que te 
he dado, para que entres en un nuevo terreno, para que lo cruces y lo poseas"

-  El tiempo actual es un tiempo en que la generación que entre en él, va 
más allá del gusto personal. No te puedes acampar en un mover porque 
no lo vas a poseer hasta que lo cruces

Dios tiene un principio muy importante:  
-  Siempre está transicionando, porque tiene una perspectiva eterna, y Él 
nos ha dado vida eterna para estar en transición eternamente.  
En resumen: Fortalecidos para cruzar y entrar para poseer, significa que hay 
obstáculos, pero hay que cruzarlos. 

V.  9.  -  "Para que sean prolongados los días sobre la tierra", es decir, en  estos  dos 
versículos tenemos la receta para ser fortalecidos y para tener larga vida sobre la 
tierra: hacer caso a  los tiempos de Dios, el que no hace caso al 
tiempo  presente  de  Dios muere  temprano  y  se  va.  (Por  supuesto  que  se 
tiene que ver no como algo general, dado a que puedes perder la vida joven y 
no  haber  cumplido  el  propósito  de  Dios.  Los  mártires,  generalmente  son 
jóvenes). 

V. 9. La prescripción de Dios, el guardar los mandamientos, son los "eth" 
tiempos de Dios, recordamos que el "eth", es un determinado tiempo que tiene 
principio y tiene fin, donde Dios produce un cierto mover, son las 
prescripciones del momento para la Iglesia, dadas por Dios. Entonces, la 
prescripción, el "eth", son el mover de Dios que debo cruzar y poseer sabiendo 
que hay más por venir

Volvemos a V. 9, "de  la que  juró  .  .  . tierra que  fluye  leche y miel".
Esto es muy importante, porque nos indica: 
-  La  transición  presente,  la  cual  nos  lleva  a  tomar  la  tierra,  está 
caracterizada con el ejemplo natural de la entrada del pueblo hebreo, a 
la  tierra  de  Canaán,  que  vuelvo  a  decir,  es  el  tiempo  de  plenitud  y 
madurez  para  la  gran  cosecha,  que  no  es  la  gran  evangelización
aunque la incluye, es el momento de que los  ángeles separaren al trigo 
de  la  cizaña  antes  de  la  venida  de  Cristo,  para  que  luego  reinemos 
eternamente. Y aquel (la entrada a Canaán) tiempo es el que identifica a este tiempo

V.10.-  "La tierra a la cual entras . . . no es como . . . donde saliste".    
La  estructura  pensante,  la  mentalidad  para  el  lugar  donde  entras,  la 
mentalidad  para  tomar  la  tierra,  la mentalidad  para  entrar  a  la  dimensión 
siguiente, no es la misma que la estructura pensante o la mentalidad del lugar 
de donde  sales,  el  lugar de donde provienes, no  es  el mismo, no  es  igual  al 
lugar a donde entras.  Por  tal  motivo  que  estamos  hablando  de  un  cambio  de
mentalidad,  la generación  actual  es  diferente,  es  por  eso,  que  necesitamos  una
nueva estructura pensante, no es lo mismo.  
El mundo  entero  te  habla  de  reforma.  El mundo  entero  esta  preparándose 
para  entrar a las nueos cambios tecnologicos, cambios politicos, etc.  El 
mundo entero está  adoptando a las nuevas características; la mentalidad del 
joven de hoy es diferente a la de los jóvenes que nosotros conocimos. Hoy los 
jóvenes se tiran de un avión con skyes y sin paracaídas para caer en la nieve y 
terminar  su  carrera  esquiando. Hoy  el  joven  te  toma  la  computadora  y  por 
Internet te compra en China un osito de peluche, para regalárselo a la novia, o 
se  compra una moto  en  Japón,  y  se  la hace  traer  a  la  casa  sin moverse de 
delante de la computadora.  
Por eso estamos hablando de cambio de mentalidad, deja que Dios labre una nueva 
mentalidad  en  ti.  Deja  que  Dios  labre  esa  nueva mentalidad  en  ti,  y  que como 
Iglesia podamos labrar en el mundo, la mentalidad para el Reino de los Cielos 
en la Tierra. Porque va a ser en la tierra

Vuelvo a decir que es distinto el lugar, la tierra, a donde vamos, que debemos 
tener  una  nueva  mentalidad,  porque  en  el  lugar  a  donde  pasamos  hay 
distintos  depósitos  espirituales,  hay  distintos  factores  de  benevolencia,
V. 8:16, dice, "para hacerte bien".  

En  la nueva  tierra  es distinto,  lo  que  funcionaba ya no  funciona,  la  campaña 
evangelística que traía mucha gente y funcionaba, ya no funciona.  

Volvamos  al V.10.  "Donde  sembrabas  .  .  .  ". En Egipto, en  la  vieja  tierra, es 
donde siembras tu semilla y tú la riegas con tú pie, donde cuidas tu plantita, 
tu ovejita para que no se  te vaya, donde haces vigilia para  regar  tu quintita, 
con tu latita de agua. Es mi hortaliza, es mi quintita, es mi ovejita, es esto lo 
que  provee  para  el  gusto  personal,  el  provecho  personal,  la  quintita,  tus 
hortalizas no proveen para la sociedad, solo para tu casa. ¡Ya basta de ser tan 
egoístas!   

V. 11. -  "La tierra a la cual pasáis . . .".  Es tierra de montes y de valles que 
recibe  la  lluvia del cielo, es Dios quien  la riega, no  la puede regar  la  latita de 
unción personal. 

-  Tiene  que  llover  del  cielo  para  que  haya  productividad,  es  una 
dimensión espiritual diferente, en la que no soy yo sino Dios (quien hace la obra); quien puede cuidar 
el rebaño. "¿Qué hace pastor?"     -"Aquí estoy cuidando mi ovejita para 
que no se vaya"-  Basta se te va a ir.  

V.  12.  -  La tierra a donde entras están "los ojos de Dios, desde  el 
principio del año hasta el fin".  

-  No te preocupes pastor por si  la oveja se va; preocúpate de darle el 
pasto fresco, entra en el tiempo de Dios, conduce a las ovejas al 
lugar  justo,  y  Dios  las  cuida.  Esto  indica  que  en  el  modo  de 
operación de la Iglesia, no va a estar incluido el interés personal.  

En otras palabras, la mentalidad que va a reinar en la Iglesia actual no incluye
los intereses personales. Es  decir,  que  se  termina  la  fama,  se  terminan  las  
estrellas,  se  acabó  la popularidad. Las mentalidades egocéntricas no entran 
en el propósito de Dios

-  La mentalidad  de  seguridad  personal, la mentalidad hortaliza. Esa 
mentalidad es  la  de  los ministerios  que  funcionan  en  su  propio 
control: yo siembro, yo riego, yo cuido. 
Debe hacerse realidad la palabra del apóstol Pablo, en I Corintios 3:6-9, donde 
el que siembra y el que riega ya cumplieron su etapa y tenemos que entrar en el 
crecimiento,  en  la  maduración,  ¡que  la  da  Dios!  Es la  tierra  a  la  debemos 
entrar. El Crecimiento está en el cuidado de Dios (no del hombre), con Sus ojos sobre  ti  todo el 
año.   
Una cosa que tú debes saber, es que esa mentalidad hortaliza está tanto en 
una iglesia pequeña como en una de esas bien grandototas
Esa mentalidad hortaliza no permite el Espíritu paterno de Dios de la generación de José,
de la que hablábamos. 

-  El ministerio actual es  establecer a la iglesia como Un centro de 
edificación y maduración de gente que vaya a las Naciones. Debe 
ser una Universidad Bíblica. 
En la Iglesia actual debe haber: 
a)  Tiempo de productividad constante de gente madura.
b)  Habilidad de atravesar  los muros de su propio entendimiento, que no se 
quede en lo que sabe.  

En  la  actualidad  no  debe  existir  "mi campaña", "mi programa", "mi 
ministerio", " mi culto"; o podrán existir, pero no es lo que Dios quiere. Van a 
existir,  pero  serán muertos,  como  la  congregación  del  desierto,  que  existían 
pero estaban muertos, los vivos muertos (zombis)

-  Solo  iglesias que  se  lanzan más allá  del gusto personal, más allá de 
los muros de su predilección, serán las Iglesias que podrán entrar en el 
propósito global de Dios en el globo terráqueo
La  Tierra  Prometida,  la  Iglesia,  es  esa  dimensión  espiritual  de  depósitos 
espirituales que no pueden ser contenidos en el provecho personal.  

El V. 11, nos dice que es un lugar amplio de montes y valles, la mentalidad a 
donde vamos es un lugar amplio, la mentalidad es de montes y valles. El lugar 
del mover  espiritual  a  donde  vamos  a  entrar  es un  lugar  donde  se  necesita 
una unción divina superior a la de los ministerios personales.  
Es  por  eso  que  debes  ser  cambiado  de  oveja  o  pastor  tradicional,  que  anda 
entre  las hortalizas a caballo de honor, que no cabe en  la hortaliza y necesita 
un valle y montes para correr y escarbar. 

El terreno para donde vamos: es tierra de productividad de Enero a Diciembre, 
tiempo  de  lluvia  temprana  y  tardía,  es  el  tiempo  de  Efraín.  Efraín  significa 
"doble productividad", esa es la tierra.  

Vamos  por  último  a  los  Vs.13-16,  donde  "obedeciereis  cuidadosamente..., 
amando..., y sirviéndole", no significa  tan solamente una buena adoración en 
la iglesia, es involucrarse con todo el corazón en una interacción en la iglesia, 
con toda la responsabilidad que se demanda, y los siete días de la semana.  
Una  Iglesia con una  interacción de sus miembros, de esa manera, en meses 
puede hacer cosas que en años no ha hecho. 

V.15.- Me habla de abastecimiento de parte de Dios hasta que abunde, que no 
nos va a  faltar. Y el V.16, te manda que te cuides del orgullo y de no irte trás 
de dioses ajenos. 
-  Una  iglesia  que  entiende  la  labor  que  tiene  en  sus  manos  y  corre 
impetuosamente a cumplir esa misión, tiene fuerza.  Si, esa  Iglesia  que  corre
a  cumplir  esa misión, produce  influencia  en  la sociedad,  está produciendo  
seducción  de  gobierno,  entonces  se  penetra  la sociedad y de esa manera 
entramos en la comisión


En alianza 

RUBEN JAIMES DUARTE 
reddokime@gmail.com 
rederg@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario