TRADUCTOR-TRANSLATE

jueves, 7 de abril de 2011

Libro: EL HOMBRE CELESTIAL



Tremendo, conmovedor y edificante libro autobiográfico sobre la vida Yun, uno de los cinco ancianos líderes del Movimiento de las Iglesias en las Casas de China.

Si no fuera porque conocemos algo del diablo sería difícil creer lo que la segunda potencia económica y cíentífica mundial hace, persiguiendo, encarcelando, torturando y matando brutal y cruelmente a los cristianos auténticos.

El testimonio del hermano Yun refleja la fidelidad y la bondad de Dios en su vida. Su historia trata de cómo Dios tomó a un joven medio muerto de hambre de una aldea pobre en la provincia de Henan, y lo usó para estremecer al mundo. En vez de enfocarse en los muchos milagros y experiencias de sufrimientos por los que ha pasado, prefiere centrarse en el carácter y la belleza de Jesucristo. Desea que todo el mundo sepa lo que hace Jesús, no como una figura histórica y distante, sino como el Dios todopoderoso, amoroso y omnipresente.


"En los años de 1970 la iglesia china, como un botón de rosa que ha estado cerrado por mucho tiempo, empezó a abrirse y a revelar de nuevo su belleza y vida al mundo. En ese tiempo, un joven al sur de la provincia de Henan conoció al Señor Jesucristo y dedicó su vida a seguirlo como su Señor y Maestro. Dios tomó en sus manos su vida de una manera sobresaliente. A lo largo de casi treinta años de pruebas, el hermano Yun ha visto cómo se ha derramado la gracia del Señor sobre su vida, rebosando como una bendición para muchos. Es uno de los líderes escogidos de Dios para esta generación, un gran luchador y obrero fiel. Muchas señales, prodigios y milagros le han seguido a su ministerio, dando testimonio de que es un apóstol de la fe (2ª Corintios 12:12). Es un hombre de impecable integridad y carácter, un hombre noble, un buen esposo y padre. El gozo del Señor es siempre la fortaleza del hermano Yun. Su contagiosa sonrisa es capaz de iluminar toda una habitación. Después de leer el libro del hermano Yun quedé conmovido hasta lo más profundo.Lamento muchísimo no haber conocido a este hermano amado durante más tiempo que solo los veinticinco años que hemos estado trabajando hombro con hombro en China. Doy testimonio de que cada historia en este libro es cierta. He sido testigo presencial de muchos de los sucesos descritos en estas páginas. Me siento muy honrado de ser uno de los amigos íntimos y colaboradores del hermano Yun. Aunque siempre me ha honrado como un anciano espiritual y me ha respetado como su pastor, el respeto es mutuo. Cuando me casé le pedí al hermano Yun que dirigiera la ceremonia de boda y pidiera la bendición. He leído este libro con un corazón de gratitud a Dios y lo recomiendo con sinceridad como un verdadero testimonio de las grandes cosas que Dios ha hecho en la iglesia de la China".

Xu Yongze

Presidente de los líderes de las Iglesias en Casas en China
 
 
"Leí con gozo y de un tirón todo el libro del hermano Yun, sintiendo gran emoción en mi alma y en mi corazón. Fue capaz de llevarme de vuelta a esos tiempos fervientes y me hizo recordar momentos preciosos. El hermano Yun y yo nacimos en la misma región, fuimos a la misma iglesia, trabajamos juntos en la cosecha, y lloramos, nos regocijamos y predicamos juntos; y nos rechazaron juntos. Comimos y dormimos al aire libre, permaneciendo unidos contra viento y marea. Nos amamos como hermanos de sangre. Yun y yo trabajamos juntos durante muchos años hasta que nos arrestaron en Nanyang. En la cárcel nos metieron en celdas separadas, pero gritábamos a lo largo de los pasillos de la cárcel, con la esperanza de que nuestras voces se escucharán como una fuente de aliento del uno al otro. Tratamos de pasarnos notas a fin de fortalecernos el uno al otro en la fe. El testimonio de Yun está escrito con sangre y lágrimas; su travesía ha sido una que ha encontrado muchas luchas amargas. En lugar de quejarse y gruñir, aprendió a enfrentar los obstáculos arrodillado y en oración ante Dios. Los creyentes chinos recuerdan a Yun como un hombre valiente que oraba a menudo de rodillas, con las manos levantadas en gratitud al Señor mientras las lágrimas corrían por sus mejillas. Después de muchas situaciones insoportables, Dios no solo abrió las puertas de hierro de la cárcel para Yun, sino que también le está usando como una bendición tanto para iglesias chinas como las del occidente en este nuevo siglo. El hermano Yun tiene el don de saber relacionarse con creyentes de diferentes rasfondos cristianos y con tacto llevarlos a experiencias de unidad. Como un hilo de tejer, Dios lo ha usado para combinar diferentes parches de colores en una bella tela. En los últimos años el hermano Yun y yo nos distanciamos cuando nuestros caminos nos llevaron en direcciones diferentes y a veces hasta le reprendí desde lejos. No obstante, cuando me llegaban las noticias de cómo Dios lo usaba y me enteré del camino que seguía con fidelidad, solo podía admirarlo y sonrojarme de vergüenza y de condena propia. En la iglesia china he visto muchos siervos de Dios que vienen con gran poder y autoridad, pero en el hermano Yun he visto a un siervo de Cristo que siempre viene con humildad y modestia, reflejando el corazón del Hijo del Hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos. Oro pidiendo que disfrute este libro y lo rete tanto como a mí."

Zhang Rongliang

Iglesias en casas en Fancheng, China
 
Enlace para lectura o descarga:
http://www.divinerevelations.info/heavenlyman/spanish_el_hombre_celestial_hermano_yun.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario